Rinitis alérgica

¿Qué es la rinitis alérgica?

Rinitis alérgica es el término médico que se usa para referirse a la fiebre del heno o las alergias. Una persona tiene alergia cuando su cuerpo reacciona de forma exagerada a elementos que no causan problemas a la mayoría de las personas. Estos elementos se llaman alérgenos. La reacción exagerada de su cuerpo a los alérgenos es lo que causa los síntomas.

Hay 2 formas de rinitis alérgica:

  • Estacional (fiebre del heno): Causada por una alergia al polen y/o esporas de moho en el aire. El polen es el polvo fino que proviene de las plantas con flores. Se puede transportar por el aire y se inhala fácilmente. Los síntomas son estacionales y, generalmente, se presentan en primavera, a fines del verano y en otoño.
  • Perenne: Causada por otros alérgenos como los ácaros del polvo, el pelo o la caspa de las mascotas, o el moho. Los síntomas se presentan durante todo el año.

La fiebre del heno es la forma más común de alergia. Los síntomas de la fiebre del heno son estacionales. Se sentirá peor cuando los pólenes que lo afectan estén en sus niveles más altos.

Síntomas de rinitis alérgica

Es posible que los síntomas varíen dependiendo de la gravedad de sus alergias. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Estornudos.
  • Tos.
  • Comezón (principalmente ojos, nariz, boca, garganta y piel).
  • Secreción nasal.
  • Congestión nasal.
  • Dolor de cabeza.
  • Presión en la nariz y en las mejillas.
  • Sensación de taponamiento de los oídos.
  • Dolor de garganta.
  • Ojos llorosos, rojos o hinchados.
  • Ojeras.
  • Problemas para oler.
  • Urticaria.

La rinitis alérgica puede durar varias semanas, más que un resfriado o una gripe. No causa fiebre. La secreción nasal de la fiebre del heno es aguada y clara. La secreción nasal de un resfriado o una gripe tiende a ser más espesa. La comezón (principalmente, en los ojos, nariz, boca, garganta y piel) es común con la fiebre del heno, pero no con el resfriado o la gripe. Los estornudos ocurren con más frecuencia con la fiebre del heno. Incluso puede tener ataques fuertes de estornudos.

¿Qué causa la rinitis alérgica?

Una persona tiene alergia cuando su cuerpo reacciona de forma exagerada a elementos que no causan problemas a la mayoría de las personas. Estos elementos se llaman alérgenos. Si tiene alergias, su cuerpo libera productos químicos cuando está expuesto a un alérgeno. Uno de esos químicos se llama histamina. La histamina es la defensa de su cuerpo contra el alérgeno. La liberación de histamina es lo que causa los síntomas.

La fiebre del heno es una reacción alérgica al polen. El polen proviene de árboles en flor, hierbas y malezas. Si es alérgico al polen, notará que sus síntomas son peores en los días calurosos y secos, cuando el viento transporta el polen. En días lluviosos, el polen suele quedar en el suelo, lo que significa que es menos probable que lo respire.

  • Generalmente, las alergias que se presentan en la primavera (finales de abril y mayo) se deben al polen de los árboles.
  • Las alergias que se presentan en el verano (de finales de mayo a mediados de julio) a menudo se deben al polen de césped y hierba.
  • Las alergias que se presentan en el otoño (desde finales de agosto hasta la primera helada) suelen deberse a la ambrosía.

Los alérgenos que pueden causar rinitis alérgica perenne incluyen los siguientes:

  • Moho. El moho es común en los lugares donde tiende a acumularse el agua, por ejemplo, las cortinas de baño y los sótanos húmedos. También se puede encontrar en troncos podridos, heno y mantillo. Esta alergia suele ser peor durante el clima húmedo y lluvioso.
  • Caspa de animales. La piel, la saliva y la orina de las mascotas peludas como los gatos y los perros son alérgenos. Puede exponerse a la caspa al manipular un animal o en una casa que contiene caspa de animales.
  • Polvo. Muchos alérgenos, incluidos los ácaros, se encuentran en el polvo. Los ácaros del polvo son pequeñas criaturas vivientes que se encuentran en la ropa de cama, los colchones, las alfombras y los muebles tapizados. Viven de células muertas y otras sustancias que se encuentran en el polvo del hogar.

¿Cómo se diagnostica la rinitis alérgica?

Si los síntomas interfieren con su vida cotidiana, consulte con su médico de cabecera. El médico le hará preguntas sobre sus síntomas e historial médico, y le realizará un examen físico. Mantener un registro de los síntomas durante un período puede ayudar al médico a determinar qué desencadena sus alergias.

Es posible que su médico quiera hacer una prueba cutánea de alergia para determinar a qué es alérgico. Durante una prueba cutánea de alergia, se le aplican pequeñas cantidades de alérgenos a la piel. Sentirá pequeños pinchazos, pero no es doloroso. El médico observará y registrará la forma en que su piel reacciona a cada alérgeno.

El médico también puede decidir realizar un análisis de sangre, como la prueba de radioalergoabsorbencia (RAST, por sus siglas en inglés). Esta prueba detecta en la sangre anticuerpos que determinan a qué es alérgico. Una vez que se identifican los alérgenos, usted y su médico pueden decidir cuál es el mejor tratamiento.

¿Se puede prevenir o evitar la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica no se puede prevenir. Pero puede aliviar los síntomas evitando los elementos que los provocan, por ejemplo:

  • Mantenga las ventanas cerradas. Esto es especialmente importante durante las temporadas de altos niveles de polen.
  • Lávese las manos después de acariciar animales.
  • Use ropa de cama y colchones a prueba de polvo y ácaros.
  • Use anteojos al aire libre para proteger sus ojos.
  • Dúchese antes de acostarse para eliminar los alérgenos del cabello y la piel.

También le recomendamos evitar los elementos que pueden empeorar sus síntomas, por ejemplo:

  • Aerosoles.
  • Contaminación del aire.
  • Temperaturas frías.
  • Humedad.
  • Humos irritantes.
  • Humo de tabaco.
  • Viento.
  • Humo de madera.

Tratamiento de la rinitis alérgica

Se pueden usar varios medicamentos para tratar las alergias. Su médico lo ayudará a determinar qué medicamento es mejor para usted según sus síntomas, edad y estado general de salud. Estos medicamentos ayudan a prevenir los síntomas si los usa regularmente y antes de exponerse a los alérgenos.

  • Los antihistamínicos ayudan a reducir los estornudos, el goteo nasal y la comezón de las alergias. Vienen en forma de píldora y de aerosoles nasales. Muchos son de venta sin receta. Algunos requieren una receta.
  • Los descongestivos, como la pseudoefedrina y la fenilefrina, alivian temporalmente la nariz tapada por las alergias. Los descongestivos se encuentran en muchos medicamentos y vienen en forma de píldoras, aerosoles nasales y gotas nasales. Deben usarse solo por poco tiempo. Los aerosoles y las gotas nasales no deben usarse durante más de 3 días porque puede volverse dependiente de ellos. Esto hace que se sienta aún más afectado cuando intente dejar de usarlos. Puede comprar descongestivos sin receta médica. Sin embargo, los descongestivos pueden elevar la presión arterial. Hable con su médico de cabecera antes de usarlos si tiene presión arterial alta.
  • Los inhibidores de leucotrienos son píldoras recetadas que ayudan a bloquear los leucotrienos. Los leucotrienos son otra clase de químicos que el cuerpo libera cuando se expone a los alérgenos.
  • La cromolina sódica es un aerosol nasal que ayuda a prevenir la reacción del cuerpo a los alérgenos. Puede que pasen de 2 a 4 semanas antes de que el medicamento comience a actuar. Está disponible sin receta.
  • Los aerosoles nasales con esteroides reducen la reacción de los tejidos nasales a los alérgenos que se inhalan. Ayudan a aliviar la inflamación en la nariz para que sienta menos congestión. Son los más efectivos en el tratamiento de pacientes que tienen síntomas crónicos. En la actualidad, existen muchos esteroides nasales que se venden sin receta médica. No notará sus beneficios hasta 2 semanas después de comenzar a utilizarlos.
  • Gotas para los ojos. Si los otros medicamentos no ayudan lo suficiente con los ojos llorosos y con la comezón, el médico puede recetarle gotas para los ojos. Algunos se venden sin receta.
  • Las vacunas antialérgicas o las tabletas sublinguales (también llamada inmunoterapia) son una opción para las personas que prueban otros tratamientos pero aún tienen síntomas de alergia. Estas inyecciones o tabletas solubles contienen una cantidad muy pequeña del alérgeno al que es alérgico. Se administran en un horario regular para que su cuerpo se acostumbre a los alérgenos. Esto ayuda a disminuir la sensibilidad de su cuerpo a los alérgenos. Con el tiempo, sus síntomas de alergia se volverán menos intensos.

Vivir con rinitis alérgica

Vivir con los síntomas de la rinitis alérgica puede afectar su vida cotidiana. Los síntomas nasales pueden empeorar al acostarse. Esto puede alterar su capacidad para dormir bien. La fatiga y los dolores de cabeza pueden afectar su capacidad de responder tanto en los estudios como en el trabajo. Existen muchos medicamentos y tratamientos que pueden ayudarlo a controlar sus síntomas. Hable con su médico en cuanto sienta que sus síntomas empeoran o no son fáciles de controlar. Puede ayudarlo a idear el plan correcto para controlarlos a fin de que no afecten su capacidad de tener una vida normal.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Es posible que otra cosa, como un resfriado o gripe, esté causando mis síntomas?
  • ¿Cómo averiguo a qué soy alérgico?
  • ¿Mi alergia es estacional?
  • Soy alérgico a _____. ¿Estoy en riesgo de padecer alguna otra alergia?
  • ¿Qué cambios puedo hacer en casa para aliviar mis síntomas?
  • ¿Hay alguna medicina de venta libre que alivie mis síntomas?
  • ¿Qué debo hacer si mis síntomas empeoran o no responden al tratamiento que me recetó?
  • ¿Necesito ver a un especialista en alergias (llamado alergólogo o inmunólogo)?