Descripción general

¿Qué son los queloides?

Después de tener una lesión en la piel, las células intentan repararla formando una cicatriz. En algunas personas, el tejido cicatricial sigue formándose mucho tiempo después de que la herida ha sanado. Este tejido cicatricial adicional provoca un área rojiza y elevada sobre la piel que se llama queloide. Los queloides, por lo general. no duelen, pero pueden causar comezón o ser sensibles al tacto.

Los queloides pueden desarrollarse después de que la piel se quema o se corta. También pueden desarrollarse después de hacerse una perforación corporal o un tatuaje, o después de someterse a una cirugía. A veces, los queloides aparecen 3 meses o más después de que la piel se lesiona. Algunos siguen creciendo durante años.

Causas y factores de riesgo

¿Quién tiene más probabilidades de desarrollar un queloide?

Usted tiene más probabilidades de desarrollar un queloide si:

Las personas que tienen piel oscura tienen del 15% al 20% más de probabilidades de desarrollar queloides. Determinadas áreas del cuerpo tienen más probabilidades de formar cicatrices que otras. Por lo general, los queloides se desarrollan en el pecho, los hombros, los lóbulos de las orejas y las mejillas.

  • Es de raza negra, latino o asiático.

  • Es menor de 30 años.

  • Está embarazada.

  • Es un adolescente que atraviesa la pubertad.

  • Hay antecedentes de queloides en su familia.

Tratamiento

¿Cómo se tratan los queloides?

La meta del tratamiento es aplanar el queloide. Los tratamientos incluyen lo siguiente:

Algunos de estos tratamientos son costosos y tardan en hacer efecto. Los queloides más grandes pueden eliminarse con cirugía y luego tratarse con inyecciones de corticosteroides y hojas de silicona para evitar que vuelvan a desarrollarse.

Distintos tratamientos funcionan para distintas personas. Hable con su médico sobre qué opción de tratamiento es adecuada para usted.

  • Aplicación de inyecciones de corticosteroides.

  • Congelar la cicatriz.

  • Usar hojas de silicona sobre la cicatriz.

  • Realizar terapia con láser.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir los queloides?

Las personas que tienen más probabilidades de tener queloides podrían decidir no hacerse una perforación corporal o un tatuaje. Si se perfora las orejas, debe usar pendientes a presión especiales para reducir la formación de cicatrices en los lóbulos de las orejas.

Si necesita cirugía, asegúrese de que su médico sepa que es posible que se le formen queloides. Esto es especialmente importante si la cirugía afectará un área donde hay probabilidades de que se formen cicatrices. Es posible que empezar determinados tratamientos inmediatamente después de la cirugía ayude a prevenir los queloides. Estos tratamientos incluyen inyecciones de corticosteroides y vendajes a presión para ayudar a aplanar la cicatriz.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Por qué se me formó un queloide?

  • Me someteré a cirugía. ¿Qué puedo hacer para evitar los queloides?

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?

  • ¿Necesitaré cirugía para eliminar los queloides?

  • ¿Ayudará una crema de venta libre?

  • ¿Debo evitar hacerme perforaciones corporales o tatuajes?

  • ¿Necesitaré tomar algún medicamento?

  • ¿Qué efectos secundarios podría experimentar por los medicamentos?

  • ¿Tengo riesgo alto de desarrollar queloides?

  • ¿Podría reaparecer el queloide?

Las Citas

  • Management of Keloids and Hypertrophic Scars by Gregory Juckett, MD, MPH, and Holly Hartman-Adams, MD( 08/01/09, http://www.aafp.org/afp/20090801/253.html)