Policitemia vera

Descripción general

¿Qué es la policitemia vera?

La policitemia vera (PV) es una enfermedad poco frecuente en la que el cuerpo produce demasiados glóbulos rojos. Es posible que la sangre se vuelva demasiado espesa. Esto provoca problemas de salud graves. La PV aumenta el riesgo de tener coágulos de sangre anormales, que pueden provocar un accidente cerebrovascular. Esta enfermedad se produce con mayor frecuencia en personas que tienen alrededor de 60 años o más.

¿Cómo afectará mi vida la PV?

La PV es una enfermedad grave que puede provocar la muerte, en especial si no se trata. Sin embargo, con algunos nuevos tratamientos, las personas con la enfermedad tienen vidas más prolongadas, y muchas llegan a tener una expectativa de vida normal.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la PV?

En sus primeras etapas, por lo general, la PV no provoca ningún síntoma. A medida que la enfermedad avanza, los síntomas incluyen:

Una sensación de hormigueo o de ardor en las manos y en los pies.

  • Falta de aire.

  • Mareos.

  • Comezón o rubor en la piel.

  • Fatiga.

  • Dolores de cabeza.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la PV?

La PV comienza en la médula ósea. La médula ósea es el tejido blando que está dentro de los huesos y que produce células sanguíneas. Cuando la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos, el resultado es la PV.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico si tengo PV?

Si usted tiene síntomas de PV, es posible que su médico lo examine y ordene análisis de sangre. A veces, es posible que la enfermedad se descubra por casualidad cuando se realiza un análisis de sangre por otro motivo. Su médico querrá que usted consulte a un hematólogo (un médico que trata los trastornos de la sangre) para que realice el diagnóstico. Si este sospecha que usted puede tener PV, es posible que deba realizarse una biopsia de médula ósea. Esto es cuando se extrae una pequeña parte de la médula ósea y se la examina para detectar signos de PV.

Tratamiento

¿Cuál es el tratamiento?

No hay un único tratamiento para la PV. Los médicos deben adaptar el tratamiento a cada paciente. Es posible que el tratamiento incluya una flebotomía. En este tratamiento, se extrae un poco de sangre para ayudar a mantener baja la cantidad de glóbulos rojos y para reducir el riesgo de tener coágulos de sangre. También es posible que el tratamiento incluya un medicamento que evite que la médula ósea produzca demasiados glóbulos rojos o que ayude a reducir el riesgo de tener coágulos de sangre. Los médicos también pueden tratar la comezón en la piel y el ardor que usted pueda experimentar.

No existe una cura en la actualidad para la PV. La meta es mejorar su calidad de vida tratando los síntomas y ayudando a que usted viva más.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • Me diagnosticaron policitemia vera. ¿Estoy en riesgo de tener un accidente cerebrovascular?

  • ¿Cuál es la causa de la policitemia vera?

  • ¿Cuál es el tratamiento para la policitemia vera?

  • ¿Puede curarse la policitemia vera?

  • ¿Cómo puedo prevenir las complicaciones de la policitemia vera?

  • ¿Cómo puedo aliviar los síntomas de la policitemia vera?

Las Citas

  • Polycythemia Vera by BJ Stuart, LT, MC, USNR, AJ Viera, LCDR, MC, USNR( 05/01/04, http://www.aafp.org/afp/20040501/2139.html)