Policitemia vera

Última actualización febrero 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Kyle Bradford Jones

¿Qué es la policitemia vera?

La policitemia vera (PV) es una enfermedad poco común que hace que su cuerpo produzca demasiados glóbulos rojos. Su sangre puede volverse demasiado espesa. Esto provoca graves problemas de salud. La PV aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos anormales, lo que podría provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en personas de 60 años o más.

Síntomas de la policitemia vera

En sus primeras etapas, la PV generalmente no causa ningún síntoma. A medida que la enfermedad avanza, los síntomas pueden incluir:

¿Qué causa la policitemia vera?

La PV comienza en la médula ósea. La médula ósea es el tejido blando dentro de los huesos que produce glóbulos. Cuando la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos, el resultado es la PV.

¿Cómo se diagnostica la policitemia vera?

Si tiene síntomas de PV, su médico puede examinarlo y ordenar análisis de sangre. A veces, la enfermedad puede detectarse por accidente cuando se realiza un análisis de sangre por otro motivo. Su médico querrá que consulte a un hematólogo (un médico que trata los trastornos sanguíneos) para hacer el diagnóstico. Si sospechan que puede tener PV, es posible que deba realizarse una biopsia de médula ósea. En este procedimiento se extrae una pequeña parte de la médula ósea y se examina en busca de signos de PV.

¿Se puede prevenir o evitar la policitemia vera?

La PV no puede prevenirse ni evitarse.

Tratamiento de la policitemia vera

No hay un único tratamiento para la PV. Los médicos ajustan el tratamiento a cada paciente. El tratamiento puede incluir una flebotomía. En este procedimiento, se extrae parte de su sangre para ayudar a mantener baja la cantidad de glóbulos rojos y reducir el riesgo de coágulos de sangre. El tratamiento también puede incluir un medicamento que evita que la médula ósea produzca demasiados glóbulos rojos o para ayudar a reducir el riesgo de coágulos sanguíneos. Los médicos también pueden tratar la comezón en la piel y el ardor que pueda experimentar.

Vivir con policitemia vera

La PV es una enfermedad grave que puede causar la muerte, especialmente si no se trata. En la actualidad, no existe cura para la PV. Sin embargo, existen algunos ajustes en el estilo de vida que pueden mejorar sus síntomas.

  • Hacer ejercicio. Si su médico le dice que puede, trate de hacer ejercicio moderado varias veces a la semana. Esto puede hacer que su sangre siga fluyendo libremente y disminuir el riesgo de coágulos de sangre.
  • Evite los productos de tabaco. Estos pueden hacer que el interior de los vasos sanguíneos se estreche, lo que puede provocar la formación de coágulos de sangre y llevar a un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.
  • Que su baño sea fresco. Es posible que su piel se sienta peor después de un baño o ducha caliente, así que opte por uno frío. Use un jabón suave y seque su piel con palmaditas después.
  • Beba mucha agua.

Con los tratamientos, las personas que padecen la enfermedad pueden vivir durante más tiempo, muchas veces con una vida útil normal. Los tratamientos y el control regular de su médico son una parte importante de vivir con PV.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Me diagnosticaron policitemia vera. ¿Estoy en riesgo de padecer un accidente cerebrovascular?
  • ¿Qué causa la policitemia vera?
  • ¿Cuál es el tratamiento para la policitemia vera?
  • ¿Se puede curar la policitemia vera?
  • ¿Cómo puedo prevenir las complicaciones de la policitemia vera?
  • ¿Cómo puedo aliviar los síntomas de la policitemia vera?