Mononucleosis

¿Qué es la mononucleosis?

La mononucleosis (a menudo llamada «mono») es una enfermedad contagiosa. Generalmente es causado por el virus Epstein-Barr. Se propaga a través de la saliva. Por esta razón, a veces se la llama «enfermedad del beso». Es más común en adolescentes y adultos jóvenes. Cualquier persona de cualquier edad puede contraerla.

Síntomas de la mono

Algunos de los síntomas de la mono son similares a los de un resfriado o gripe. Los síntomas a menudo no aparecen hasta 4 a 6 semanas después de haber estado expuesto al virus. Los síntomas pueden no aparecer al mismo tiempo y pueden aparecer gradualmente. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Fatiga.
  • Fatiga.
  • Dolor de garganta.
  • Debilidad general.
  • Ganglios inflamados en el cuello o las axilas.
  • Bazo o hígado inflamados.
  • Pérdida del apetito.
  • Erupción.

Los síntomas en niños pequeños son generalmente leves. Los síntomas en adolescentes y adultos jóvenes tienden a ser más graves.

¿Que causa la mono?

La mayoría de los casos de mononucleosis son causados por el virus de Epstein-Barr. El virus se encuentra en la saliva, la mucosidad y otros fluidos corporales. Se puede transmitir entre las personas de muchas maneras. Se puede transmitir a través de la exposición a la tos o al estornudo. Se puede transmitir compartiendo utensilios de comida (como vasos, cucharas y tenedores). Incluso puede transmitirse de una persona a otra a través de besos.

¿Cómo se diagnostica la mono?

Es probable que el médico primero le haga algunas preguntas sobre sus síntomas. Le hará un examen físico en busca de:

  • Ganglios linfáticos inflamados en su cuello.
  • Amígdalas inflamadas.
  • Hígado o bazo inflamados.

Es probable que su médico ordene análisis de sangre para confirmar el diagnóstico. Una prueba común utilizada para diagnosticar la mono se llama “monospot”. Algunas veces se necesitan otros análisis de sangre si los resultados de la prueba monospot no son claros.

¿Se pueden prevenir o evitar la mono?

No hay vacuna para prevenir la mono. Lo mejor que puede hacer para evitarla es mantenerse alejado de cualquier persona que sepa que la tenga. No los bese ni comparta utensilios u otros artículos personales.

Tratamiento de la mono

No hay una cura para la mono. El virus se irá por sí solo. Los síntomas generalmente duran alrededor de 4 semanas. El objetivo principal del tratamiento es aliviar sus síntomas. Aquí hay algunos pasos que puede seguir para sentirse mejor:

  • Descanse. El descanso ayuda al cuerpo a combatir la infección.
  • Beba muchos líquidos. Ayudan a prevenir la deshidratación.
  • Calme el dolor de garganta. Haga gárgaras con agua salada o chupe pastillas para la garganta, caramelos duros o postres congelados con sabor (como paletas heladas).
  • Alivie el dolor. Tome acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil, Motrin) para aliviar el dolor y la fiebre. No le dé aspirina a los niños. La aspirina se ha asociado con una enfermedad poco frecuente en niños llamada síndrome de Reye. El síndrome de Reye es una enfermedad grave que puede provocar la muerte.

¿Necesito un antibiótico?

Los antibióticos no son efectivos contra la mono. La mono es causada por un virus. Los antibióticos no funcionan contra los virus. Si tiene una infección bacteriana (como faringitis estreptocócica) además de la mono, su médico puede darle un antibiótico para tratar esa infección.

¿Qué pasa con los deportes y el ejercicio?

Evite los deportes, las actividades físicas o el ejercicio hasta que su médico le indique que está a salvo. Moverse demasiado lo pone en riesgo de romper (reventar) el bazo, especialmente si está agrandado. Deberá evitar las actividades físicas y los deportes de contacto durante aproximadamente 3 a 4 semanas después de haber tenido mono.

Vivir con mono

La mayoría de las personas se sienten mejor en 2 a 4 semanas. La fatiga puede durar varias semanas más. En algunos casos, los síntomas pueden durar 6 meses o más. Además, a veces la mono puede tener complicaciones. La principal complicación es el agrandamiento del bazo. El bazo es como una glándula grande. Está ubicado en la parte superior de su abdomen en el lado izquierdo. Ayuda a filtrar la sangre. En casos severos de mono, el bazo puede romperse (desgarrarse).

Un bazo roto es poco frecuente en personas que tienen mono. Pero es aconsejable estar atento a los signos:

  • Dolor agudo en la parte superior izquierda del abdomen (debajo del pecho izquierdo).
  • Sentirse mareado.
  • Sentirse confundido.
  • Visión borrosa.
  • Desmayos.

Otras complicaciones pueden incluir anemia, problemas del sistema nervioso o hepatitis con ictericia. Estos pueden causar síntomas que incluyen:

  • Dificultad para respirar.
  • Fiebres altas persistentes (101.5 ºF -38.6 ºC- o más).
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Debilidad en brazos o piernas.
  • Color amarillo en los ojos o la piel (ictericia).
  • Dificultad para tragar.

Llame a su médico de inmediato si nota alguno de esos síntomas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo me contagié la mononucleosis?
  • Tengo mononucleosis. ¿Deberían hacerle la prueba a mi pareja?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?
  • ¿Cuánto tiempo pasará antes de que pueda hacer ejercicio de manera segura?
  • ¿Cómo puedo asegurarme de que el resto de mi familia no se contagie mono?
  • ¿Hay algún medicamento que pueda tomar para sentirme mejor?
  • ¿Por cuánto tiempo contagiaré?
  • Si empiezo a tener dolor en el costado, ¿debo llamar al médico de inmediato?
  • Si tengo mono una vez, ¿la volveré a tener?
  • ¿Durante cuánto tiempo debe faltar a la escuela mi hijo?