Hipertensión pulmonar

Descripción general

¿Qué es la hipertensión pulmonar?

"Pulmonar" significa "en los pulmones" e "hipertensión" significa "presión arterial alta". La hipertensión pulmonar es un aumento de la presión arterial en los vasos sanguíneos que transportan sangre a los pulmones. Es un problema de salud grave.

Las arterias de los pulmones son los vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón hasta los pulmones. Si estas arterias se estrechan o se obstruyen o se dañan, no pueden transportar la cantidad de sangre necesaria. Esto impone un esfuerzo al corazón porque este tiene que trabajar mucho más para hacer pasar la sangre por los pulmones. Se acumula presión en las arterias estrechadas. Esto tiene como resultado una presión arterial alta del lado derecho del corazón y de los vasos sanguíneos que transportan sangre a los pulmones.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión pulmonar?

Es posible que la hipertensión pulmonar no provoque síntomas al principio. A medida que la enfermedad empeora, los síntomas pueden incluir los siguientes:

Los síntomas de la hipertensión pulmonar, por lo general, limitan la capacidad de una persona de hacer ejercicio y realizar otras actividades.

  • Falta de aire, con o sin actividad.

  • Tos.

  • Fatiga.

  • Mareos.

  • Dolor o presión en el pecho.

  • Latidos cardíacos rápidos.

  • Hinchazón de los tobillos, las piernas y el abdomen.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la hipertensión pulmonar?

Hay muchas cosas que pueden provocar hipertensión pulmonar. Sin embargo, a veces se desconoce la causa. Cuando la causa de la hipertensión pulmonar no es conocida, se llama hipertensión pulmonar idiopática (IPH, por sus siglas en inglés).

Cuando se desarrolla hipertensión pulmonar debido a otra afección médica, se llama hipertensión pulmonar secundaria. Los problemas respiratorios como el enfisema y la bronquitis crónica, así como la apnea del sueño, son causas comunes de hipertensión pulmonar secundaria. Otras causas incluyen las siguientes:

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico que tengo hipertensión pulmonar?

Los signos de la hipertensión pulmonar pueden ser similares a los signos de muchos otros problemas de salud. Esto hace que sea difícil diagnosticarla. Es probable que su médico realice algunas pruebas para calcular la presión de la sangre en las arterias de los pulmones y determinar cuán bien le están funcionando el corazón y los pulmones. Estas pruebas pueden incluir una radiografía de tórax, una prueba de la respiración que se llama prueba de función pulmonar y un ecocardiograma ("eco"). También es posible que su médico necesite realizar otras pruebas para averiguar si hay otra afección médica que está provocándole hipertensión pulmonar.

Tratamiento

¿Cómo se trata la hipertensión pulmonar?

Si se conoce la causa de la hipertensión pulmonar, tratar la causa podría mejorar su estado. Hacer cambios en el estilo de vida también puede ayudarlo a sentirse mejor. Si fuma, deje de hacerlo. Mantenga un peso saludable, siga una dieta nutritiva y reduzca la cantidad de estrés de su vida. Si ronca fuerte o tiene otros signos de apnea del sueño, pregunte a su médico sobre un estudio del sueño para diagnosticar esta afección. Pida a su médico que le recomiende maneras de mantenerse tan activo como sea posible.

Respirar oxígeno de un tanque puede ayudar a aliviar la falta de aire. Los medicamentos que pueden usarse para tratar la hipertensión pulmonar incluyen los siguientes:

Su médico decidirá qué tipo de medicamento es adecuado para usted.

En algunos casos, las personas que tienen hipertensión pulmonar necesitan un tratamiento quirúrgico. Las opciones de tratamiento quirúrgico incluyen un trasplante de pulmón y un tipo de cirugía cardíaca que se llama septostomía auricular.

  • Antagonistas de los receptores de la endotelina.

  • Inhibidores de la fosfodiesterasa-5.

  • Prostaciclinas.

  • Anticoagulantes (medicamentos que diluyen la sangre).

  • Bloqueantes de los canales de calcio.

  • Diuréticos (píldoras para orinar).

  • Digoxina.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cómo sabe cuál es la causa de mi hipertensión pulmonar?

  • ¿Puede tratarse la afección subyacente?

  • ¿Qué tipo de pruebas necesitaré? ¿Están cubiertas por el seguro?

  • ¿Es seguro para mí hacer ejercicio? ¿Qué tipos de ejercicio puedo hacer?

  • Tengo otros problemas de salud. ¿Afectará el tratamiento de la hipertensión pulmonar el tratamiento de los otros problemas de salud que tengo?

  • ¿Necesitaré cirugía? ¿Qué implica la cirugía?

Las Citas

  • Diagnosis and Treatment of Pulmonary Hypertension by TD Nauser, MD; SW Stites, MD( 05/01/01, http://www.aafp.org/afp/20010501/1789.html)