Hiperparatiroidismo

¿Qué es el hiperparatiroidismo?

El hiperparatiroidismo se presenta en las glándulas paratiroides. Estas son las 4 glándulas del tamaño de un chícharo que se encuentran detrás de la glándula tiroides en la parte frontal del cuello. Las glándulas producen una hormona llamada hormona paratiroidea (PTH). La hormona maneja los niveles de calcio, vitamina D y fósforo del cuerpo. La PTH ayuda a absorber el calcio de los alimentos y evita que se pierda demasiado calcio a través de la orina.

Las personas con hiperparatiroidismo producen demasiada PTH. Esto ocasiona que tengan demasiado calcio en el torrente sanguíneo y no lo suficiente en los huesos.

¿Cuáles son los síntomas del hiperparatiroidismo?

El hiperparatiroidismo no siempre produce síntomas tempranos. En algunas personas se pueden presentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Sentirse débil o cansado la mayor parte del tiempo.
  • Molestias y dolores generalizados.
  • Dolor de estómago.
  • Acidez estomacal frecuente. (El elevado nivel de calcio en la sangre puede causar que el estómago produzca demasiado ácido).
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida del apetito.
  • Dolor de huesos y articulaciones.
  • Un aumento de fracturas óseas.
  • Confusión y pérdida de la memoria.
  • Cálculos renales.
  • Micción excesiva.
  • Presión arterial alta.

¿Qué causa el hiperparatiroidismo?

Una serie de factores pueden causar que las glándulas paratiroides produzcan demasiada PTH. Entre ellos, se encuentran:

  • Un crecimiento de las glándulas paratiroides.
  • Aumento de 2 o más de las glándulas paratiroides.
  • Una afección médica, como la insuficiencia renal o el raquitismo.
  • Radiación al cuello o cabeza.

El hiperparatiroidismo también puede ser hereditario, lo que significa que viene de familia. El hiperparatiroidismo se presenta más en mujeres que hombres. Es más probable que se presente en adultos mayores y en mujeres que han pasado por la menopausia. Las personas que carecen de vitamina D corren un mayor riesgo. Esto se debe a que la vitamina D permite que el cuerpo absorba el calcio en el torrente sanguíneo. Las personas que toman litio (recetado generalmente para tratar el trastorno bipolar) también corren un mayor riesgo.

¿Cómo se diagnostica el hiperparatiroidismo?

La mayoría de los casos de hiperparatiroidismo se detectan durante los análisis de sangre de rutina. Esto se debe a que la mayoría de las personas no tienen ni reconocen los síntomas. Cuando el médico realiza un análisis de sangre, se verifica el nivel de calcio. Si es alto, se observa la cantidad de PTH que hay en la sangre.

Una vez que el médico confirma el diagnóstico, puede que se realicen más pruebas. Estas pueden ayudar a encontrar la causa de la afección. Una tomografía computarizada busca si hay crecimientos en las glándulas paratiroides. La prueba también puede detectar depósitos de calcio en los riñones y el tracto urinario. También se deben considerar otras causas del aumento del calcio, como algunos medicamentos o el cáncer.

¿Se puede prevenir o evitar el hiperparatiroidismo?

No se puede prevenir o evitar el hiperparatiroidismo.

Tratamiento para el hiperparatiroidismo

El tratamiento para el hiperparatiroidismo depende de la causa.

Si tiene un crecimiento en la glándula paratiroides, es probable que requiera de una cirugía. Una vez que el médico extirpa el crecimiento, no debería regresar. Sus síntomas deberían desaparecer al primer mes después de la cirugía. Su nivel de calcio en la sangre puede ser demasiado bajo al principio. Esto puede tratarse con medicamentos. La cirugía también se puede recomendar para personas que tienen síntomas de moderados a severos. El médico extirpará las glándulas que son hiperactivas.

Si tiene síntomas leves o nulos, los medicamentos pueden ser la mejor forma de tratamiento. Los medicamentos pueden tratar algunos pero no todos los síntomas del hiperparatiroidismo.

Si la causa es una afección médica, el tratamiento está dirigido a controlar la afección subyacente.

Hable con su médico sobre las opciones de tratamiento si está embarazada. No querrá que su bebé tenga deficiencia de calcio. Esto es muy perjudicial para su desarrollo.

Vivir con hiperparatiroidismo

La mayoría de las personas se sienten mucho mejor después del tratamiento una vez que los síntomas han desaparecido. Su médico querrá continuar con las pruebas de rutina. Un análisis de sangre verifica sus niveles de calcio y de PTH. Una radiografía ósea o una prueba de densidad mineral ósea (DXA) pueden verificar la pérdida ósea. Se pueden realizar otras pruebas cuando sea necesario según la causa.

Es muy importante mantener el nivel de calcio en la sangre tanto como sea posible. Normalmente, la cantidad de calcio que ingresa a los huesos es igual a la cantidad de calcio que sale de los huesos. Si tiene hiperparatiroidismo, sale más calcio de los huesos del que ingresa. Esto puede conducir a una disminución de la masa ósea. Los huesos débiles se rompen más fácilmente y sanan más lentamente que los huesos en estado normal.

El calcio de los huesos ingresa al torrente sanguíneo y causa que haya demasiado calcio en la sangre. Esto puede conducir a la hipertensión arterial. También puede ocasionar cálculos renales, porque sus riñones están tratando de filtrar el calcio adicional que hay en la sangre.

Si tiene hiperparatiroidismo, no debe incluir demasiado o muy poco calcio en su dieta. Trate de consumir alrededor de 800-1,000 mg por día. También debe limitar su consumo de vitamina D a menos de 600 UI por día. Su médico puede darle más información sobre el consumo de estos nutrientes. Beba mucha agua para prevenir los cálculos renales. El ejercicio regular ayuda a fortalecer los huesos. No fume. Fumar aumenta su riesgo a que se presenten ciertos problemas, incluida la pérdida ósea.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi hiperparatiroidismo?
  • ¿Cuáles son los resultados de mis análisis de sangre y qué significan los resultados?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento? ¿Necesitaré cirugía?
  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de la cirugía?
  • ¿Tendré que tomar medicamentos? Si es así, ¿por cuánto tiempo?
  • ¿Cuándo puedo esperar un alivio de mis síntomas?
  • ¿Hay algún cambio en el estilo de vida que pueda hacer para ayudar a controlar la afección?
  • ¿Estoy en riesgo de tener problemas de salud a largo plazo?