Fiebre miliaria

Descripción general

¿Qué es la fiebre miliaria?

La fiebre miliaria, que también se llama miliaria o sarpullido por calor, es una irritación de la piel que pica y provoca el enrojecimiento de la piel. Si tiene fiebre miliaria, es posible que sienta comezón en la piel, que se formen pequeñas protuberancias y que sienta un dolor que "pica" y que provoca hormigueo.

La fiebre miliaria se produce con más frecuencia en climas cálidos y húmedos. Si usted suda demasiado, el sudor puede quedar atrapado debajo de la piel y obstruir las glándulas sudoríparas. Si los poros no pueden liberar el sudor, es posible que usted desarrolle un sarpullido.

Síntomas

¿Dónde es más probable que aparezca la fiebre miliaria?

Es más probable que la fiebre miliaria aparezca en lugares donde la piel se toca con la piel, como los siguientes:

  • Cuello.

  • Ingle.

  • Debajo de los senos.

  • En los pliegues de los codos.

  • Axilas.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la fiebre miliaria?

La fiebre miliaria es más común en recién nacidos y lactantes, pero también puede afectar a los adultos. Por lo general, se desencadena por sudoración excesiva, por tener una temperatura corporal alta, por abrigarse demasiado o estar en un entorno muy caluroso. Los bebés que están abrigados con demasiada ropa y las personas que no están acostumbradas a los climas cálidos tienen mayores probabilidades de tener fiebre miliaria.

Tratamiento

¿Cómo puedo tratar la fiebre miliaria?

El tratamiento más eficaz para la fiebre miliaria es mantener la piel fresca y seca.

Si su sarpullido es grave, es posible que su médico recete una loción para ayudar a aliviar el dolor o las molestias.

  • Refrésquese. Evite los lugares cálidos y húmedos. Si es posible, permanezca en áreas con aire acondicionado o use ventiladores para hacer que el aire circule. Use compresas frías para bajar la temperatura de la piel afectada.

  • Séquese. Mantenga seca la piel irritada. Use un ventilador para secar la piel en forma más rápida y para reducir la sudoración.

  • Reduzca la fricción. Use ropa suelta para evitar la irritación provocada por el roce de la ropa contra la piel.

  • Trate la fiebre. Si tiene fiebre, trátela con un fármaco de venta libre, como acetaminofén (marca: Tylenol) o ibuprofeno (algunas marcas: Advil, Motrin), según las instrucciones del envase.

¿Cuándo debo ir al médico?

En la mayoría de los casos, la fiebre miliaria desaparece por sí sola. Si la fiebre miliaria no desaparece después de 3 ó 4 días, o si parece empeorar, hable con su médico. En algunos casos, es posible que la fiebre miliaria sea provocada por una infección. Consulte a su médico si la comezón es grave o si el área del sarpullido se hincha o supura. Si se siente mareado, si siente náuseas o se siente confundido, o si tiene problemas para respirar, diríjase a la sala de emergencias de inmediato. Estos síntomas pueden ser signos de enfermedades graves relacionadas con el a calor, como agotamiento por calor o insolación.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir la fiebre miliaria?

En climas cálidos, vístase usted o vista a su bebé con ropa de algodón liviana. El algodón ayuda a absorber la humedad y a mantenerla alejada de la piel.

Si hace calor, encienda el aire acondicionado o use un ventilador para que lo ayuden a mantenerse fresco y seco.

Evite usar polvos para bebés y cremas. Estos pueden obstruirle los poros y, en realidad, acalorarle la piel.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Existe algún tratamiento que ayudará?

  • ¿Qué puedo hacer en el hogar para sentirme más cómodo?

  • ¿Debo dejar sin pañal a mi bebé para ayudar a que se vaya la fiebre miliaria?

  • ¿Debo usar una pomada para pañales con mi hijo?

  • ¿Qué provocó mi fiebre miliaria?

  • ¿Debo dejar de hacer ejercicio hasta que se vaya la fiebre miliaria?

  • ¿Cuál es la mejor manera de prevenir la fiebre miliaria?