Fibromialgia

Descripción general

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es un síndrome (una serie de síntomas) que provoca dolor en ambos lados del cuerpo y por encima y por debajo de la cintura. Hay áreas que se llaman "puntos sensibles" que pueden ser especialmente dolorosos cuando se les aplica presión. Algunos puntos sensibles comunes son la parte trasera de la cabeza, los codos, los hombros, las rodillas, las articulaciones de la cadera y el área que rodea el cuello.

La fibromialgia afecta a alrededor de 6 millones de personas en los Estados Unidos. Es más común en las personas de entre 35 y 60 años. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener fibromialgia. Es posible que este síndrome sea hereditario (lo que significa que se transmite de padres a hijos). Es posible que tenga familiares con síntomas similares.

La fibromialgia es real

La fibromialgia es una afección a menudo incomprendida. Pero los síntomas no son "simplemente imaginarios". Investigaciones científicas han demostrado que la fibromialgia es un síndrome real que provoca dolor real. No permita que nadie lo disuada de obtener un diagnóstico y un tratamiento para sus síntomas.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia?

Los síntomas de la fibromialgia pueden incluir los siguientes:

Las personas que tienen fibromialgia a menudo también tienen uno o más de los siguientes síntomas:

  • Aumento de la sensibilidad al dolor.

  • Un dolor sordo o un ardor profundo que empeora debido a la actividad, al estrés, a cambios de clima o a otros factores.

  • Rigidez o espasmos musculares.

  • Dolor que se mueve por el cuerpo.

  • Sensación de entumecimiento u hormigueo en las manos, los brazos o las piernas.

  • Sentirse muy cansado o fatigado (sin energía), incluso cuando duerme lo suficiente.

  • Problemas para dormir.

  • Ansiedad.

  • Depresión.

  • Síndrome del intestino irritable.

  • Síndrome de las piernas inquietas.

  • Aumento de la sensibilidad a los olores, las luces fuertes, los ruidos fuertes o los medicamentos.

  • Dolores de cabeza, migrañas o dolor de mandíbula.

  • Boca u ojos secos.

  • Mareos y problemas para mantener el equilibrio.

  • Problemas de memoria o de concentración (que se llaman a veces "fibroniebla").

  • En el caso de las mujeres, periodos menstruales dolorosos.

¿Por qué me siento deprimido?

Es posible que se produzcan depresión o ansiedad como resultado del dolor y la fatiga constantes, o de la frustración que le provoca la afección. También es posible que los mismos desequilibrios químicos en el cerebro que provocan cambios en el estado de ánimo también contribuyan a la fibromialgia.

¿Provoca daño permanente la fibromialgia?

No. Aunque la fibromialgia provoca síntomas que pueden ser muy dolorosos e incómodos, los músculos y los órganos no están siendo dañados. Esta afección no pone la vida en peligro, pero sí es crónica (constante). Aunque no existe una cura, existen muchas medidas que puede tomar para sentirse mejor.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo diagnosticará mi médico la fibromialgia?

En su cita, su médico le hará preguntas sobre sus antecedentes médicos personales y familiares. Asegúrese de decirle a su médico si algún miembro de su familia inmediata ha tenido síntomas similares o si se le ha diagnosticado fibromialgia. Su médico también necesitará saber qué medicamentos, vitaminas o suplementos está tomando.

Le preguntará sobre sus síntomas y sobre cuánto tiempo hace que los tiene. Es muy importante darle a su médico una descripción clara y detallada de sus síntomas. Antes de ir a su cita, escriba una lista completa de los problemas que está teniendo. Asegúrese de describir exactamente qué tipo de dolor tiene (por ejemplo, si es un dolor sordo o agudo) y dónde ha estado sintiendo dolor. Dígale a su médico si el dolor viene y va, y qué factores hacen que se sienta mejor o peor.

Si ha tenido problemas para dormir o fatiga, dígale a su médico cuánto tiempo hace que tiene este problema. Es posible que su médico le pregunte si se ha sentido ansioso o deprimido desde que comenzaron sus síntomas.

Su médico también le realizará un examen físico. Esto podría incluir que le apliquen presión en los puntos sensibles del cuerpo. Es posible que su médico haga pruebas (por ejemplo, análisis de sangre) para asegurarse de que no tenga una de las otras afecciones que tienen síntomas similares a la fibromialgia. Su médico también querrá asegurarse de que no haya ningún otro problema que le esté provocando dolor.

¿Es difícil diagnosticar la fibromialgia?

Desafortunadamente, a algunas personas que tienen fibromialgia puede tomarles años recibir el diagnóstico correcto. Esto puede suceder por muchos motivos. Los principales síntomas de la fibromialgia son el dolor y la fatiga. Estos también son síntomas comunes de muchos otros problemas de salud, como el síndrome de fatiga crónica, el hipotiroidismo y la artritis. En la actualidad, no existen análisis de laboratorio ni radiografías que puedan diagnosticar la fibromialgia.

Es posible que a su médico le tome algún tiempo entender todos sus síntomas y descartar otros problemas de salud para poder hacer un diagnóstico preciso. Como parte de este proceso, es posible que su médico de familia consulte a un reumatólogo (un médico que se especializa en el dolor en las articulaciones y los tejidos blandos).

Tratamiento

Me diagnosticaron fibromialgia. ¿Qué debo hacer ahora?

La fibromialgia es una afección crónica. Esto significa que afecta a las personas durante un período prolongado, posiblemente de por vida. Habrá ocasiones en las que tenga un "brote" de fibromialgia y los síntomas empeoren. En otras ocasiones se sentirá mucho mejor. La buena noticia es que los síntomas pueden manejarse.

Es importante tener un equipo de atención médica que entienda la fibromialgia y que tenga experiencia en su tratamiento. Es probable que su equipo incluya a su médico de familia, a un reumatólogo (un médico que se especializa en el dolor en las articulaciones y los tejidos blandos) y un fisioterapeuta. Otros profesionales de la atención médica podrían ayudarlo a manejar otros síntomas, como problemas en el estado de ánimo o el sueño. Sin embargo, el miembro más importante de su equipo de atención médica es usted. Cuanto más participe en su propia atención, mejor se sentirá.

¿Cómo asumo un rol activo en mi atención médica?

Actualmente, no existe una cura para la fibromialgia. Su atención se concentrará en ayudarlo a minimizar el impacto de la fibromialgia sobre su vida y en tratar sus síntomas. Su médico puede recetarle medicamentos para ayudarlo con el dolor, pero existen otras cosas que deberá hacer para aliviar sus síntomas. Esto se llama "automanejo".

El automanejo significa asumir la responsabilidad de hacer lo necesario para manejar la fibromialgia en forma eficaz. Es importante que sea responsable sobre su salud. Las recomendaciones sobre el tratamiento que realice su médico no darán ningún resultado si usted no las sigue. Su médico no puede tomar decisiones por usted ni cambiar su conducta. Solo usted puede hacerlo.

En el automanejo, usted y su equipo de atención médica trabajan juntos para su atención. Su equipo de atención médica puede proporcionar asesoría e información valiosas para ayudarlo a manejar la fibromialgia. Sin embargo, no existe un único plan de tratamiento que funcione en forma óptima para todas las personas que tienen fibromialgia. Usted tendrá que trabajar con su equipo de atención para crear un plan que sea adecuado para usted. Al fin y al cabo, nadie sabe más que usted sobre sus sentimientos, sobre sus acciones ni sobre cómo lo afectan los síntomas de la fibromialgia.

¿Cómo puede ayudar el automanejo?

Las siguientes son algunas maneras en las que puede asumir un rol activo en el manejo de los síntomas de la fibromialgia:

Mantenga una perspectiva saludable

Trabaje con su equipo de atención médica para elegir metas realistas y a corto plazo para manejar sus síntomas. Concéntrese en lo que puede hacer hoy para sentirse mejor. Dígale a su médico si se ha sentido deprimido o ansioso. Estos sentimientos son comunes entre las personas que viven con el dolor y la frustración de la fibromialgia. Es posible que su médico le sugiera que realice terapia cognitiva conductual, que ayuda a reemplazar pensamientos negativos con pensamientos positivos.

Encuentre apoyo

No tenga miedo de pedir la ayuda que necesita para manejar la fibromialgia. El apoyo puede provenir de su equipo de atención médica, así como de amigos y familiares. Por ejemplo, usted podría pedirle a un amigo que sea su compañero para hacer ejercicio. También existen grupos de apoyo específicamente para las personas que tienen fibromialgia.

Tome los medicamentos exactamente según las indicaciones

Es posible que su médico le recete medicamentos para reducir el dolor, mejorar su estado de ánimo y ayudarlo a dormir mejor. Pregunte a su médico o farmacéutico sobre cada medicamento y por qué lo está tomando. Asegúrese de tomar todos los medicamentos conforme a las instrucciones de su médico.

Haga ejercicio

Una de las mejores medidas que puede tomar si tiene fibromialgia es realizar ejercicio moderado en forma regular. El ejercicio puede reducir el dolor, darle más energía, reducir el estrés y ayudarlo a dormir mejor. Si no está acostumbrado a hacer ejercicio, asegúrese de hablar con su médico antes de empezar. Si tiene un fisioterapeuta en su equipo de atención médica, este puede ayudarlo a desarrollar una rutina de ejercicio adecuada para usted. Por lo general, lo mejor es empezar con ejercicio aeróbico de bajo impacto (por ejemplo, caminar o hacer ejercicios aeróbicos en el agua) durante un período corto algunos días a la semana. A medida que disminuye el dolor y aumenta su energía, puede aumentar en forma gradual la intensidad y la frecuencia del ejercicio.

Reconozca el estrés y tome medidas para reducirlo

Debido a que el estrés puede hacer que los síntomas de la fibromialgia empeoren, es importante reconocer las ocasiones en las que se siente estresado. Los signos del estrés pueden incluir una sensación de tensión en los hombros o el cuello, malestar estomacal o dolor de cabeza. Desafortunadamente, no existe una manera de librarse por completo del estrés en la vida. Sin embargo, puede concentrarse en cambiar la manera en la que reacciona al estrés. Por ejemplo, podría dedicar un tiempo todos los días para practicar técnicas de respiración profunda o de meditación.

Establezca hábitos de sueño saludables

La falta de sueño puede hacer que los síntomas de la fibromialgia empeoren. Y el aumento de dolor puede hacer que sea difícil dormir bien. Para evitar quedar atrapado en este ciclo, intente tener hábitos de sueño saludables. Evite la cafeína y el alcohol antes de acostarse, vaya a la cama y despierte a la misma hora todos los días (incluidos los fines de semana) y limite las siestas durante el día.

Entre en una rutina

Muchas personas que tienen fibromialgia se sienten mejor cuando su programa sigue un patrón de rutina. Por lo general, esto significa que todos los días comen a las mismas horas, van a la cama y se despiertan a la misma hora y hacen ejercicio a la misma hora. Intente mantener sus programas de los fines de semana y de los días festivos lo más similares posible a su programa de los días de semana.

Haga elecciones saludables sobre el estilo de vida

Al tomar elecciones saludables, tendrá más energía, se sentirá mejor y reducirá el riesgo de tener otros problemas de salud. Siga una dieta saludable y equilibrada. Limite la cantidad de alcohol que bebe. Si usa productos derivados del tabaco, deje de hacerlo. Si tiene sobrepeso, baje de peso.

¿Qué medicamentos podría recomendar mi médico para ayudar con mis síntomas?

Existen varios medicamentos que pueden ayudar a reducir los síntomas de la fibromialgia. Muchos de estos medicamentos se toman antes de acostarse y ayudan a reducir el dolor y mejorar el sueño.

Es posible que su médico le recomiende tratar los síntomas con acetaminofén (una marca: Tylenol) en primera instancia. También es posible que le recete otro medicamento para tomar, incluidos el tramadol, la duloxetina, el milnaciprán y la pregabalina. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (que incluyen el ibuprofeno, la aspirina y el naproxeno) por lo general no son eficaces para el tratamiento de la fibromialgia cuando se toman solos.

Otras organizaciones

Bibliografia

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cómo sabe que la fibromialgia está provocando mis síntomas?

  • ¿Cuál puede haber sido la causa de mi fibromialgia?

  • ¿Necesitaré tomar medicamentos? ¿Interactuarán con otros medicamentos que tomo?

  • ¿Ayudarán a aliviar mis síntomas las terapias alternativas (masajes, acupuntura, yoga, etc.)?

  • ¿Qué debo hacer si mis síntomas no responden al tratamiento o empeoran?

  • ¿Cómo les hablo a otras personas sobre mi afección? ¿Cómo explico que el dolor que siento es real?

  • ¿Existe algún grupo de apoyo local para las personas que tienen fibromialgia?

Una nota importante sobre su atención

Tendrá que seguir las recomendaciones de su médico con atención. Hacer cambios en el estilo de vida y los hábitos diarios puede ayudarlo a sentirse mejor. Recuerde que su tratamiento no tendrá la misma eficacia si no asume un rol activo en su atención médica.

Las Citas

  • Treating Fibromyalgia by PJ Millea, M.D., M.S., and RL Holloway, PH.D.( 10/01/00, http://www.aafp.org/afp/20001001/1575.html)

  • Mayo Clinic. Fibromyalgia. Accessed 04/11/11

  • National Center for Biotechnology Information, U.S. National Library of Medicine. Fibromyalgia. Accessed 04/11/11

  • National Fibromyalgia Association. About fibromyalgia. Accessed 04/11/11

  • National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases, National Institutes of Health, U.S. Department of Health and Human Services. Fibromyalgia. Accessed 04/11/11

  • American College of Rheumatology. Fibromyalgia. Accessed 04/11/11

  • The American Fibromyalgia Syndrome Association, Inc. What is fibromyalgia?. Accessed 04/11/11