Descripción general

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es un problema digestivo común que le dificulta tener una evacuación intestinal. Tener una evacuación intestinal también se conoce como "evacuar".

Ya que los alimentos que ingiere pasan por su tracto digestivo, su cuerpo toma los nutrientes y el agua de la comida. Este proceso forma heces, que se mueven a través de sus intestinos con las contracciones musculares del tracto digestivo (movimientos para expulsar). Si está estreñido, es probable que sus evacuaciones intestinales no sean frecuentes. Las heces pueden ser muy duras, lo cual dificulta evacuarlas y hacen que usted deba pujar. O es posible que todavía sienta la necesidad de tener una evacuación intestinal incluso después de haber tenido una.

El estreñimiento no es una enfermedad. La mayoría de personas experimentan el estreñimiento en algún momento de sus vidas. Por lo general, desaparece y no es grave. Si padece de estreñimiento crónico (frecuente), hable con su médico al respecto. El estreñimiento crónico puede ser síntoma de un problema con su dieta o problema de salud.

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento?

Los síntomas del estreñimiento pueden incluir:

  • Sentir que todavía necesita tener una evacuación intestinal incluso después de haber tenido una

  • Sentir que sus intestinos o recto están bloqueados

  • Tener heces duras, secas que son difíciles de evacuar

  • Tener menos de 3 evacuaciones intestinales por semana

  • Pujar para tener una evacuación intestinal

¿Con qué frecuencia debo tener una evacuación intestinal?

Es diferente para cada persona. No todas las personas tienen una evacuación intestinal una vez al día. No es verdad que debe tener una evacuación intestinal diaria para que se considere como "normal". Un rango normal está entre 3 veces al día y 3 veces a la semana. Es posible que se vuelva estreñido si comienza a tener evacuaciones intestinales con menos frecuencia de lo que solía tenerlas o si es difícil evacuar las heces.

¿Cómo sé que mi hijo está estreñido?

Los síntomas de estreñimiento son los mismos para los niños y adultos. Para algunos niños, es normal evacuar las heces de vez en cuando. Si su hijo(a) está estreñido(a) o no, depende de con qué frecuencia él o ella tienen una evacuación intestinal y qué tan fácil es para ellos tenerla. Si las heces de su hijo(a) son suaves y fáciles de evacuar, no se preocupe de que no vaya al baño en algunos días. Si las heces de su hijo son duras y difíciles de evacuar, es probable que su hijo esté estreñido.

¿Debo ir al médico?

Probablemente no. La mayoría de casos de estreñimiento se tratan en casa con facilidad al hacer algunos cambios saludables en el estilo de vida. Sin embargo, hable con el médico de su familia si los síntomas son graves o si:

  • El estreñimiento es nuevo e inusual para usted

  • Está estreñido durante 3 semanas o más a pesar del tratamiento en casa (es decir, cambios en la dieta)

  • Tiene dolor abdominal

  • Pierde peso sin ningún motivo

  • Observa que hay sangre en las heces

Causas y factores de riesgo

¿Qué provoca el estreñimiento?

Normalmente, el estreñimiento ocurre cuando las heces pasan muy lentamente por sus intestinos. Esto ocasiona que las heces se vuelvan duras y secas. Varios factores pueden ocasionar que sus intestinos disminuyan la velocidad de movimiento, incluyendo:

  • No incluir suficiente fibra en su dieta: American Dietetic Association recomienda que los adultos coman de 20 a 35 gramos de fibra al día. La mayoría de personas ingieren menos de eso. Consulte la sección Tratamiento para saber cómo incluir más fibra en su dieta.

  • No incluir suficientes líquidos en su dieta: Los líquidos agregan fluido al intestino y forman parte de las heces. Si no bebe suficientes líquidos, las heces se pueden secar más rápido.

  • No tener suficiente actividad física: Los médicos no saben la razón, pero practicar ejercicio regularmente parece ayudar a sus intestinos a trabajar de forma adecuada.

  • Ignorar las ganas de tener una evacuación intestinal: Si con frecuencia ignora las ganas de tener una evacuación intestinal, es probable que eventualmente deje de sentir la necesidad de tener una. Esto puede provocar que las heces se acumulen en el intestino, formando heces más largas que son más difíciles de evacuar.

  • Medicamentos: Ciertos medicamentos pueden provocar estreñimiento. Esto es muy común con el medicamento sedante para el dolor, por ejemplo. Si observa que el estreñimiento ocurre después de tomar un nuevo medicamento, hable con su médico. El uso frecuente de laxantes también puede provocar estreñimiento. Cuando usa laxantes con frecuencia, se puede volver dependiente de ellos. Esto significa que debe tomar el laxante para que sus intestinos trabajen como deberían hacerlo.

  • Cambios de vida o cambios en su rutina diaria: Los eventos de la vida tales como el embarazo y envejecimiento, y los cambios de rutina como viajar, pueden provocar estreñimiento.

  • Problemas intestinales: Los problemas intestinales tales como la obstrucción, los tumores, el síndrome del intestino irritable o la disfunción del suelo de la pelvis pueden ocasionar estreñimiento.

  • Ciertas enfermedades: Ciertas enfermedades, tales como esclerosis múltiple, apoplejía, diabetes, hipotiroidismo y lupus también pueden provocar estreñimiento.

¿Qué provoca estreñimiento en los niños?

El estreñimiento en los niños es provocado por muchas de las mismas causas que lo ocasionan en los adultos (vea la lista anterior). Por ejemplo, es probable que ocurra cuando su hijo no bebe suficiente agua, leche u otros líquidos, o si su hijo no come una dieta saludable que incluye suficiente fibra.

El estreñimiento también puede comenzar cuando su bebé cambia de tomar leche materna a fórmula, a leche entera de vaca y cuando cambia de comida de bebé a alimentos sólidos. Algunas veces el estreñimiento sucede después de que su hijo ha estado enfermo o ha tomado algunos medicamentos. No debería preocuparse si su hijo se vuelve estreñido durante un período breve. El estreñimiento es común en los niños y por lo general desaparece por sí solo. Los niños pequeños que tienen estreñimiento crónico, con frecuencia ignoran las ganas de tener una evacuación intestinal. Es posible que su hijo no quiera interrumpir el juego, que tenga miedo o sienta vergüenza de pedirle permiso al maestro para ir al baño o de utilizar un baño público. Cuando un niño evita las evacuaciones intestinales, las heces se acumulan en el tracto intestinal inferior. Las heces se vuelven más grandes y duras. El paso de las heces puede ser doloroso y hace que los niños deseen aún más no tener una evacuación intestinal.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo diagnostica mi médico el estreñimiento?

Su médico probablemente hará un examen físico y le preguntará acerca de los síntomas. Si tiene estreñimiento frecuente, puede ayudar a su médico si lleva un registro diario de sus evacuaciones intestinales. Si usted es padre/madre, es posible que desee llevar un registro de las evacuaciones intestinales de su hijo. En el registro debe incluir:

Dependiendo de la frecuencia y severidad de sus síntomas, es probable que el médico también desee realizar otras pruebas, tal como un examen rectal, exámenes de sangre, rayos X o colonoscopía.

  • Cuándo usted o su hijo tuvieron una evacuación intestinal

  • Cómo se veían las heces, es decir el tamaño y la consistencia, y si tenían sangre

  • Cualquier otro síntoma digestivo que usted o su hijo puedan tener, tal como dolor estomacal, falta de apetito, pujar durante las evacuaciones intestinales, etc.

  • Hábitos para ir al baño, es decir si con frecuencia ignora las ganas de tener una evacuación intestinal o si parece que su hijo está evitando ir al baño

Tratamiento

¿Cómo se trata el estreñimiento?

El tratamiento depende de qué es lo que le ocasiona el estreñimiento. Para la mayoría de personas, comer una dieta saludable, ingerir suficiente fibra, hacer ejercicio regularmente y beber suficientes líquidos son la clave para curar el estreñimiento.

¿Cómo puedo ingerir más fibra?

Se sugiere que los hombres de 50 años de edad y más jóvenes consuman por lo menos 38 gramos de fibra al día, mientras que las mujeres de 50 años y más jóvenes deben consumir por lo menos 25 gramos al día. Para agregar fibra a su dieta, elija o agregue alimentos ricos en fibra a su dieta. Si está agregando fibra a su dieta, comience a aumentar la cantidad de forma lenta y gradual. Esto le ayudará a reducir los gases y la distensión abdominal. Asegúrese de beber bastante agua también.

Los alimentos ricos en fibra incluyen:

También se pueden utilizar complementos de fibra:

  • Frijoles (frijoles blancos, rojos y pinto)

  • Frutas secas (ciruela pasa, albaricoque e higos)

  • Frutas y vegetales frescos (coma por lo menos 2 tazas de fruta y 2 ½ tazas de vegetales al día)

  • Salvado de trigo no procesado (pruébelo como complemento sobre el yogurt o fruta)

  • Cereales no refinados para el desayuno

  • Pan integral y arroz integral (elija estos en lugar del pan o arroz blanco)

  • Linaza

  • Los productos que contienen psilio están disponibles en polvo y otras formas (los ejemplos incluyen el Metamucil y otros)

¿Debo utilizar laxantes?

Si sus síntomas de estreñimiento son leves, es probable que no necesite un laxante. Si utiliza los laxantes de forma incorrecta o por mucho tiempo, estos pueden hacer que se vuelva dependiente de ellos. Esto significa que debe tomar un laxante para tener una evacuación intestinal.

Si sus síntomas de estreñimiento son graves o si los cambios en su estilo de vida no ayudan a aliviar los síntomas, pregunte a su médico si debería tomar un laxante. Su médico le recomendará el laxante correcto y le dará indicaciones sobre cómo y cuándo tomarlo.

¿Qué otros tratamientos me puede recomendar el médico?

Dependiendo de la causa del estreñimiento, la gravedad de los síntomas y la efectividad de otros tratamientos, su médico también puede recomendar:

  • Medicamento con receta médica, tal como lubiprostona, para ayudar a aliviar los síntomas

  • Procedimientos para ayudar a evacuar las heces del intestino

  • Cirugía, que rara vez es necesaria para remover el intestino dañado

  • Otros tratamientos para tratar la causa del estreñimiento

¿Qué puedo hacer si mi hijo está estreñido?

Existen muchas cosas que puede hacer para ayudar a su hijo:

  • Dieta. Puede empezar por aumentar la cantidad de líquido que su hijo bebe al día. Si su bebé come cereal, puede intentar agregarle un poco de jugo de ciruela. Si tiene un(a) hijo(a) mayor, asegúrese de que ella o él beban bastante agua. También puede darle a su hijo jugo de ciruela, cereal integral, frutas y vegetales para aumentar la cantidad de fibra en su dieta y ayudarle a tener evacuaciones intestinales. Evite darle a su hijo dulces y azúcares refinadas.

  • Instrucción sobre los hábitos intestinales. Enséñele a su hijo(a) a ir al baño cuando él o ella sientan por primera vez ganas de tener una evacuación intestinal. Usted puede ayudar a su hijo a establecer un hábito intestinal regular al pedirle que se siente en el inodoro por al menos 10 minutos, casi a la misma hora todos los días, preferiblemente después de comer. Asegúrese de que su hijo pueda colocar sus pies firmemente sobre el suelo mientras está sentado en el inodoro. Si esto no es posible, coloque un taburete en frente del inodoro. Mientras su hijo está sentado en el inodoro, puede dejar que su hijo lea un libro de cuentos o que escuche la radio.

  • Inicie un programa de recompensa. Comience a recompensar a su hijo por solo sentarse en el inodoro. Por ejemplo, si su hijo se sienta en el inodoro a la hora programada, recompénselo con su actividad favorita. Si su hijo tiene una evacuación intestinal, felicítelo y recompénselo. Evite utilizar la comida como recompensa. Es posible que a los niños pequeños les guste ser recompensados con calcomanías o estrellas en una tabla. A los niños mayores les podría gustar acumular puntos para obtener una mayor recompensa, como ir al cine o al parque.

  • Medicamento. Si otros tratamientos no ayudan, pregunte al médico si su hijo se puede beneficiar de tomar un laxante por poco tiempo. Hay muchos laxantes disponibles para tratar el estreñimiento en niños. La opción del laxante depende de la edad de su hijo y qué tan grave es el estreñimiento. Pídale al médico de su familia que le sugiera un nombre de marca y que le indique la dosis.

¿Debo usar laxantes?

En general, intente evitar los laxantes. No están diseñados para un uso a largo plazo. Una excepción a esto son los laxantes formadores de masa.

Los laxantes formadores de masa funcionan en forma natural para agregar masa y agua a las heces, a fin de que puedan atravesar con más facilidad los intestinos. Los laxantes formadores de masa se pueden utilizar todos los días. Estos incluyen salvado de avena, psilio (una marca: Metamucil), policarbofila (una marca: FiberCon) y metilcelulosa (una marca: Citrucel).

¿Cómo se utilizan los laxantes formadores de masa?

Usted debe utilizar los laxantes formadores de masa en forma diaria para que funcionen. Siga las instrucciones de la etiqueta. Empiece en forma lenta y beba abundante cantidad de líquido. Aumente en forma gradual la cantidad que utiliza cada 3 a 5 días (a medida que el cuerpo se acostumbra) hasta que las heces estén más blandas y sean más fáciles de evacuar.

Usted puede ayudar a que los laxantes formadores de masa tengan un mejor gusto mezclándolos con jugo de fruta.

¿Tienen efectos secundarios los laxantes formadores de masa?

Es posible que usted note algo de abotagamiento, gases o retortijones al principio, en especial, si empieza tomando demasiado o aumenta la cantidad que está tomando demasiado rápido. Estos síntomas deberían desaparecer en algunas semanas o antes.

¿Es un buen laxante el aceite mineral?

En general, solo utilice aceite mineral cuando su médico se lo recomiende, por ejemplo si recién se ha sometido a una cirugía y no debería hacer fuerza para evacuar el intestino. El aceite mineral no debería utilizarse en forma regular. Si se lo utiliza en forma regular, puede provocar deficiencias de las vitaminas A, D, E y K.

¿Debería probar con enemas?

Por lo general, los enemas no son necesarios para aliviar el estreñimiento. Es mejor dejar que el cuerpo funcione en forma natural.

¿Qué sucede si he estado utilizando enemas o laxantes durante mucho tiempo?

Si usted ha utilizado laxantes y enemas durante mucho tiempo, es posible que su médico de familia le sugiera que reduzca en forma gradual el uso de ellos para darle al cuerpo una oportunidad de regresar a la normalidad. Es posible que tenga que volver a entrenar el cuerpo para evacuar el intestino sin laxantes o enemas. Esto implica comer abundante cantidad de fibra, posiblemente utilizar un laxante formador de masa, beber abundante cantidad de agua, hacer ejercicio y aprender a darse tiempo para evacuar el intestino. Tenga paciencia. Es posible que los intestinos tarden muchos meses en volver a la normalidad. Hable con su médico de familia acerca de cualquier inquietud que tenga.

¿Qué puedo hacer si mi hijo está estreñido?

Existen muchas medidas que puede tomar para ayudar a su hijo:

  • Dieta. Usted puede empezar aumentando la cantidad de líquido que su hijo bebe cada día. Si su bebé está comiendo cereales, puede intentar agregarles un poco de jugo de ciruelas pasas. Si usted tiene un niño mayor, asegúrese de que beba abundante cantidad de agua. Usted también puede darle a su hijo jugo de ciruelas pasas, cereales de salvado, frutas y verduras para aumentar la cantidad de fibra en su dieta y ayudar a su hijo a evacuar las heces. Evite darle golosinas y azúcares refinados a su hijo.

  • Entrenamiento para el hábito de evacuar el intestino. Enseñe a su hijo a ir al baño cuando primero sienta la necesidad de evacuar el intestino. Usted puede ayudar a su hijo a establecer un hábito regular de evacuar el intestino pidiéndole que se siente en el inodoro durante, al menos, 10 minutos a alrededor de la misma hora cada día, preferentemente después de una comida. Asegúrese de que su hijo puede colocar los pies firmemente en el piso mientras se sienta en el inodoro. Si esto no es posible, coloque un taburete en frente del inodoro. Mientras que su hijo está sentado en el inodoro, usted podría dejar que lea un libro de cuentos o escuche la radio.

  • Medicamentos. Se encuentran disponibles muchos laxantes para tratar el estreñimiento en niños. La elección del laxante depende de la edad de su hijo y de cuán grave sea el estreñimiento. Pídale a su médico de familia que le sugiera una marca y le indique la cantidad que debe utilizar.

  • Empiece un programa de recompensas. Comience a recompensar a su hijo por el simple hecho de sentarse en el inodoro. Por ejemplo, si su hijo se sienta en el inodoro a la hora planificada, recompénselo con una actividad favorita. Si su hijo evacua el intestino, elógielo y recompénselo. Evite utilizar alimentos como recompensa. Es posible que a los niños pequeños les guste que los premien con adhesivos o estrellas en un cuadro. Es posible que a los niños mayores les guste sumar puntos para una recompensa más grande, como una salida al cine o al parque.

  • Si el estreñimiento de su hijo no mejora o si piensa que su hijo tiene estreñimiento crónico, llévelo a su médico de familia. A veces, el estreñimiento puede ser un signo de una afección médica más grave.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Es peligroso el estreñimiento?

  • ¿Puede el estreñimiento ser un signo de otra afección de la salud?

  • He estado utilizando laxantes en forma regular durante mucho tiempo. ¿Cómo puedo reducir su uso?

  • ¿Cómo puedo determinar si mi bebé está estreñido?

  • Además de los alimentos altos en fibra, ¿qué más puedo hacer para aumentar mi consumo de fibra?

  • ¿Qué cambios en el estilo de vida puedo hacer para tratar y prevenir el estreñimiento?

Complicaciones

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Algunas veces, el estreñimiento puede provocar complicaciones, especialmente si tiene estreñimiento crónico (frecuente). Las posibles complicaciones incluyen:

Si no busca un tratamiento para esto, estas complicaciones se pueden volver graves y es probable que requiera una cirugía. Hable con su médico de inmediato si observa que hay sangre o mucosidad en las heces o si no puede tener una evacuación intestinal.

  • Fisura anal (un desgarro en la piel alrededor del ano)

  • Fecaloma (cuando las heces se vuelven tan grandes que no se pueden evacuar)

  • Hemorroides

  • Prolapso rectal (cuando un esfuerzo por tener una evacuación intestinal empuja un parte pequeña del intestino hacia fuera del ano)

Bibliografía

Las Citas

  • National Digestive Diseases Information Clearinghouse (NDDIC). Constipation. Accessed 10/17/12

  • The Merck Manual. Constipation. Accessed 10/17/12