Estafilococo áureo resistente a la meticilina (MRSA)

Descripción general

¿Qué es el MRSA?

El MRSA es un tipo de infección por estafilococos. "Estafilococo" es el nombre común para la bacteria Staphylococcus aureus.

MRSA es la sigla, en inglés, de "estafilococo áureo resistente a la meticilina". La infección es resistente al antibiótico meticilina, así como a otros antibióticos comunes (como la oxacilina, la penicilina y la amoxicilina). Esto hace que la infección por MRSA sea difícil de tratar.

Se han identificado dos tipos principales de MRSA. Estos son el MRSA asociado a la comunidad (CA-MRSA, por sus siglas en inglés) y el MRSA asociado a la atención médica (HA-MRSA, por sus siglas en inglés). El CA-MRSA era poco frecuente, pero se está volviendo más común. El HA-MRSA es el responsable de mucho más de la mitad de la cantidad de infecciones por estafilococos.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas del MRSA?

Las infecciones de la piel por el MRSA aparecen como protuberancias que pueden tener el aspecto de barros y forúnculos. Estas protuberancias pueden ser de color rojizo, estar hinchadas, ser dolorosas o tener pus. Los cortes, las raspaduras y las áreas vellosas del cuerpo son lugares comunes para que aparezcan estas protuberancias. Las protuberancias por infección por el MRSA pueden rápidamente convertirse en abscesos, que son heridas profundas e infectadas llenas de pus.

Causas y factores de riesgo

¿Quién tiene riesgo de HA-MRSA?

Las personas en hospitales y en instalaciones de atención médica que tienen sistemas inmunitarios débiles tienen riesgo de complicaciones más graves si tienen el HA-MRSA. Muchos factores pueden debilitar el sistema inmunitario de una persona. Algunos fármacos para quimioterapia y medicamentos que se toman después de un trasplante de órganos pueden debilitar el sistema inmunitario. También puede debilitarlo el tener el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Los factores de riesgo de HA-MRSA incluyen la cirugía, tener un dispositivo médico implantado (como un catéter) o tener un tratamiento reciente con antibióticos.

El HA-MRSA puede propagarse cuando los trabajadores de la atención médica no se lavan las manos lo suficientemente bien al atender pacientes. Para matar todas las bacterias, las manos deben lavarse a fondo usando agua y jabón o un gel antiséptico para manos a base de alcohol. Si esto no se hace, la bacteria puede propagarse entre los pacientes infectados y los sanos.

Para reducir la propagación del HA-MRSA, algunos centros de atención médica han comenzado a realizar pruebas a pacientes para detectar el MRSA cuando llegan. Es posible que los centros también monitoreen a aquellos en áreas de alto riesgo, como unidades de cuidado intensivo (ICU, por sus siglas en inglés).

¿Quién tiene riesgo de tener el CA-MRSA?

Aun cuando su estado de salud sea en general bueno, usted puede tener el CA-MRSA. Se propaga cuando se tiene contacto directo, piel con piel, con alguien que tenga la infección. También puede contraerla utilizando objetos o tocando superficies que han sido contaminadas con el MRSA.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han identificado factores que aumentan el riesgo de propagación. En inglés, se los conoce como las "5 C":

Las escuelas, los dormitorios, las barracas militares, las cárceles, las prisiones y las guarderías son lugares en los que comúnmente se producen las 5 C. Los brotes de MRSA también han ocurrido entre miembros de equipos de deportes, donde el contacto piel con piel, los cortes y las raspaduras menores ocurren de manera frecuente.

  • Hacinamiento (Crowding).

  • Contacto frecuente piel con piel (Contact).

  • Piel afectada, como piel con cortes o raspaduras (Compromised skin).

  • Objetos y superficies contaminados (Contaminated items and surfaces).

  • Falta de limpieza (Cleanliness).

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico que tengo MRSA?

Varias pruebas pueden mostrar si usted tiene MRSA. Es posible que su médico quiera pasarle un hisopo por la herida o por las fosas nasales. Es posible que este también tome una muestra de orina o sangre para enviar al laboratorio. Los resultados de este tipo de prueba (que se llama cultivo) deberían estar listos en alrededor de 24 a 48 horas.

Una nueva prueba que se llama análisis de sangre rápido brinda resultados más rápidamente, en alrededor de 2 horas. Aunque es nueva, esta prueba cada vez se usa más.

Tratamiento

¿Cómo se trata el MRSA?

Para casos leves de MRSA, es posible que su médico drene el forúnculo de piel o el absceso y luego cubra la herida con un vendaje limpio. Será necesario cambiar el vendaje regularmente. Es posible que su médico le recete una pomada que incluya mupirocina para tratar el MRSA. A menudo, esto es lo único que se necesita para tratar la infección. Programe una visita de seguimiento para asegurarse de que el área esté sanando bien. Llame a su médico si no ve ninguna mejoría después de unos días.

Para casos más graves, es posible que su médico le recete antibióticos que funcionan en forma eficaz contra el MRSA. Estos incluyen:

Sin embargo, han comenzado a aparecer cepas de estafilococo que son resistentes a la vancomicina (que se llaman VRSA, por sus siglas en inglés).

Asegúrese de tomar todas las dosis de antibiótico, aun cuando esté sintiéndose mejor, a menos que su médico le diga lo contrario. Contacte a su médico si no mejora después de unos días o si la infección empeora.

Es posible que necesite ser hospitalizado si tiene un caso grave de MRSA, si tiene otros problemas de salud, o si la infección pone la vida en peligro o podría provocar la pérdida de una extremidad. Cuando esté en el hospital, será monitoreado de cerca y recibirá antibióticos potentes que se llaman antibióticos de "amplio espectro", porque están diseñados para combatir una gran variedad de infecciones.

  • la clindamicina.

  • la doxiciclina.

  • el linezolid.

  • la minociclina.

  • la tetraciclina.

  • la trimetoprima-sulfametoxazol.

  • La vancomicina.

¿Qué precauciones debo tomar si tengo una infección en la piel por MRSA?

Siga las instrucciones de su médico para el cuidado de la infección.

  • Mantenga el área cubierta hasta que sane, y cambie el vendaje según lo aconsejado.

  • Utilice guantes desechables para evitar la propagación de la infección.

  • Deseche los vendajes y la cinta adhesiva con la basura común. (Si están muy sucios, primero colóquelos dentro de una bolsa separada).

  • Lávese las manos con frecuencia, con agua y jabón o un gel antiséptico para manos a base de alcohol.

  • No comparta ningún objeto personal, como la ropa de cama o baño, la ropa, cuchillas de afeitar, maquillaje, o equipos deportivos o de oficina.

¿Qué debo hacer si creo que mis pertenencias han estado expuestas al MRSA?

Si su ropa, sábanas o toallas están contaminadas con la bacteria MRSA, lávelas con agua caliente (al menos 160° F) y detergente de lavandería. Utilice una secadora en lugar de secarlas al aire. Limpie la superficie con artículos de limpieza para el hogar.

Complicaciones

¿Qué complicaciones pueden resultar del MRSA?

Las personas sanas que desarrollan infecciones de la piel por el MRSA, en raras ocasiones desarrollan problemas más graves. Pero las personas que tienen sistemas inmunitarios débiles y que tienen el HA-MRSA pueden desarrollar infecciones graves o que, incluso, pongan la vida en peligro. Estas pueden incluir infecciones de la sangre, el hueso, las válvulas cardíacas o de los pulmones, e infecciones en el lugar de la cirugía.

Prevención

¿Cómo puedo evitar tener el MRSA?

La buena higiene es la mejor defensa contra el MRSA y otras infecciones bacterianas.

  • Lávese las manos con frecuencia, con agua y jabón o un gel antiséptico para manos a base de alcohol.

  • Si usted tiene algún corte o raspadura, manténgalos limpios y cubiertos con un vendaje hasta que sanen.

  • Evite el contacto con las heridas o los vendajes de otras personas.

  • No comparta objetos personales.

  • Ponga una toalla u otra "barrera" entre usted y cualquier otra superficie, como sentarse en una toalla en el vestuario.

  • Si usted está en el hospital, pídale a todo el personal que se lave las manos o que utilice gel antiséptico para manos a base de alcohol antes de tratarlo o tocarlo.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Estoy en riesgo de tener el MRSA?

  • Trabajo en un hospital. ¿Qué puedo hacer para prevenir el MRSA?

  • Mi marido tiene el MRSA. ¿Qué puedo hacer para proteger a mi familia y protegerme a mí de tenerlo?

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?

  • Tengo una herida que tiene la infección del MRSA. ¿Perderé la extremidad?

  • ¿Cómo debo cuidar mi herida que ha sido recién drenada?

  • ¿Debo deshacerme de mi ropa de cama?

  • ¿Hay alguna manera especial en la que deba eliminar mis vendajes y mis vendas de la herida?

  • Tengo VIH. ¿Qué debo hacer si me contraigo la infección de MRSA?

  • Alguien en la guardería de mi hijo ha recibido recientemente un diagnóstico de MRSA. ¿Debe mi hijo realizarse pruebas para detectarlo?