Escarlatina

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina es una infección bacteriana. La enfermedad solía ser más frecuente y grave, pero ahora es tratable. Sin embargo, puede causar problemas de salud perjudiciales si no se trata. La escarlatina está vinculada a una erupción, de ahí el nombre de “escarlata”.

Los síntomas de la escarlatina

Los niños de entre 5 y 15 años corren mayor riesgo de contraer escarlatina. Los síntomas a menudo comienzan a 1 ó 2 días de la infección. Los síntomas más comunes son fiebre, dolor de garganta y erupción cutánea. La erupción puede cubrir su cuello, pecho, brazos y piernas. Consiste en pequeñas protuberancias ásperas, de color rojo que se pueden descascarar.

Puede experimentar otros síntomas, tales como:

  • escalofríos
  • lengua, amígdalas o glándulas inflamadas
  • capa blanca o protuberancias rojas en la lengua
  • dolor de estómago
  • dolor de cabeza
  • dolores musculares
  • vómitos
  • diarrea.

¿Qué causa la escarlatina?

Los estreptococos de grupo A causan la escarlatina. Es la misma infección que causa la faringitis estreptocócica y puede conducir a la fiebre reumática. La escarlatina se propaga a través del contacto con una persona infectada o sus gérmenes.

¿Cómo se diagnostica la escarlatina?

Visite a su médico de inmediato si piensa que tiene escarlatina. Le realizarán un examen físico y revisarán sus síntomas. También harán un cultivo de garganta o una prueba de sangre para detectar una infección por estreptococos.

¿Se puede prevenir o evitar la escarlatina?

No hay vacuna para la escarlatina. La única forma de prevenirla es evitar el contacto con las personas enfermas. De esta manera se reduce el riesgo de contraer la infección. Si usted tiene escarlatina, debe quedarse en casa y no ir al trabajo ni a la escuela, y evitar los desplazamientos.

Tratamiento de la escarlatina

Si tiene escarlatina, su médico le recetará antibióticos. Estos matarán la bacteria en su cuerpo. Harán que no sea contagiosa después de 24 horas. Asegúrese de tomar todo el medicamento para deshacerse de la infección.

Vivir con escarlatina

Con tratamiento, puede recuperarse de la escarlatina. La erupción puede tardar varias semanas en desaparecer.

Si tiene escarlatina y no la trata, está en riesgo. Puede conducir a la fiebre reumática, que puede causar graves problemas de salud. Las complicaciones son poco frecuentes, pero pueden incluir daño en el riñón, el hígado o el corazón. Puede contraer una infección de oído, sinusitis o infección de la piel, neumonía o artritis. En casos raros, las bacterias pueden entrar en una herida abierta y en el torrente sanguíneo. Esto puede causar septicemia, lo cual puede causar la muerte.

Llame a su médico si su afección no mejora después de 24 horas de tratamiento o si tiene síntomas nuevos o peores.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es el riesgo de contraer fiebre reumática si tengo o he tenido faringitis estreptocócica?
  • ¿Por cuánto tiempo tengo que tomar antibióticos?
  • Si he tenido escarlatina una vez, ¿puedo tenerla de nuevo?