Enfermedad de Meniere

¿Qué es la enfermedad de Ménière?

La enfermedad de Ménière es un problema que ocurre en su oído interno. Nadie sabe exactamente qué lo causa, pero puede estar relacionado con una acumulación de líquido en el oído interno. Aunque puede ser molesta, la enfermedad de Ménière no es contagiosa ni mortal;

es un problema crónico (continuo). Las personas que contraen esta enfermedad no tienen síntomas todo el tiempo. Cuando se presentan síntomas, se llama un «ataque». Los ataques pueden ocurrir con frecuencia o de vez en cuando, y pueden durar de 20 minutos a 2 horas o más. La enfermedad de Ménière generalmente ocurre en un solo oído, pero algunas personas que la tienen presentan problemas en ambos oídos.

Síntomas de la enfermedad de Ménière

Durante un ataque, los síntomas incluyen mareos, la sensación de tener el oído lleno y tinnitus (un zumbido en el oído). El mareo se describe como una sensación de girar o dar vueltas. Puede causar problemas de equilibrio y hacerlo sentir inestable cuando camina. Debido a la sensación de que todo da vueltas, algunas personas sudan, sienten náuseas y vomitan durante un ataque. También puede notar cierta pérdida auditiva, especialmente con sonidos que tienen un tono grave.

¿Qué causa la enfermedad de Ménière?

Los médicos no saben exactamente qué causa la enfermedad de Ménière. Creen que está relacionado con tener líquido extra en el oído interno. Este líquido adicional podría ser causado por una serie de factores que incluyen alergias, infecciones virales, genética, drenaje inadecuado del oído medio y otros.

La enfermedad de Ménière puede desarrollarse a cualquier edad, pero es más común en adultos de mediana edad.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Ménière?

Su médico le preguntará acerca de los síntomas. Le pedirá que describa lo que sucede cuando tiene un ataque. Su médico querrá descartar otros problemas de oído, por lo que puede hacerle algunas pruebas. Estas pueden incluir:

  • pruebas de audición;
  • análisis de sangre;
  • resonancias magnéticas o tomografías computadas (exámenes en las que se «toman imágenes» del interior de los oídos y de la cabeza); y
  • pruebas especiales en las que se verifica su equilibrio y qué tan bien funcionan sus oídos.

¿Se puede prevenir o evitar la enfermedad de Ménière?

Debido a que los médicos no saben exactamente qué causa la enfermedad de Ménière, es posible que no pueda prevenirla. Sin embargo, puede ayudar a controlar los ataques modificando su estilo de vida y su dieta. Hable con su médico sobre el tratamiento para la acumulación de líquido en el oído.

Tratamiento para la enfermedad de Ménière

No existe una cura para la enfermedad de Ménière, pero su médico puede sugerir formas de controlar los síntomas. Puede recomendarle que intente controlar los ataques cambiando su dieta. Probablemente tendrá que limitar el consumo de sal. Medir el nivel de sal en su cuerpo permitirá controlar indirectamente la cantidad de líquido en su oído interno. Un medicamento llamado diurético también puede ayudar. Limite la cantidad de cafeína y alcohol en su dieta. Debe dejar de fumar o usar otros productos hechos con tabaco. Su médico puede considerar tratar sus alergias para reducir la acumulación de líquido en su oído.

Puede recetarle medicamentos para aliviar la sensación de mareos y náuseas. Estos medicamentos pueden causarle sueño.

En casos graves de personas con la enfermedad de Ménière (cuando los ataques no pueden controlarse con dieta o medicamentos), puede ser necesaria una cirugía.

Reducir la cantidad de ataques disminuye sus posibilidades de tener una pérdida auditiva progresiva que se asocia con la enfermedad. Esta pérdida auditiva a menudo es temporal, pero puede volverse permanente.

¿Qué debo hacer durante un ataque?

Durante un ataque, intente acostarse sobre una superficie que no se mueva, como el piso. Para hacer frente al mareo, mantenga los ojos fijos en un objeto que no se mueva. Será menos probable que vomite si no come o bebe mucho. Cuando sus síntomas desaparezcan, levántese lentamente. Es posible que sienta mucho sueño y desee dormir durante varias horas después de un ataque. Si sigue vomitando durante más de 24 horas y no puede tolerar líquidos, llame a su médico para obtener medicamentos a fin de controlar los vómitos.

Vivir con la enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière suele ser frustrante para las personas que la padecen. Es posible que tenga que cambiar su forma de vida para controlar los ataques. Debe seguir los consejos de su médico acerca de dejar de fumar y de su dieta y el consumo de alcohol y cafeína. Dado que el estrés puede causar un ataque, es posible que deba encontrar formas de limitarlo en su vida o aprender a lidiar con él de manera más efectiva. Informe a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo sobre la enfermedad. Dígales cómo pueden ayudarlo si tiene un ataque. También hay grupos de apoyo para personas que tienen la enfermedad de Ménière.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Con qué frecuencia ocurren los ataques?
  • ¿Qué debo hacer cuando tengo un ataque?
  • ¿Cuánto tiempo debo esperar antes de llamar a mi médico cuando tengo un ataque?
  • ¿Hay algún medicamento que pueda tomar para los mareos?
  • Si tomo un diurético, ¿hay alguna dieta especial que deba seguir?
  • Si sigo una dieta baja en sal, ¿hay recursos que pueda recomendarme para encontrar recetas?
  • ¿Alguna vez desaparecerá la enfermedad de Ménière?
  • ¿Hay un grupo de apoyo para la enfermedad de Ménière en mi área?
  • ¿Podría la enfermedad de Ménière hacerme perder la audición de forma permanente?