Codo de tenista

Descripción general

¿Qué es el codo de tenista?

El codo de tenista, que también se conoce como epicondilitis lateral, se produce cuando los tendones que conectan el músculo con el hueso en la parte externa (lateral) del codo se hinchan o se desgarran. Esto debilita la conexión y genera una mayor tensión en el área, lo que provoca dolor cuando se utilizan los músculos para levantar, agarrar o girar.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas del codo de tenista?

El codo de tenista comienza como una molestia en la parte externa del codo. Empeora en forma gradual a lo largo de un período de varias semanas o meses hasta que se convierte en un ardor intenso. Es posible que usted note un dolor que recorre la parte externa del codo hasta el antebrazo y el dorso de la mano cuando realiza un movimiento de agarre o giro.

A medida que la afección empeora, el agarre podría debilitarse o usted podría sentir dolor incluso cuando levanta objetos livianos, como un libro pequeño o una taza de café. Presionar la parte externa del codo podría aumentar el dolor.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del codo de tenista?

El codo de tenista es una lesión por uso excesivo. Una lesión por uso excesivo se produce cuando movimientos reiterados provocan inflamación y dolor en las articulaciones y los tendones. Cualquier tipo de movimiento reiterado de la muñeca o el antebrazo, o estrés reiterado en los tendones pueden provocar el codo de tenista. Puede ser provocado por muchas actividades, además del tenis. Otros tipos de deportes y trabajos que implican movimientos de muñeca reiterados también pueden provocar codo de tenista. En algunos casos, los tendones se pueden hinchar después de un golpe directo al codo. A veces, la afección no está relacionada con ninguna actividad.

¿Quién tiene riesgo de tener codo de tenista?

Cualquier persona que realiza movimientos de mano reiterados está en riesgo. Los ejemplos incluyen pintores, cortadores de carne, carpinteros, músicos, manicuras y dentistas. Las personas que trabajan en una línea de montaje o utilizan computadoras también se encuentran en riesgo.

El tenis es una de las actividades con las cuales puede tener codo de tenista. Otros deportes que pueden provocar codo de tenista incluyen otros deportes con raqueta (como ráquetbol o squash) y esgrima.

El codo de tenista se puede producir a cualquier edad, pero es más común en personas de 30 a 50 años. Afecta tanto a los hombres como a las mujeres.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica el codo de tenista?

Su médico le hará preguntas sobre qué tipos de actividades provocan dolor en el codo. Le aplicará presión en distintas partes del brazo para detectar dolor y rigidez. También es posible que le pida que mueva el brazo, el codo, la muñeca y los dedos. Es posible que le realice una radiografía del codo para asegurarse de que el dolor no se debe a una fractura.

Tratamiento

¿Cuáles son los tratamientos para el codo de tenista?

Usted puede probar algunas cosas en el hogar para aliviar la hinchazón y el dolor:

Si estos tratamientos no ayudan, entonces es posible que su médico le sugiera:

Una vez que se alivia el dolor, la fisioterapia puede ayudar a fortalecer los músculos y los tendones. Estos incluyen ejercicios de estiramiento, de amplitud de movimiento y de fortalecimiento. La mayoría de las personas mejora en 4 a 6 semanas.

  • Descanse el área evitando el movimiento que ha provocado la afección.

  • Tome un medicamento de venta libre que reduzca la hinchazón, como ibuprofeno (marcas: Advil, Motrin), naproxeno (marca: Aleve) o aspirina.

  • Utilice una compresa de hielo durante 15 a 20 minutos, 3 veces al día.

  • Envuelva el codo en un vendaje de compresión, como un vendaje Ace.

  • Realice ejercicios de estiramiento suaves varias veces al día.

  • Mantener el área quieta durante 2 a 3 semanas con una tablilla en el antebrazo y el codo.

  • Recibir una inyección de corticosteroides para aliviar la hinchazón y el dolor.

  • Utilizar ultrasonido pulsado para romper el tejido cicatricial, fomentar la curación y aumentar el flujo de sangre en el área.

¿Necesitaré cirugía para el codo de tenista?

Por lo general, no se necesita cirugía. No obstante, si usted tiene un dolor que le impide vivir con normalidad o que no mejora después de 6 meses de tratamiento, es posible que su médico sugiera que se someta a una cirugía.

Por lo general, la cirugía se realiza de manera ambulatoria, lo cual significa que usted no tendrá que permanecer en el hospital. La operación implica realizar un pequeño corte en la parte externa del codo, extraer el tejido de tendón dañado y colocar tejido de tendón normal al hueso.

Después de la cirugía, usted necesitará fisioterapia para estirar el codo y recuperar la amplitud de movimiento. Debido a que el codo estará débil al principio, usted necesitará realizar ejercicios para fortalecerlo. La mayoría de las personas son capaces de reanudar sus actividades normales 4 a 6 meses después de la cirugía.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir el codo de tenista?

Usted puede evitar tener codo de tenista manteniendo una buena fuerza y flexibilidad en los músculos del brazo. Usted puede utilizar pesas livianas para ayudar a fortalecer los músculos del antebrazo y de la muñeca. Evite los movimientos repetitivos o utilice una tablilla durante las actividades que parezcan empeorar la afección. Además, asegúrese de precalentar antes de utilizar el brazo para deportes u otras actividades repetitivas.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Qué pudo haber provocado mis síntomas?

  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mí?

  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que pueda esperar que se alivien mis síntomas?

  • ¿Cuándo puedo regresar a mi actividad (trabajo, deporte, etc.)?

  • ¿Es posible que mis síntomas regresen?

  • ¿Es seguro para mí hacer ejercicio? ¿Qué tipo de ejercicio debo hacer?

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Llame a su médico si:

  • El dolor empeora o no mejora después de aproximadamente una semana de atención en el hogar.

  • El área se enrojece o se hincha.

  • Tiene problemas para mover el brazo.

  • Observa un bulto o una protuberancia en el brazo.