Cistitis intersticial

Descripción general

¿Qué es la cistitis intersticial?

La cistitis intersticial es la inflamación crónica de la vejiga. Las personas que tienen cistitis intersticial tienen una pared de la vejiga que está inflamada e irritada (enrojecida y dolorida). Esta inflamación puede formar cicatrices en la vejiga o ponerla rígida. Una vejiga rígida no puede expandirse a medida que se llena de orina. En algunos casos, es posible que las paredes de la vejiga sangren levemente. Algunas personas tienen llagas en el recubrimiento de la vejiga. Más de 3 millones de mujeres y de 1 millón de hombres estadounidenses tienen cistitis intersticial.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la cistitis intersticial?

Las personas que tienen cistitis intersticial podrían tener los siguientes síntomas:

Para muchas mujeres, los síntomas empeoran antes del periodo menstrual. Es posible que el estrés también empeore los síntomas, pero no los provoca.

  • Una necesidad imperiosa de orinar, tanto durante el día como por la noche (aunque, es posible que solo evacue cantidades muy pequeñas de orina cada vez).

  • Presión, dolor y dolor al tacto alrededor de la vejiga, la pelvis y el perineo (el área entre el ano y la vagina o el ano y el escroto). Es posible que el dolor y la presión aumenten a medida que la vejiga se llene, y que disminuya a medida que se vacía al orinar.

  • Una vejiga que no puede contener tanta orina como lo hacía antes.

  • Dolor durante las relaciones sexuales.

  • En los hombres, molestias o dolor en el pene o el escroto.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la cistitis intersticial?

Los médicos no saben exactamente cuál es la causa de la cistitis intersticial. Sin embargo, sí saben que no es provocada por infecciones bacterianas ni virales.

Un defecto en el recubrimiento de la vejiga podría provocar cistitis intersticial. Normalmente, el recubrimiento protege la pared de la vejiga de los efectos tóxicos de la orina. En alrededor del 70% de las personas que tienen cistitis intersticial, la capa protectora de la vejiga esta "agujereada". Esto podría permitir que la orina irrite la pared de la vejiga, y que provoque cistitis intersticial.

Otras posibles causas podrían ser un aumento de células que producen histamina en la pared de la vejiga o una respuesta autoinmune (cuando hay anticuerpos que actúan contra una parte del cuerpo).

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico que tengo cistitis intersticial?

Su médico le hará preguntas sobre sus antecedentes médicos. Es posible que este también le pida que lleve el control de cuánto líquido bebe, la frecuencia con la que orina y cuánta orina elimina.

Su médico descartará otras enfermedades, como las infecciones del tracto urinario, el cáncer de vejiga, la endometriosis, los cálculos renales y las infecciones de transmisión sexual; en los hombres, la prostatitis crónica y en las mujeres, las infecciones vaginales.

También es posible que su médico lo refiera a un urólogo (un médico cuya especialidad son los problemas del tracto urinario). Es posible que el urólogo use un endoscopio especial (que se llama cistoscopio) para mirar dentro de la vejiga en busca de inflamación, puntos de sangrado o úlceras. Estos factores podrían indicar que usted tiene cistitis intersticial.

Tratamiento

¿Cómo se trata la cistitis intersticial?

No existe una cura para la cistitis intersticial. Es posible que deba probar varios tratamientos, o una combinación de tratamientos, antes de que pueda notar una mejoría de sus síntomas. La mayoría de las personas se sienten mejor después de probar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Dieta. Es posible que su médico le diga que cambie lo que come. Es posible que necesite evitar el alcohol, los alimentos ácidos y el tabaco.

  • Distensión de la vejiga. Bajo los efectos de la anestesia, un médico llena la vejiga con gas o líquido. Esto estira las paredes de la vejiga. Los médicos no saben exactamente por qué la distensión ayuda. Es posible que haga que la vejiga pueda retener más orina. También es posible que interfiera en las señales de dolor enviadas por los nervios en la vejiga.

  • Medicamentos. Es posible que su médico le haga tomar un medicamento oral que se llama pentosano polisulfato. Este medicamento ayuda a proteger el recubrimiento de la pared de la vejiga de partes tóxicas de la orina. Otro medicamento oral utilizado para tratar la cistitis intersticial es un antihistamínico que se llama hidroxizina. Este medicamento reduce la cantidad de histamina que se produce en la pared de la vejiga. Otro medicamento que podría ayudar es la amitriptilina. Bloquea el dolor y reduce los espasmos de la vejiga. Este medicamento puede darle sueño, por lo que, por lo general, se toma a la hora de acostarse. También es posible que su médico le sugiera tomar un analgésico de venta libre para aliviar el dolor.

  • Instilación de la vejiga. Durante una instilación de la vejiga, se usa un catéter (un tubo delgado) para llenar la vejiga con medicamento líquido. Usted retiene el medicamento en la vejiga por un tiempo que dura unos pocos segundos o hasta 15 minutos. Luego, el líquido se libera al orinar. Los tratamientos se realizan cada una o dos semanas, por seis a ocho semanas. El tratamiento puede reiterarse según sea necesario.

¿Qué otra cosa puedo hacer para aliviar mis síntomas?

  • Dieta. Es posible que el alcohol, los tomates, las especias, las bebidas carbonatadas, el chocolate, la cafeína, los cítricos y las bebidas cítricas, los alimentos encurtidos, los endulzantes artificiales y los alimentos ácidos le irriten la vejiga. Eso hace que los síntomas empeoren. Intente eliminar estas cosas de su dieta por un par de semanas. Luego pruebe comer un alimento a la vez para ver si hace que sus síntomas empeoren.

  • No fumar. Muchas personas que tienen cistitis intersticial descubren que fumar hace que sus síntomas empeoren. Dado que fumar es, también, la principal causa de cáncer de vejiga, las personas que tienen cistitis intersticial tienen otro buen motivo para dejar de fumar.

  • Entrenamiento de la vejiga. Muchas personas pueden entrenar la vejiga para orinar con menos frecuencia. Usted puede entrenar la vejiga yendo al baño en momentos programados y utilizando técnicas de relajación.

  • Fisioterapia y biorretroalimentación. Las personas que tienen cistitis intersticial podrían tener espasmos dolorosos de los músculos del piso pélvico. Si usted tiene espasmos musculares, puede aprender ejercicios que ayuden a fortalecer y a relajar los músculos del piso pélvico.

  • TENS Usted puede utilizar una máquina de estimulación eléctrica transcutánea de los nervios (TENS, por sus siglas en inglés) para enviar pulsos eléctricos leves al cuerpo con cables especiales. Algunos médicos creen que los pulsos eléctricos aumentan el flujo de sangre hacia la vejiga. El aumento del flujo de sangre fortalece los músculos que ayudan a controlar la vejiga. También libera hormonas que bloquean el dolor.

  • Grupo de apoyo. Podría considerar unirse a un grupo de apoyo. El apoyo de la familia, los amigos y de otras personas que tienen cistitis intersticial puede ayudarlo a sobrellevar el problema. Las personas que obtienen información sobre la cistitis intersticial y participan en su propia atención logran mejores resultados que las personas que no lo hacen. Un grupo de apoyo puede brindarles a usted y a su familia consejos útiles e información adicional.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cómo es que mis síntomas indican cistitis intersticial, en lugar de otra afección, como una infección o una incontinencia urinaria?

  • ¿Necesito alguna prueba para confirmar un diagnóstico de cistitis intersticial?

  • ¿Será necesario que vea a un especialista?

  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento? ¿Qué tratamiento es mejor para mí?

  • ¿Cómo puedo ayudar a controlar mis síntomas? ¿Ayudarán los cambios en la dieta, el entrenamiento de la vejiga o la fisioterapia?

Las Citas

  • Interstitial Cystitis: Urgency and Frequency Syndrome by JF Metts( 10/01/01, http://www.aafp.org/afp/20011001/1199.html)