Capsulitis adhesiva

Descripción general

¿Qué es la capsulitis adhesiva?

Capsulitis adhesiva es cuando se pierde la capacidad de mover el hombro en todas las direcciones sin dolor. Los médicos a veces se refieren a este problema como "hombro congelado" porque el hombro puede volverse rígido y es posible que resulte difícil moverlo.

Síntomas

¿Cuáles son los signos de la capsulitis adhesiva?

Debe ser posible mover el hombro en todas las direcciones sin dolor ni rigidez. Para evaluar el movimiento del hombro, haga lo siguiente:

  • Levante ambos brazos hacia arriba.

  • Estire los brazos delante de usted.

  • Levante los brazos hacia los lados del cuerpo.

  • Haga de cuenta que está intentando desabrocharse la parte de la espalda de su vestido o de sacar su cartera del bolsillo trasero de sus pantalones.

¿El hombro se congela realmente?

No, a veces la capsulitis adhesiva puede hacer que el hombro simplemente deje de moverse. Esto sucede porque si no usa el hombro lo suficiente (porque moverlo duele) o si lo usa de manera incorrecta, el hombro desarrollará tejido cicatricial que impide que se mueva con facilidad. Es posible que el hombro pase por varias etapas a medida que se forma el tejido cicatricial y puede mejorar por sí solo.

  1. La etapa dolorosa. Al principio, es posible que el hombro duela y se sienta rígido. Luego puede volverse muy doloroso. Esta etapa podría durar alrededor de 3 a 8 meses.

  2. La etapa adhesiva. Durante la segunda etapa, es posible que no sienta tanto dolor, pero que el hombro se vuelva cada vez más rígido. Por lo general, esta etapa dura alrededor de 4 a 6 meses.

  3. La etapa de recuperación. La etapa final que, por lo general, dura alrededor de 1 a 3 meses, no es muy dolorosa. Se vuelve muy difícil mover incluso un poco el hombro. Luego, después de un tiempo, la rigidez desaparece de a poco. Puede mover de nuevo el hombro. Aunque es posible que no recupere por completo el movimiento del hombro, debería poder hacer muchas más actividades. A medida que aumenta el movimiento del hombro, es posible que aún tenga dolor a veces.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la capsulitis adhesiva?

La capsulitis adhesiva se desarrolla cuando el tejido conjuntivo de la articulación del hombro se tensiona y restringe el movimiento de la articulación. A menudo, esto se produce después de un período de menor actividad debido a otra lesión, como una lesión del manguito de los rotadores, una fractura de brazo o la recuperación de una cirugía.

Las personas de, al menos, 40 años tienen un riesgo más alto de desarrollar capsulitis adhesiva, en especial las mujeres. Determinadas afecciones de la salud, incluida la diabetes, también pueden hacer que el riesgo sea más alto.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica la capsulitis adhesiva?

Es posible que su médico le informe que tiene capsulitis adhesiva tan solo hablando con usted sobre sus síntomas y prestando atención a cómo se mueve. Es posible que su médico haga presión en ciertas partes del hombro para ver qué podría estar provocando el dolor. También es posible que su médico quiera tomar una radiografía o realizar una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) del hombro para buscar otros problemas.

Tratamiento

¿Cómo se trata la capsulitis adhesiva?

Su médico le informará sobre los ejercicios que puede hacer para ayudar a romper el tejido cicatricial del hombro. Es posible que deba ver a un fisioterapeuta para que lo ayude con estos ejercicios. Puede probar en el hogar los ejercicios mencionados a continuación, pero recuerde siempre seguir las instrucciones de su médico.

A veces los ejercicios duelen, por lo que su médico podría darle algo para el dolor o para relajar los músculos. Colocar una almohadilla térmica o una compresa de hielo en el hombro durante algunos minutos antes de hacer el ejercicio también podría ayudarlo con el dolor. Siempre recuerde hacer un precalentamiento de 5 a 10 minutos antes de empezar a hacer los ejercicios. Realice el precalentamiento haciendo ejercicios muy suaves y pequeños movimientos con el hombro. No olvide precalentar y hacer un estiramiento de otras partes del cuerpo también (cuello, espalda, manos y codo).

A continuación presentamos 3 buenos ejercicios que usted puede probar:

  • Trepar la pared: Ponga la mano plana sobre una pared delante de usted. Use los dedos para "trepar" la pared (como una "araña"). A medida que avanza con los dedos hacia arriba de a poco, deténgase y mantenga la mano en su lugar durante 30 segundos al avanzar unas pocas pulgadas. Avance con los dedos hacia arriba en la pared tan alto como pueda llegar. Siga intentando llegar más alto.

  • Ejercicio Codman: Siéntese de costado en una silla con respaldo derecho. Apoye la axila en el respaldo de la silla. Ahora mueva el brazo lentamente en círculos. Haga pequeños círculos al principio y luego haga círculos más grandes. Haga los círculos en ambas direcciones.

  • Alcance: Coloque cosas que usa todos los días (calzado, taza de café, cepillo de dientes) en un estante alto. De esta manera, usted debe estirarse hacia arriba más a menudo para alcanzar las cosas. El alcance es un buen estiramiento para el hombro.

Haga los ejercicios una o dos veces al día, incluso después de que el hombro mejore. No olvide hacer ejercicio con el hombro sano también, para poder mantener el movimiento de ese hombro.

Muchas personas que tienen capsulitis adhesiva recuperan por completo el uso del hombro. Otros podrían tener siempre un poco de rigidez y dolor en ese hombro. Por lo general, esta rigidez no es muy grave. Debería poder hacer todas las actividades que realizaba antes de tener capsulitis adhesiva.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi capsulitis adhesiva?

  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mí?

  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que pueda esperar que se alivien mis síntomas?

  • ¿Es posible que mis síntomas regresen?

  • ¿Es seguro para mí hacer ejercicio? ¿Qué tipo de ejercicio debo hacer?

Las Citas

  • Adhesive Capsulitis: A Sticky Issue by LB Siegel, M.D., NJ Cohen, M.D., and EP Gall, M.D.( 04/01/99, http://www.aafp.org/afp/990401ap/1843.html)