Cálculos renales

¿Qué son los cálculos renales?

Los riñones sanos eliminan productos de desecho de la sangre. Estos productos residuales salen de su cuerpo en la orina producida por sus riñones. Cuando los productos de desecho no dejan sus riñones de manera adecuada, puede ocasionar cálculos renales.

Un cálculo renal es una masa sólida y dura que se forma en el riñón. El bulto puede tener el tamaño de una piedra pequeña o puede ser mucho más grande. Están compuestos por los productos de desecho en la orina.

Un cálculo renal puede permanecer en el riñón. También puede viajar por el tracto urinario. El tracto urinario incluye los uréteres, la vejiga y la uretra. Si la piedra es lo suficientemente grande, puede quedar atrapada en el riñón o en el tracto urinario. Esto puede ser muy doloroso.

Síntomas de cálculos renales

Los cálculos renales pueden causar un dolor de tipo cólico agudo en la parte baja de la espalda o en un costado. El dolor generalmente se mueve hacia abajo, hacia su abdomen, ingle o genitales, a medida que la piedra desciende por el tracto urinario. Otros síntomas pueden incluir:

  • náuseas y vómitos;
  • orina turbia o con sangre;
  • fiebre;
  • sentir que tiene que ir al baño con más frecuencia de lo habitual.

¿Qué causa los cálculos renales?

Hay cuatro tipos de cálculos renales:

  • Cálculos de calcio: Este es el tipo más común de cálculos renales. El calcio que no es utilizado por los huesos y los músculos pasa a los riñones. Por lo general, los riñones eliminan la cantidad adicional de calcio por medio de la orina. Los cálculos de calcio se producen cuando algo del calcio permanece en los riñones y se acumula con el tiempo.
  • Cálculos de estruvita: Un cálculo de estruvita es más común en las mujeres. Por lo general se forma después de una infección crónica del tracto urinario. Estas piedras están generalmente compuestas de amoniaco.
  • Cálculos de ácido úrico: Una piedra de ácido úrico se forma cuando hay demasiado ácido úrico en la orina. Usted puede estar en riesgo de este tipo de cálculo si consume una dieta alta en proteínas o si ha recibido quimioterapia.
  • Cálculos de cistina: Un cálculo de cistina no es muy común. La enfermedad que causa que se formen cálculos de cistina es hereditaria y se denomina cistinuria.

¿Cómo se diagnostican los cálculos renales?

La mayor parte del tiempo, usted será capaz de pasar su cálculo renal sin la ayuda de un médico. Si un cálculo renal se queda atascado en las vías urinarias, es posible que necesite asistencia médica.

Para determinar si usted tiene un cálculo renal, su médico le preguntará acerca de sus síntomas. Él o ella tomará una muestra de orina y de sangre. Su doctor podría solicitar imágenes de los riñones y el tracto urinario.

¿Se pueden prevenir o evitar los cálculos renales?

La mayoría de las personas que tienen cálculos renales tienen una probabilidad del 50% de desarrollar otro cálculo renal dentro de los 10 años. Hay algunas cosas que puede hacer para reducir su riesgo:

  • Beber al menos 2 litros de fluidos (agua es lo mejor) por día. El médico puede medir la producción de orina para asegurarse de que está bebiendo la cantidad adecuada de líquidos.
  • No comer más de 1.500 mg de sal por día (aproximadamente 1 cucharadita). Esto incluye sal en la comida pre-envasada. Leer las etiquetas de los alimentos para ver la cantidad de sal (sodio) que hay en dichos alimentos.
  • Tratar de no comer más de 2 porciones de carne por día. Cada porción debe ser no más de 6 a 8 onzas.

Factores de riesgo

  • No beber suficientes líquidos, especialmente agua.
  • Antecedentes familiares de cálculos renales.
  • Comer una dieta alta en proteínas y sodio, pero baja en fibra.
  • Ser hombre.
  • Tener entre 20 y 70 años de edad.
  • Estar postrado en la cama o inmóvil durante un largo periodo de tiempo.
  • Tomar ciertos medicamentos.

Tratamiento de los cálculos renales

Si el cálculo es lo suficientemente pequeño, es posible que pueda eliminarlo por medio de la orina. Su médico le puede dar medicamentos para aliviar el dolor.

Si el cálculo es demasiado grande o está causando una infección, el médico puede intervenir. Él o ella pueden usar una máquina especial que utiliza ondas de choque para romper la piedra en pedazos más pequeños. Esto se conoce como litotricia extracorpórea por ondas de choque, o LEOC.

Un urólogo (especialista en cirugía del tracto urinario) puede poner un instrumento muy delgado a través de la uretra hacia la vejiga y los uréteres para encontrar la piedra. Puede entonces extraerla o romperla en trozos más pequeños. Si un médico hace esto, se le dará un medicamento para adormecer el área en primer lugar.

La cirugía también es una opción, y a veces es la única manera de deshacerse de un cálculo renal.

Vivir con cálculos renales

Si usted ha tenido más de un cálculo renal, su médico podría derivarlo a un especialista para encontrar la causa exacta de sus cálculos. Algunas personas necesitan medicamentos para evitar otro cálculo renal.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tratamiento es el mejor para mí?
  • ¿Qué medicamento para el dolor debería tomar?
  • ¿Voy a necesitar cirugía?
  • ¿Pasará el cálculo por sí mismo?
  • ¿Debería modificar mi dieta?
  • ¿Hay algún otro cambio de estilo de vida que debería hacer?
  • ¿Tendré más cálculos renales en el futuro?
  • ¿Están mis hijos en mayor riesgo de padecer cálculos renales?
  • ¿Cuándo debería llamar al médico?
  • Si mi dolor es muy agudo, ¿debería ir a la sala de emergencias?