Cómo prevenir la desnutrición en adultos de edad avanzada

A medida que la población estadounidense envejece, la desnutrición es una preocupación creciente. La buena nutrición es muy importante para todos los adultos mayores. Es especialmente importante para los adultos mayores que están enfermos o que han sido diagnosticados con una enfermedad crónica o demencia.

La desnutrición sucede cuando su cuerpo no obtiene suficientes nutrientes de los alimentos que come para funcionar correctamente. Los nutrientes incluyen grasas, carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Estas sustancias le dan energía a su cuerpo y fortalecen los músculos. Ayudan a su cuerpo a crecer y reparar tejidos. También regulan las funciones corporales, como la respiración y los latidos de su corazón.

La desnutrición en los adultos mayores puede conducir a una serie de problemas de salud, que incluyen:

  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Cansancio y fatiga (sensación de falta de energía).
  • Debilidad muscular o pérdida de fuerza. Esto podría provocar caídas, que pueden llevar a fracturas o huesos rotos.
  • Depresión.
  • Problemas de memoria.
  • Un sistema inmune débil. Esto dificulta que su cuerpo luche contra las infecciones.
  • Anemia.

¿Por qué ocurre la desnutrición?

La desnutrición ocurre cuando una persona no tiene suficiente comida o no consume suficientes alimentos saludables. Varias cosas pueden afectar la cantidad y el tipo de alimentos que comen los adultos mayores. Estas incluyen:

  • Problemas de salud. Los adultos mayores pueden tener problemas de salud que causan pérdida de apetito o dificultan la alimentación. Entre ellos están afecciones como la demencia y otras enfermedades crónicas. Pueden seguir dietas restringidas que hacen que los alimentos sean insípidos. También pueden tener problemas odontológicos que hacen que sea difícil masticar o tragar alimentos.
  • Falta de variedad en la dieta. La comida rápida y los alimentos procesados no siempre tienen el espectro completo de nutrientes que el cuerpo necesita. A veces, los adultos mayores tienden a comer los mismos alimentos que disfrutan o son fáciles de preparar una y otra vez, perdiéndose la variedad necesaria.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos pueden disminuir el apetito o afectar el sabor y el olor de los alimentos.
  • Ingresos bajos. Los adultos mayores pueden tener un ingreso fijo. Pueden estar pagando medicamentos caros para ayudar a controlar las afecciones de salud. Pueden tener problemas para pagar los alimentos, especialmente los alimentos saludables que necesitan.
  • Discapacidad. Es posible que los adultos mayores con demencia o discapacidades físicas no puedan comprar alimentos o cocinar por sí mismos.
  • Problemas sociales. Las comidas pueden ser ocasiones sociales. A medida que envejecemos, podemos comenzar a perder a amigos y familiares. Los adultos mayores que generalmente comen solos pueden perder interés en cocinar y comer.
  • El alcoholismo puede disminuir el apetito y afectar la forma en que el cuerpo absorbe los nutrientes de los alimentos.
  • La depresión en los adultos mayores puede conducir a la pérdida de apetito.

Debido a estos problemas de salud, los adultos desnutridos tienden a hacer más visitas a su médico, al hospital e incluso a la sala de emergencias. No se recuperan de la cirugía u otros procedimientos tan rápidamente como los adultos que están bien alimentados.

El camino hacia una salud mejor

Para mejorar la nutrición de su ser querido, pruebe algunas de las siguientes opciones:

  • Fomentar elecciones de alimentos más saludables. Los mejores alimentos son aquellos que están llenos de nutrientes, como frutas, vegetales, granos integrales y carnes magras. Ayude a su ser querido a limitar su consumo de grasas sólidas, azúcares, bebidas alcohólicas y sal. Sugiera formas de reemplazar alimentos menos saludables con opciones más saludables.
  • Comer bocadillos saludables es una buena manera de obtener nutrientes y calorías adicionales entre comidas. Puede ser especialmente útil para los adultos mayores que se sienten rápidamente llenos a la hora de las comidas.
  • Haga que la comida tenga nuevamente un buen sabor. Si su ser querido sigue una dieta restringida, las hierbas y especias pueden ayudar a restaurar el sabor de los alimentos insípidos. Solo recuerde evitar las mezclas de hierbas o especias que tienen mucha sal.
  • Considere agregar suplementos a la dieta de su ser querido. Él o ella pueden beneficiarse de un batido de suplementos u otros suplementos nutricionales. Hable con su médico sobre estas opciones.
  • Fomente el ejercicio. Incluso un poco de ejercicio puede ayudar a mejorar el apetito de su ser querido y a mantener fuertes sus huesos y músculos.
  • Planifique actividades sociales. Haga que las comidas y el ejercicio sean una actividad social. Lleve a su ser querido a dar una vuelta a la manzana. Aliéntelo a encontrarse con un vecino o amigo para almorzar. Muchos restaurantes ofrecen descuentos para personas mayores.
  • Hable con el hospital, la comunidad de retiro o el hogar de ancianos de su ser querido. Es posible que el personal no note que su ser querido está desnutrido. Hágalo notar y cree un plan para mejorar la nutrición.

Aspectos a tener en cuenta

Controlar su salud y nutrición a medida que envejece puede parecer una tarea difícil. Si está ayudando a su ser querido, hable con su médico de familia y solicite ayuda cuando la necesite. El médico puede hablar con usted sobre el riesgo de desnutrición, afecciones de salud y medicamentos.

Es posible que necesite ayuda para asegurarse de que su ser querido esté comiendo bien. Los asistentes de salud en el hogar pueden ayudar a comprar alimentos y preparar comidas. Consulte con su Consejo local sobre el Envejecimiento y otros recursos y programas comunitarios para adultos mayores, como Meals on Wheels. Es posible que puedan ayudarlo a cuidar a su ser querido.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo distinguir entre el envejecimiento y la desnutrición?
  • ¿Qué alimentos baratos proporcionan nutrientes saludables?
  • ¿Es normal que las personas mayores coman menos a medida que envejecen?
  • ¿Qué pasa si un ser querido o un vecino mayor no está comiendo bien pero no ha perdido peso?