Vincularse con el bebé

Última actualización marzo 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Daron Gersch, MD, FAAFP

La vinculación es una conexión especial que tiene con su bebé. La vinculación con su bebé no es un evento único. Es un proceso que lleva tiempo. Para algunas personas, el vínculo afectivo comienza al nacer. Para otras personas, puede comenzar varias semanas después.

Los bebés dependen de sus padres para todos los cuidados. Mientras usted satisface las necesidades básicas de su bebé se crea un gran vínculo afectivo. Usted puede volverse emocional o tener sentimientos de alegría y alivio.

¿Por qué es importante la vinculación?

El vínculo de su bebé con usted es el primero que él tiene con alguien. Comienzan a formar confianza y seguridad. La falta de un vínculo afectivo tiene efectos tanto en usted como en su bebé. Es posible que no tenga sentimientos profundos de cercanía. Ambos pueden tener problemas con la autoestima. Podrían tener dificultades para formar vínculos futuros. También podría ralentizar el crecimiento mental o social de su bebé.

Trate de no concentrarse en lo que cree que es normal. Cada niño es único, y la experiencia del vínculo también. Hable con su médico si le preocupa el vínculo afectivo o cómo se está desarrollando su hijo.

Camino hacia un vínculo mejor

El vínculo con su bebé es un proceso. Incluso puede comenzar durante el embarazo. Puede conectarse con su bebé hablándole cuando está en el útero. Interactúa con él cuando da pataditas en su estómago. Las parejas deben estar en la sala de partos y visitar a su bebé en la sala de recién nacidos después del nacimiento. También puede decirle a su médico que quiere compartir la habitación del hospital con su bebé.

Ciertos eventos cotidianos se prestan a la vinculación. Pasa tiempo con su bebé durante la alimentación, el baño y el cambio de pañal. También duerme cerca de su bebé. Puede tener una cuna separada en su habitación o una que se agregue a su cama. Es importante que no ponga al bebé en su cama. Esto pone al bebé en riesgo de muerte relacionada con el sueño.

Hay otras formas de promover el vínculo. Algunos bebés, como los prematuros, necesitan movimiento adicional. El masaje infantil puede ayudar a aumentar el flujo y relajar los nervios. Tenga cuidado porque los recién nacidos están creciendo y pueden ser frágiles. Hable con su médico e infórmese antes de probar un masaje.

También puede incluir a su bebé en las actividades cotidianas. Llévelo en un portabebés aprobado mientras hace mandados. Colóquelo en un asiento para que pueda verlo haciendo las tareas del hogar o trabajando.

Comunicación

Usted está conociendo a su recién nacido, y su recién nacido lo está conociendo. Los bebés no pueden hablar, pero hay otras formas de comunicarse. Sus sentidos, como el tacto y el sonido, son delicados. Los médicos recomiendan que las mamás y los papás tengan contacto piel con piel con su bebé. Puede acariciarle la piel o darle besos. Túrnense para sostener, acunar y mecer a su bebé. Ayude a su bebé a tocar su cabello, su cara y otras cosas a su alrededor.

A medida que los ojos de su bebé se adapten, establecerá un mejor contacto visual con usted. Comenzará a mirarlo y a copiar sus movimientos y miradas. Su voz también es una gran parte del vínculo. Los bebés reaccionan a diferentes voces y tonos. Las voces tranquilas y alegres tienden a ser reconfortantes. Las voces fuertes y ásperas hacen que los bebés se pongan ansiosos.

La primera respuesta verbal de su bebé es llorar. Esa es su manera de decirle que necesita algo. A veces, puede parecer que todo lo que hacen es llorar. Los bebés responden de manera diferente, así que tómese un tiempo para aprender. Es posible que descubra que ciertos tipos de llanto significan ciertas cosas. Un tipo de llanto significa que tienen hambre. Otro tipo significa que necesitan un cambio de pañal. Pueden llorar si se asustan, y todo lo que se necesita para calmarlos es su voz.

Siempre debe responder al llanto de su bebé, incluso si no sabe por qué llora o qué necesita. Esto ayuda en el proceso de vinculación. Su bebé aprenderá a confiar en usted. Se sentirá orgulloso y feliz de proteger a su bebé. Es imposible «malcriar» a su bebé en los primeros meses de vida.

Una vez que su bebé tenga de 2 a 3 meses, sus respuestas mejorarán. Reconocerán su toque, voz y rostro. Su bebé podría copiar lo que usted hace, como sonreír o reír. Empezará a ver su personalidad. Cuanto más tiempo pasan despiertos, más alertas y curiosos se vuelven. Esto le da más tiempo para interactuar con su bebé.

Jugar

Debe practicar hablar, leer y cantarle a su bebé. Empiece a jugar con ellos más personalmente y con juguetes. También comenzarán a aprender y a explorar todo tipo de cosas nuevas. Podrá ver a su bebé descubrir sus manos y pies, y escuchar todos los sonidos que pueden hacer. Todas estas cosas ayudan a su bebé a aprender y crecer.

Fomente los tipos de juego, como:

  • Tiempo boca abajo. Según el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD, por sus siglas en inglés), puede hacer esto de 2 a 3 veces al día. Comience con períodos cortos de 3 a 5 minutos y aumente a medida que su bebé crece. El tiempo boca abajo fortalece los músculos y promueve el movimiento. También ayuda a prevenir las zonas planas en la cabeza de su bebé. Vigile siempre a su bebé durante el tiempo boca abajo. También puede pasar tiempo boca abajo junto a su bebé. Practique esto solo cuando su bebé esté despierto, como después de una siesta o de un cambio de pañal. No los ponga boca abajo cuando estén durmiendo. Esto aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (SMSI).
  • Juguetes educativos. Proporcione juguetes específicos para su edad que involucren los sentidos. Pruebe diferentes colores, texturas y sonidos. Permítales enfocarse y explorar. Tenga cuidado de no exagerar, y querer hacer todo al mismo tiempo. Nunca deje a su hijo solo con ningún juguete.
  • Ejercicios de movimiento. Puede practicar ciertos movimientos con su bebé. Practique aplaudir. Haga estiramientos con brazos y piernas. Baile y muévase con ellos mientras canta o habla.

Aspectos a tener en cuenta

Algunas cosas pueden retrasar o prevenir la vinculación, como:

  • Parto doloroso o difícil.
  • Varios bebés a la vez u otros niños.
  • Nacimiento prematuro o bebé con problemas de salud. Puede ser difícil establecer lazos afectivos con su bebé cuando necesita permanecer en el hospital. O pueden tener un dispositivo o una afección que actúe como barrera. Trabaje con su médico y el personal del hospital para encontrar otras formas de vincularse con su bebé.
  • Adopción o acogimiento. Puede parecer más difícil crear lazos afectivos con su bebé si no está embarazada de él y no da a luz. El vínculo no está relacionado con los genes. Podría tomar más tiempo conocerlos y vincularse con ellos.
  • Cambios hormonales o problemas emocionales. Algunas personas sufren depresión posparto después de dar a luz y necesitan ayuda médica.

Nada de esto indica que sea una mala madre. De hecho, le está yendo muy bien al satisfacer las necesidades básicas de su bebé. Puede ser creativo sobre cómo interactuar con su bebé. Quizás les guste algo diferente o nuevo. Trate de no deprimirse si le toma más tiempo de lo que pensaba. Consulte a su médico para que le aconseje si está preocupada.

Cuándo consultar al médico

Hable con su médico si tiene dificultades para vincularse con su bebé. Es posible que tenga síntomas que indiquen depresión posparto. Su médico puede recetarle medicamentos o sugerirle unirse a una nueva clase o grupo para padres. Puede ser útil conocer y hablar con padres que están pasando por la misma situación que usted.

También puede comunicarse con su médico si el llanto de su bebé no parece natural. La mayoría de las veces no pasa nada, pero su médico puede ayudarlo. Si nota que el llanto provoca una respiración irregular, movimientos lentos o mala alimentación, es posible que su bebé esté enfermo. El médico comprobará si tiene fiebre, dolor u otros problemas de salud.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo vincularme con mi bebé durante el embarazo?
  • ¿Puede mi bebé oírme y sentirme cuando está en el útero?
  • ¿Qué puedo hacer si mi bebé se une más a uno de los padres que al otro?
  • ¿Qué es el método de «dejar llorar»? ¿Debería utilizarlo?
  • ¿Puedo malcriar a mi bebé respondiendo a su llanto excesivo?