Cómo ayudar a un familiar que tiene diabetes

No es fácil para las personas escuchar que tienen diabetes. La diabetes es una enfermedad que no se puede curar. Hay que prestarle atención todos los días. Las personas que tienen diabetes deben hacer algunos cambios importantes en sus vidas. Para mantenerse saludables, tienen que aprender a vigilar y controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Las personas que no controlan sus niveles de azúcar en la sangre pueden desarrollar problemas de salud graves, como ceguera, daño a los nervios e insuficiencia renal. Pero hay cosas que puede hacer para ayudar a su ser querido que tiene diabetes.

¿Cómo puedo ayudar a mi pariente que tiene diabetes?

Primero, aprenda todo lo que pueda sobre la diabetes. Cuanto más sepa, más podrá ayudar. Aliente a su pariente a que también aprenda sobre la diabetes.

Segundo, sea comprensivo. Al principio, puede ser aterrador para las personas cuando descubren que tienen diabetes. Su familiar puede sentirse frustrado con los cambios que tiene que hacer. Dígale a su pariente que entiende cómo se siente. Pero no deje que su familiar use estos sentimientos como una excusa para no cuidar su diabetes.

El camino hacia una salud mejor

Además de brindar apoyo emocional, también puede ayudar a su pariente a realizar cambios saludables. Esto ayudará a su familiar a controlar su diabetes.

Si comen juntos, coma los mismos alimentos que consume su pariente. Evite comprar alimentos que él o ella no deben comer. Las reglas de alimentación saludable son las mismas para todos, incluidas las personas con diabetes. Coma alimentos bajos en grasas, colesterol, sal y azúcar agregada. Elija una variedad de frutas frescas, vegetales, granos integrales, carnes magras y pescado.

Fomente el ejercicio. Es posible que incluso quieran hacer ejercicio juntos. Caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar y bailar son buenas actividades que los ayudarán a ambos a hacer suficiente ejercicio. Su pariente debe hablar con su médico para averiguar qué tipo de ejercicio hacer.

¿Qué más puedo hacer?

Aprenda a reconocer signos de problemas. Conozca los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre (llamado hiperglucemia). También conozca los síntomas del bajo nivel de azúcar en la sangre (llamado hipoglucemia). Comprenda que cuando su pariente está muy irritable o tiene mal genio, su nivel de azúcar en la sangre puede ser demasiado alto o demasiado bajo. En lugar de discutir, anime a su pariente a verificar el nivel de azúcar en la sangre y a tomar medidas para corregir el problema.

Nivel alto de azúcar en la sangre (hiperglucemia)

Esto sucede a menudo cuando la persona que tiene diabetes ha comido demasiado, está enferma, tiene muy poca insulina en su cuerpo o está bajo mucho estrés. Los síntomas de hiperglucemia incluyen:

  • Micción frecuente.
  • Sed extrema.
  • Visión borrosa.
  • Sentirse muy cansado.

Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Esto sucede a menudo cuando la persona que tiene diabetes no ha comido demasiado, tiene demasiada insulina en su cuerpo o ha hecho ejercicio más allá de sus límites. Los signos de hipoglucemia incluyen los siguientes:

  • Sentirse muy cansado.
  • Bostezar con frecuencia.
  • Ser incapaz de hablar o pensar con claridad.
  • Pérdida de coordinación muscular.
  • Sudoración.
  • Espasmos.
  • Convulsiones.
  • Sentir de repente que se está por desmayar.
  • Ponerse muy pálido.
  • Pérdida de conciencia.

Aspectos a tener en cuenta

Aprender a vivir con diabetes lleva tiempo. Su pariente tendrá días buenos y días malos. Los momentos de estrés pueden ser los más difíciles. Cuando las personas con diabetes están bajo estrés, pueden tener más problemas para controlar su nivel de azúcar en la sangre. Cuando esto suceda, intente ayudar a la persona a mantener las cosas en perspectiva y volver a encaminarse. Proporcione recordatorios para comer sano y hacer ejercicio. Si la persona se siente frustrada y enojada, anímela a que sea paciente y se mantenga firme.

Cuándo consultar al médico

Los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre y un nivel bajo de azúcar en la sangre pueden ser leves y apenas perceptibles. Otras veces, son más graves, especialmente si los niveles de azúcar son extremos.

Cualquier síntoma de azúcar alta o baja en la sangre durante varios días debe alertarle de que puede ser hora de llamar al médico. Es posible que se deba ajustar el medicamento de su familiar.

Una caída repentina del azúcar en la sangre puede ser una amenaza real para la salud de las personas con diabetes. Si su familiar muestra signos de tener un nivel de azúcar en la sangre peligrosamente bajo, ofrézcale dulces azucarados. Luego, solicite ayuda médica de emergencia.

Los signos de un nivel de azúcar en la sangre peligrosamente bajo incluyen:

  • mareos
  • temblores
  • dolor de cabeza
  • visión borrosa
  • aceleración del ritmo cardíaco
  • confusión
  • arrastrar las palabras
  • pérdida de conciencia

Preguntas para su médico

  • Mi familiar tiene diabetes. ¿Esto significa que tengo más probabilidades de tener diabetes?
  • No puedo hacer que mi familiar controle regularmente su nivel de azúcar en la sangre. ¿Qué debo hacer?
  • ¿Qué tan importante es la dieta para alguien que tiene diabetes?
  • ¿Puede mi familiar comer algo de azúcar ahora que está tomando medicamentos para la diabetes?

Recursos

Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales: Manejo de la diabetes