Cómo ayudar a un familiar que tiene diabetes

No es fácil para las personas escuchar que tienen diabetes. La diabetes es una enfermedad que no se puede curar. Tiene que ser atendida todos los días. Las personas con diabetes deben hacer algunos cambios importantes en sus vidas. Para mantenerse sanas, tienen que aprender a supervisar y controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Las personas que no controlan sus niveles de azúcar en la sangre pueden desarrollar problemas de salud graves, como ceguera, daño al sistema nervioso e insuficiencia renal. Pero hay cosas que usted puede hacer para ayudar a su ser querido que tiene diabetes.

¿Cómo puedo ayudar a un familiar que tiene diabetes?

En primer lugar, aprenda todo lo que pueda acerca de la diabetes. Cuanto más sepa, más podrá ayudar. Aliente también a su familiar a aprender acerca de la diabetes.

En segundo lugar, sea comprensivo. Al principio puede ser complicado para las personas descubrir que tienen diabetes. Su familiar puede frustrarse con los cambios que tenga que hacer. Dígale a su familiar que entiende cómo se siente. Pero no permita que su familiar use estos sentimientos como una excusa para no cuidar de su diabetes.

Camino hacia una mejor salud

Además de ser de apoyo emocional, también puede ayudar a su familiar a hacer cambios saludables. Esto lo ayudará a manejar su diabetes.

Si comen juntos, coma los mismos alimentos que su familiar. Evite comprar alimentos que se supone que su familiar no puede comer. Las reglas de alimentación saludable son las mismas para todos, incluidas las personas que tienen diabetes. Coma alimentos que sean bajos en grasa, colesterol, sal y azúcar. Escoja una variedad de frutas frescas, verduras, granos integrales, carnes magras y pescado.

Fomente el ejercicio. Incluso puede que deseen hacer ejercicio juntos. Caminar, correr, andar en bicicleta, nadar y bailar son todas buenas actividades que los ayudarán a hacer suficiente ejercicio. Su familiar debe consultar a su médico para averiguar qué tipo de ejercicios puede probar.

¿Qué más puedo hacer?

Aprender a reconocer los signos de problemas. Aprender los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre (llamado hiperglucemia). Aprender también los síntomas del nivel bajo de azúcar en la sangre (llamado hipoglucemia). Entender que cuando su familiar está muy irritable o tiene mal genio, su nivel de azúcar en la sangre puede ser demasiado alto o demasiado bajo. En lugar de discutir, estimule a su familiar a controlar el nivel de azúcar en la sangre y tomar medidas para corregir el problema.

Nivel alto de azúcar en la sangre (hiperglucemia)

Esto sucede a menudo cuando la persona que tiene diabetes ha comido demasiado, está enfermo, tiene muy poca insulina en su cuerpo o está bajo mucho estrés. Los síntomas de la hiperglucemia incluyen:

  • micción frecuente
  • sed extrema
  • visión borrosa
  • sensación de mucho cansancio.

Niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Esto sucede a menudo cuando la persona que tiene diabetes no ha comido demasiado, tiene mucha insulina en su cuerpo o ha hecho ejercicio más allá de sus límites. Los signos de hipoglucemia incluyen lo siguiente:

  • sensación de mucho cansancio
  • bostezos frecuentes
  • incapacidad para hablar o pensar con claridad
  • pérdida de la coordinación muscular
  • sudor
  • espasmos
  • convulsiones
  • sensación repentina como si fuese a desmayarse
  • mucha palidez
  • pérdida de la consciencia.

Aspectos a tener en cuenta

Aprender a vivir con la diabetes lleva tiempo. Su familiar tendrá buenos y malos días. Los momentos de estrés pueden ser lo más difícil. Cuando las personas que tienen diabetes están bajo estrés, pueden tener más problemas para controlar su nivel de azúcar en la sangre. Cuando esto sucede, trate de ayudar a la persona a mantener las cosas en perspectiva y a volver a recuperarse. Proporcione recordatorios para comer saludable y hacer ejercicio. Si la persona se siente frustrada y enojada, anímela a que sea paciente y ¡no dejarse vencer!

Cuándo consultar al médico

Los síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre y niveles bajos de azúcar en la sangre pueden ser leves y apenas perceptibles. Otras veces, son más graves, especialmente si los niveles de azúcar están en niveles extremos.

Cualquier síntoma de niveles altos o bajos de azúcar en la sangre durante varios días debe alertarlo de que puede ser el momento para llamar al médico. Podría ser el momento de que el medicamento de su familiar deba ser ajustado.

Una caída repentina del nivel de azúcar en la sangre puede ser una verdadera amenaza para la salud de las personas que tienen diabetes. Si su familiar muestra signos de tener niveles peligrosamente bajos de azúcar en la sangre, ofrézcale un caramelo azucarado. Luego, llame por ayuda al servicio de emergencias.

Los signos de niveles peligrosamente bajos de azúcar en la sangre incluyen:

  • mareos
  • temblores
  • dolor de cabeza
  • visión borrosa
  • taquicardia
  • confusión
  • arrastrar las palabras al hablar
  • pérdida de la consciencia.

Preguntas para su médico

  • Un familiar tiene diabetes. ¿Quiere esto decir que estoy más propenso a tener diabetes?
  • No logro que mi familiar controle regularmente su nivel de azúcar en la sangre. ¿Qué debo hacer?
  • ¿Qué tan importante es la dieta de una persona que tiene diabetes?
  • ¿Puede mi familiar comer un poco de azúcar ahora que está tomando medicamentos para la diabetes?

Este folleto fue desarrollado por la Academia Estadounidense de Médicos de Familia en colaboración con la Asociación Estadounidense de Diabetes.