Lo que usted necesita saber sobre el nacimiento prematuro

Toda mujer sueña con un embarazo ideal. Un periodo de 40 semanas donde todo sale según lo planeado. Pero 1 de cada 10 bebés en los Estados Unidos nace prematuramente. Y cuando un bebé ha tenido menos tiempo para desarrollarse en el útero, a menudo nace con problemas. Esto se debe a que muchos órganos, incluidos el cerebro, los pulmones y el hígado, todavía se están desarrollando en las últimas semanas de embarazo. Los problemas varían de leves a graves. Pueden incluir problemas de respiración y alimentación, parálisis cerebral, retrasos en el desarrollo y problemas de la vista y audición.

Cuanto antes sea el nacimiento, más probable es que el bebé tenga problemas más graves. El nacimiento prematuro se define como: bebés nacidos vivos antes de completar 37 semanas de embarazo. Las subcategorías de nacimientos prematuros se basan en la edad gestacional (qué tan avanzado está el embarazo). Se mide en semanas, desde el primer día del último ciclo menstrual de la mujer hasta la fecha actual:

  • Extremadamente prematuro (nacido antes de las 28 semanas).
  • Muy prematuro (nacido entre las semanas 28 y 32).
  • Prematuro moderado a tardío (nacido entre las semanas 32 y 37).

El nacimiento prematuro es el mayor contribuyente a la muerte infantil. La mayoría de las muertes ocurren en bebés nacidos antes de las 32 semanas de embarazo.

Los médicos no siempre saben por qué una mujer da a luz antes de las 37 semanas. Pero existen varios factores que pueden poner a las mujeres en mayor riesgo. Algunos de ellos son las siguientes:

  • Ser menores de 19 o mayores de 40 años.
  • Tener un ingreso materno o una situación socioeconómica bajos.
  • Tener una infección o una afección crónica, como la diabetes.
  • Haber tenido un parto prematuro previo.
  • Estar embarazada de gemelos, trillizos o un embarazo múltiple.
  • Tener presión arterial alta durante el embarazo.
  • Consumir tabaco o alcohol durante el embarazo.
  • Abusar de drogas durante el embarazo.
  • Comenzar la atención prenatal al final del embarazo.
  • Pasar por un evento estresante durante el embarazo.

El camino hacia una mejor salud

¿Se puede prevenir el parto prematuro?

Algunos factores de riesgo no se pueden cambiar. Pero puede tomar ciertas medidas para reducir el riesgo de tener un bebé prematuro:

  • No fume. Si lo hace, deje de hacerlo ahora. Hable con su médico sobre cómo hacerlo.
  • No consuma alcohol ni drogas durante el embarazo.
  • Acuda a su médico para recibir atención prenatal tan pronto como crea que está embarazada. Acuda a todas las citas durante el embarazo.
  • Reciba tratamiento para cualquier afección crónica que tenga.
  • Reduzca su estrés.
  • Conozca los signos. Si cree que puede estar en trabajo de parto, llame a su médico de inmediato. Las señales de trabajo de parto incluyen:
    • Contracciones.
    • Cambios en el flujo vaginal.
    • Presión pélvica.
    • Dolor leve en la espalda baja.
    • Calambres que se sienten como un período menstrual.
    • Calambres abdominales, con o sin diarrea.

Los bebés prematuros (sietillos) necesitan cuidados especiales. Una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) es una guardería en el hospital que se especializa en el cuidado de bebés prematuros. Los médicos y enfermeras que trabajan en la UCIN cuentan con capacitación y equipos especializados para cuidar a estos bebés. Esto asegura que su bebé recibirá la mejor atención posible para su crecimiento y desarrollo adecuados.

Usted podrá participar en el cuidado de su bebé, incluso si está en la UCIN. Los bebés prematuros no pueden alimentarse directamente del seno o del biberón hasta las 32 a 34 semanas de edad gestacional. Pero la madre puede extraer la leche materna y ésta se proporciona al bebé a través de una sonda. La leche materna tiene una clara ventaja sobre la leche de fórmula. Contiene anticuerpos para ayudar a proteger a su bebé de infecciones que su sistema inmunitario subdesarrollado no puede combatir.

Debido a que los bebés prematuros necesitan más nutrición que los recién nacidos a término, se pueden agregar vitaminas y minerales a la leche materna o leche de fórmula.

En casa con su bebé prematuro

Su bebé podrá irse a casa una vez que sus sistemas estén desarrollados y puedan funcionar solos. El bebé aún puede requerir cuidados especiales, en especial si era muy pequeño al nacer.

A los pocos días de ser dado de alta del hospital, deberá llevar a su bebé al médico. El médico verificará el peso de su bebé y se asegurará de que todo vaya bien en casa. En cada una de las visitas de bienestar de su bebé, su médico verificará el crecimiento de su bebé utilizando una tabla de crecimiento especial para bebés prematuros. El crecimiento de su bebé puede ser más lento que el crecimiento de un bebé a nacido a término. No se preocupe. La mayoría de los bebés prematuros se ponen al día con los bebés a término después de los primeros dos años.

Hable con su médico para obtener información con respecto a la alimentación de su bebé. La leche materna siempre es la mejor. Pero los bebés prematuros pueden tener problemas para succionar o prenderse. Pídale ayuda a su médico o solicite una recomendación de un consultor de lactancia si es necesario.

Aspectos a tener en cuenta

Ciertos problemas de visión y audición son más comunes en bebés prematuros. Los ojos cruzados (o estrabismo), por ejemplo, a menudo desaparecen por sí solos. La retinopatía del prematuro (ROP), una afección en la que los pequeños vasos sanguíneos del ojo crecen de manera anormal, puede ocurrir en bebés que nacieron en o antes de las 32 semanas de gestación. Pregúntele a su médico si debe llevar a su bebé a un oculista.

Los bebés prematuros también tienen más probabilidades de tener problemas de audición. Hable con su médico si su bebé no reacciona a los ruidos fuertes.

Su médico también prestará especial atención a los hitos del desarrollo de su bebé. Las habilidades motoras como sonreír, sentarse y caminar serán monitoreadas de cerca a medida que crezca.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuánto debe comer mi bebé y con qué frecuencia?
  • ¿Cuánto debe dormir mi bebé y con qué frecuencia?
  • ¿Cuál es la edad gestacional de mi bebé?
  • ¿Qué hitos del desarrollo debo buscar y cuándo?
  • ¿Cómo protejo a mi bebé de que se enferme?
  • ¿Deben los demás en la casa recibir alguna vacuna especial?
  • ¿Cuándo puedo sacar a mi bebé en público?
  • ¿Cómo puedo colocar correctamente a mi bebé en su asiento para el automóvil?
  • ¿Hay alguna preocupación especial sobre las vacunas porque mi bebé nació prematuramente?