Llanto: menos de 1 año de edad

Todos los bebés lloran. Usted sabe que su bebé va a llorar. El llanto se considera un comportamiento normal en los bebés. Pero eso no significa que sea más fácil de manejar cuando sucede. La buena noticia es que, la mayoría de las veces, su bebé llora por algún motivo. Si puede averiguar por qué, puede tomar medidas para resolver el problema. Esto ayudará a su bebé (y a usted) a sentirse mucho mejor.

El camino hacia una mejor salud

A esta edad temprana, su bebé tiene una forma primaria de comunicarse: llorar. Si él o ella tienen un pañal sucio, está cansado o siente dolor, llorará para avisarle que hay un problema. A menudo puede resolverlo con bastante facilidad. Si han pasado dos horas desde que su bebé comió y está llorando, es posible que tenga hambre. O, si han pasado dos horas desde que su bebé durmió y está llorando, probablemente esté cansado. Pero habrá momentos en que será difícil descubrir qué le pasa a su bebé. Trate de tener en cuenta estas razones por las que su bebé podría estar llorando para ayudarle a resolverlo.

Su bebé tiene hambre. Esta es a menudo la razón por la que llora su bebé. Preste atención cuando alimente a su bebé para que pueda saber si es hora de volver a comer. A su vez, aprenda las señales de hambre antes de que empiece a llorar. Las quejas, apretar los labios y masticar sus manos podrían ser indicios de que necesita comer.

Su bebé está cansado. Esta es otra razón muy común para el llanto infantil. Aunque los bebés pueden dormir en cualquier lugar, puede ser difícil para ellos conciliar el sueño. Busque pistas de que su bebé está cansado, como ojos rojos o hinchados, frotarse los ojos o bostezar. Intente hacer que se duerma antes de que comience a llorar y se excite.

Su bebé necesita eructar. La mayoría de los bebés tragan aire mientras comen. Esto puede ocasionar presión y generarles incomodidad. Si su bebé llora después de comer, es probable que necesite un buen eructo. Intente darle palmadas en la espalda, acostarlo sobre su barriga, o caminar mientras lo sacude ligeramente hacia arriba y hacia abajo para intentar eructar.

Su bebé necesita un cambio de pañal. Algunos bebés pueden tolerar un pañal mojado o sucio durante mucho tiempo. Otros le harán saber que necesitan ser cambiados. De cualquier manera, no querrá que su bebé permanezca con un pañal sucio durante mucho tiempo. Así que revise su pañal y cámbielo regularmente para evitar molestias.

Su bebé está sobre-estimulado. Están sucediendo tantas cosas en el mundo que rodea a su bebé. Puede ser difícil para ellos procesar todas las luces, el ruido y las personas. Algunas veces, su bebé llorará solo para decirle que es suficiente y que necesita un descanso. Cuando esto ocurra, trate de envolver a su bebé para que se sienta más seguro. También puede retirarse a un lugar tranquilo y dejar que su bebé se calme.

Su bebé está aburrido. Algunos bebés necesitan más estimulación que otros. El suyo podría aburrirse después de estar sentado en su columpio por mucho tiempo. Preferiría ser parte de la acción. En ese caso, trate de llevar a su bebé en un soporte frontal para que pueda ser parte de lo que sucede a su alrededor. Planee actividades y salidas para mantenerlo ocupado, y es posible que no llore tanto.

Su bebé tiene calor o frío. A nadie le gusta estar a una temperatura incómoda, incluido su bebé. Si está demasiado abrigado, es posible que sienta demasiado calor. Cuando quite la ropa para cambiar un pañal, es posible que sienta demasiado frío. De cualquier manera, lo más probable es que llore. Vista a su bebé en capas para poder hacer los cambios necesarios. Como regla general, a los bebés les gusta estar cálidos, entonces vístalos con una capa más de ropa que la que tiene usted para que se sientan cómodos.

Su bebé está incómodo. Puede haber algo que moleste a su bebé que usted no pueda ver. Una etiqueta de ropa podría estar pinchándolo, o podría tener un cabello envuelto alrededor de un dedo de la mano o del pie. Algunas veces su bebé puede llorar solo porque no le gusta el tipo de biberón que está usando o la posición en la que lo está sosteniendo. Trate de imaginar qué situación podría estar molestando a su bebé y hacer los cambios correspondientes.

A su bebé le duele la panza. Algunos bebés tienen problemas de gases. Puede hacerlos sentir muy incómodos y malhumorados. Si cree que su bebé tiene gases, colóquelo de espaldas, sostenga sus pies y mueva las piernas en un movimiento de ciclismo por un tiempo. Esto puede ayudar a mover el gas y ayudarlo a liberarlo. Algunos padres usan gotas antigases de venta libre. Siempre consulte con su médico antes de usar cualquier medicamento de venta libre para su bebé.

A su bebé le duelen los dientes. El proceso de dentición puede ser bastante doloroso para los bebés, ya que los dientes nuevos hacen presión sobre las encías sensibles. A menudo comienza varios meses antes de que aparezcan los dientes. Si su bebé está llorando y no puede entender por qué, podrían ser sus dientes. Intente ofrecerle un anillo de dentición de goma firme o un paño frío para morder. Pregúntele al médico de su bebé antes de darle a su bebé medicamentos para el dolor o cualquier otro producto de venta libre para la dentición.

Aspectos a tener en cuenta

Habrá momentos en que su bebé estará cálido, seco, bien alimentado y descansado, pero aún llorará. Cuando parece que no hay un problema que resolver para detener el llanto, todo lo que puede hacer es tratar de consolarlo. Existen muchas técnicas que puede probar, las cuales incluyen:

  • Mecerlo, ya sea en una mecedora o en sus brazos.
  • Envolverlo en una cobija.
  • Cantar o hablar con él.
  • Poner música suave.
  • Caminar con él en sus brazos o en un cochecito.
  • Conducir en el automóvil (asegúrese de sujetar a su bebé en el asiento de seguridad de su automóvil).
  • Ruido rítmico, como un ventilador, un lavavajillas o una máquina de ruido blanco.

Haga lo posible para mantener la calma cuando su bebé llore. Si se enoja o se altera, su bebé lo sentirá y probablemente hará que su llanto empeore.

Si ninguna de estas técnicas funciona y su bebé no para de llorar, es posible que deba dejarlo solo. Acuéstelo en su cuna y déjelo llorar por un tiempo. También puede obtener ayuda de otro miembro de la familia o un amigo. No importa cuán frustrado pueda sentirse, nunca sacuda a su bebé. Esto puede causar ceguera, daño cerebral e incluso la muerte.

¿Podría mi bebé tener cólicos?

El cólico es una afección que ocurre cuando un bebé sano llora sin motivo. Su bebé podría tener cólicos si llora durante más de 3 horas al día, al menos 3 días a la semana, durante al menos 3 semanas. El cólico generalmente comienza algunas semanas después del nacimiento. La mayoría de los bebés lo superan a los 3 o 6 meses.

Los cólicos pueden ser difíciles para los padres. Los bebés que no paran de llorar pueden ser difíciles de cuidar. Trate de no preocuparse si se siente abrumado o frustrado. Recuerde que el llanto no le hace daño al bebé, y los cólicos no tienen ningún efecto duradero. Desaparecerán con el tiempo. Hable con el médico de su bebé si cree que su bebé podría tener cólicos.

¿Cuándo debería llamar al médico?

La mayor parte del llanto de los bebés es completamente normal. Pero a veces el llanto puede ser un signo de algo más serio. Llame al médico de su bebé si:

  • además del llanto, su bebé tiene fiebre, vómitos, diarrea o sangre en las deposiciones, o una disminución en el movimiento.
  • Si el llanto o el comportamiento del bebé cambian de forma repentina.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Siento que mi bebé llora todo el tiempo. ¿Qué puedo hacer?
  • ¿Todos los bebés necesitan eructar cuando están comiendo?
  • ¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene gases?
  • ¿Debería saber qué le sucede a mi bebé en función de cómo llora?
  • ¿Podría mi bebé tener cólicos?
  • ¿Qué causa los cólicos?
  • ¿Qué debo hacer si mi bebé no deja de llorar?