Cuidado de su bebé premature

El nacimiento de un bebé es un momento feliz. Sin embargo, si su bebé nace prematuro, puede ser estresante. También puede requerir un cuidado especial. Un bebé es prematuro si él o ella nacen antes de la 37º semana de un embarazo normal de 40 semanas.

El camino hacia una mejor salud

Los bebés que nacen prematuramente pueden necesitar cuidado especial durante sus primeros 2 años. Esto es especialmente cierto si pesaron menos de 3 libras. Aquí hay algunos consejos sobre cómo cuidar a su bebé cuando él o ella llegan a casa del hospital. Esto es lo que puede hacer para ayudar a que su bebé esté sano, crezca y se desarrolle cuando llegue a su hogar:

  • Lleve a su bebé al consultorio de su médico poco después de que el bebé salga del hospital. Su médico controlará al bebé para confirmar que él o ella está subiendo de peso y hablar sobre cómo le está yendo a su bebé en casa.
  • Hable con su médico acerca de la alimentación de su bebé. La leche materna es el mejor alimento para el bebé. Si su bebé no succiona o engancha bien, estos son problemas que pueden superarse con ayuda. Pregúntele a su médico sobre contactar a un especialista en lactancia. La leche materna puede ser provista desde un biberón en lugar de, o además de, la mama. La leche materna se puede bombear y almacenaren caso de que prefiera proporcionar la leche materna con un biberón. Esto es útil si usted está lejos de su bebé debido a sus necesidades de atención o su trabajo. Si su bebé toma fórmula en lugar de leche materna, puede ser necesaria una fórmula especial. El médico puede recomendar vitaminas y hierro. Las vitaminas se dan a menudo a los bebés prematuros para ayudarles a crecer y mantenerse sanos. Su bebé también puede necesitar hierro extra porque los bebés prematuros no tienen tanto hierro almacenado en el cuerpo como los bebés a término. Después de 4 meses de tomar gotas de hierro, su bebé tendrá aproximadamente la misma cantidad de hierro que un bebé a término. Su médico puede querer que su bebé tome gotas de hierro durante un año o más.
  • Controle el crecimiento de su bebé. Los bebés prematuros no pueden crecer a la misma velocidad que un bebé nacido a término durante los primeros 2 años. Los bebés prematuros son generalmente más pequeños durante este tiempo. A veces crecen por periodos. Por lo general, con el tiempo alcanzan a los bebés a término. Para mantener un registro del crecimiento de su bebé, su médico puede usar tablas de crecimiento especiales para bebés prematuros. Su médico también querrá hacer un seguimiento de los hitos de su bebé. Esto incluiría cosas como el nivel de actividad, sentarse, y gatear. Estas son las cosas que los médicos quieren saber acerca de todos los bebés, no sólo de los bebés prematuros.
  • Sea consistente con el horario de alimentación de su bebé. La mayoría de los bebés prematuros necesitan de 8 a 10 comidas al día. No espere más de 4 horas entre cada comida o su bebé podría deshidratarse (no tener suficiente líquido). De 6 a 8 pañales al día le demuestran que su bebé está recibiendo suficiente leche materna o fórmula. Los bebés prematuros a menudo regurgitan después de comer. Esto es normal. Sin embargo, debe asegurarse de que su bebé sigue aumentando de peso. Hable con su médico si piensa que su bebé ha dejado de subir de peso o si está perdiendo peso.
  • Prepárese para los alimentos sólidos. La mayoría de los médicos aconsejan darle alimentos sólidos a un bebé prematuro a los 4 a 6 meses después de la fecha de término original del bebé (no la fecha de nacimiento). Los bebés prematuros no están tan desarrollados al nacer como los bebés a término. Puede llevarles más tiempo desarrollar su capacidad de deglución. Si su bebé tiene problemas médicos, el médico puede recomendar una dieta especial.
  • Dele a su bebé muchas oportunidades para dormir. Aunque los bebés prematuros duermen más horas al día que los bebés a término, duermen por periodos de tiempo más cortos. Todos los bebés deben acostarse sobre su espalda para dormir, no sobre sus estómagos. Esto incluye los bebés prematuros. Use un colchón firme y sin almohada. Dormir boca abajo y sobre un colchón suave puede aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) de su bebé. El SMSL es la muerte repentina e inexplicable de un bebé menor de 1 año (por lo general mientras el bebé está dormido, por lo que también se conoce como “muerte de cuna”).
  • Verifique la visión de su bebé. La bizquera es más común en bebés prematuros que en los bebés nacidos a término. El término médico para esta condición es estrabismo. Este problema generalmente desaparece por sí solo a medida que su bebé crece y se desarrolla. Su médico puede querer que usted lleve a su bebé a un oftalmólogo si tiene este problema. Algunos bebés prematuros tienen una enfermedad ocular llamada retinopatía del prematuro (ROP, por sus siglas en inglés). Esta afección hace que los pequeños vasos sanguíneos en el ojo crezcan de manera anormal. La ROP a menudo ocurre en los bebés que nacen a las 32 semanas de gestación o antes. Si hay una posibilidad de que su bebé tenga ROP, su médico le aconsejará que lleve al bebé con un oftalmólogo para obtener revisiones regulares. La ROP puede ser tratada para ayudar a prevenir la pérdida de la visión.
  • Verifique la audición de su bebé. Los bebés prematuros también son más propensos a tener problemas de audición que los bebés nacidos a término. Si observa que su bebé no parece escuchar, informe a su médico. Puede comprobar la audición de su bebé haciendo ruidos detrás o al lado de él o ella. Si su bebé no gira la cabeza ni reaccionar a un ruido fuerte, informe a su médico.
  • Obtenga las vacunas de su bebé. Las inmunizaciones (también llamadas vacunas o inyecciones) se dan a los bebés prematuros a la misma edad que a los bebés a término. Su bebé puede necesitar una vacuna contra la gripe cuando él o ella tenga 6 meses de edad. Los bebés prematuros pueden enfermarse más de gripe que los bebés nacidos a término. Hable con su médico acerca de las vacunas contra la gripe para toda la familia. Esto puede ayudar a proteger a su bebé de contagiarse la gripe de alguien en la familia.
  • Proteja a su bebé mientras viaja en automóvil. Al viajar con su bebé en un automóvil, utilice un asiento de seguridad infantil certificado. Asegúrese de que la cabeza y el cuerpo del bebé no se desplomen hacia adelante cuando él o ella esté en el asiento. Puede utilizar toallas enrolladas o cobijas para brindar soporte al bebé en el asiento del automóvil. El asiento de seguridad debe ser instalado en el asiento trasero. Puede hacer que amigo o miembro de la familia viaje en el asiento trasero con su bebé para vigilarlo. Al principio, su bebé debe viajar en un asiento de seguridad mirando hacia atrás. Pregúntele a su médico cuándo es seguro mover a su bebé a un asiento de seguridad mirando hacia el frente. Nunca deje a su bebé solo en el vehículo, ni siquiera por unos minutos.

Aspectos a tener en cuenta

Si su bebé nace prematuro, hay ciertas cosas que pueden afectar su salud, aprendizaje y el horario de su familia. Físicamente, los bebés que nacen prematuramente pueden necesitar permanecer en el hospital durante más semanas o meses que los bebés a término. Esto puede ser debido al hecho de que los bebés prematuros a menudo tienen dificultades con pulmones poco desarrollados, bajo peso y otros problemas. Esto puede generar tensión en la rutina de su familia, incluso si es su primer hijo. Se requieren visitas diarias al hospital hasta que él o ella sea dado de alta. Si usted tiene otros niños, es necesario dividir su tiempo entre el hospital y el cuidado de sus hijos en el hogar. Uno o ambos padres pueden necesitar tomar tiempo adicional fuera del trabajo durante este período.

Una vez que su bebé llegue a casa, tendrá que proteger a su bebé de la exposición a los demás y de las enfermedades. Los gérmenes y enfermedades pueden ser más duros en un bebé prematuro. Por último, algunos bebés prematuros tienen dificultades con el desarrollo del aprendizaje, la motricidad gruesa (gatear, caminar), y la motricidad fina (recoger cosas, alimentarse por sí mismos). Con el tiempo se solucionará. Sin embargo, les puede tomar más tiempo aprender esas habilidades.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si mi primer bebé nació prematuro, ¿eso aumenta el riesgo de que mis próximos bebés sean prematuros?
  • ¿Cómo puedo ayudar a mi bebé prematuro a ponerse al día con sus hitos del desarrollo?
  • ¿Cuánto tiempo debo esperar para llevar de paseo a mi bebé prematuro o exponerlo a los demás una vez que estamos en casa?
  • ¿Puede el haber nacido prematuro aumentar el riesgo de parálisis cerebral u otras enfermedades crónicas de mi bebé?