Resistencia a la Insulina

Resistencia a la Insulina

¿Qué es la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina es una afección vinculada con la prediabetes y la diabetes tipo 2. Significa que su cuerpo no es capaz de responder a la cantidad de la hormona insulina que produce. La insulina es producida por el páncreas, uno de los órganos del cuerpo. Ayuda a proteger el cuerpo de obtener exceso de azúcar (glucosa). La glucosa da energía. Sin embargo, el exceso de azúcar es perjudicial para la salud.

Síntomas de la resistencia a la insulina

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que tienen resistencia a la insulina hasta que se realizan un análisis de sangre. Todos tenemos niveles altos de azúcar en la sangre de vez en cuando. Sin embargo, cuando el nivel de azúcar en el cuerpo siempre es alto, podría observar que tiene más sed, orina más, está más cansado, tiene la visión borrosa y siente algo de hormigueo en la planta de los pies.

¿Qué causa resistencia a la insulina?

La obesidad (tener sobrepeso significativo y grasa abdominal), un estilo de vida sedentario y una dieta rica en carbohidratos son las principales causas de la resistencia a la insulina. Algunas mujeres desarrollan resistencia a la insulina durante el embarazo. Esto se llama diabetes gestacional. Ciertas enfermedades están asociadas con la resistencia a la insulina. Entre ellas, las enfermedades cardíacas, la enfermedad del hígado graso no alcohólico y el síndrome de ovario poliquístico.

Ciertos factores de riesgo están asociados con la resistencia a la insulina, incluyendo:

  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Un estilo de vida sedentario (no activo)
  • La raza (en especial, si es Afroamericano, Mexicano-Estadounidense o Nativo Americano)
  • La edad (el riesgo aumenta a medida que se envejece)
  • Hormonas
  • El uso de esteroides
  • Algunos medicamentos
  • Malos hábitos de sueño
  • Fumar

¿Cómo se diagnostica la resistencia a la insulina?

Durante una consulta con el médico, su médico le hará preguntas sobre sus síntomas, su historia clínica personal y familiar, evaluará su peso y le tomará la presión arterial. El diagnóstico de resistencia a la insulina requiere un análisis de sangre. Esto puede hacerse a través de un pequeño pinchazo en el dedo o la inserción de una pequeña aguja en una vena para tomar una muestra de sangre. En general, se le pedirá que ayune (no comer ni beber nada excepto agua) ocho horas antes del análisis. La muestra de sangre se enviará a un laboratorio para su análisis. Verificará el nivel de azúcar en sangre en ayunas. Un valor superior a 100 mg/dL indica resistencia a la insulina. El médico también podría tener que examinar los niveles de colesterol (de la misma muestra de sangre). Las personas con resistencia a la insulina suelen tener niveles altos de colesterol.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) recomienda examinar la glucosa en sangre de todas las mujeres embarazadas para detectar la diabetes gestacional después de la 24.ª semana de embarazo. Además, la AAFP recomienda examinar la glucosa en sangre en los adultos de 40 a 70 años que tienen sobrepeso o son obesos y pueden estar en riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

¿Se puede prevenir o evitar la resistencia a la insulina?

No se pueden prevenir o evitar los factores de riesgo como la raza, la edad y los antecedentes médicos familiares. Usted puede tomar medidas para reducir su resistencia a la insulina al perder peso (incluso el 10 % puede hacer una diferencia), hacer ejercicio regularmente y tener una dieta saludable. Elija carbohidratos saludables. Por ejemplo, coma pan integral en vez de pan blanco, beba agua en lugar de refrescos y reduzca la ingesta de alimentos azucarados.

Si usted tiene o ha tenido diabetes gestacional, la resistencia a la insulina suele desaparecer después del parto. Sin embargo, existe un mayor riesgo de que la diagnostiquen con diabetes tipo 2 cuando sea mayor. Eso debería ser una advertencia para cambiar su dieta y estilo de vida pronto para poder retrasar la afección el mayor tiempo posible.

Tratamiento de la resistencia a la insulina

La dieta, la pérdida de peso y el ejercicio pueden mejorar la resistencia a la insulina. Sin embargo, la mayoría de las personas también necesitan medicamentos. Su médico le recetará el medicamento que funcione mejor según sus necesidades de salud y estilo de vida. Si la resistencia a la insulina conduce a la diabetes tipo 2 no controlada, podría necesitar insulina (administrada por medio de una bomba o una inyección diaria).

Vivir con resistencia a la insulina

Vivir con resistencia a la insulina requiere cambios en el estilo de vida, además del uso regular de medicamentos recetados. Tendrá que cuidarse más al tomar decisiones con respecto a alimentos y bocadillos, leer las etiquetas y mantener un peso más bajo. También tendrá que comprometerse a realizar ejercicio regular y tomar sus medicamentos según las indicaciones.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿La resistencia a la insulina siempre conduce a la diabetes?
  • Si cuido lo que como a una edad temprana, ¿puedo evitar la resistencia a la insulina cuando sea mayor?
  • ¿Las personas delgadas pueden tener resistencia a la insulina?
  • ¿La insulina recetada causa aumento de peso?