Queratosis pilaris

Descripción general

¿Qué es la queratosis pilaris?

La queratosis pilaris es una afección de la piel común e inofensiva que causa la aparición de pequeños bultos en la piel. Suele aparecer en la parte superior de los brazos y los muslos.

Síntomas de la queratosis pilaris

La queratosis pilaris puede hacer que su piel se vea como si tuviera “piel de gallina”. Los bultos suelen ser del color de su piel. También pueden verse de color blanco, rojo, rosado-púrpura en la piel clara, o negro pardusco en la piel oscura. Pueden sentirse ásperos y secos como papel de lija. Pueden picar, pero no duelen. Si tiene queratosis pilaris en la cara, puede parecerse al acné, y puede verse enrojecido. La piel de la cara puede estar seca y agrietada.

El área de la piel que se ve afectada por la queratosis pilaris puede volverse más oscura (hiperpigmentación) o más clara (hipopigmentación) que la piel circundante. Esto puede suceder si se rasca o intenta quitar las protuberancias. Por lo general, desaparece con tratamiento.

Algunas personas con queratosis pilaris solo tienen algunos bultos de color piel. Otras tienen protuberancias visibles que pueden parecer erupciones. Las protuberancias pueden aparecer en cualquier lugar de la piel. Son más comunes en la parte superior de los brazos y en la parte frontal de los muslos. Algunas personas tienen tantos bultos que se extienden a los antebrazos o la parte inferior de las piernas.

Causas y factores de riesgo

¿Qué causa la queratosis pilaris?

La queratosis pilaris ocurre cuando las células muertas de la piel obstruyen los folículos capilares (también llamados poros) en la piel. No es causada por un hongo, bacteria o virus. No es contagiosa. Ocurre más a menudo durante los meses de invierno cuando el aire está seco. Tiende a mejorar en los meses más cálidos cuando la humedad es más alta.

La queratosis pilaris puede ocurrir a cualquier edad y afectar a cualquier persona. Por lo general, aparece antes de los 2 años o durante la adolescencia. Puede empeorar durante el embarazo y después del parto. Por lo general, afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres. La queratosis pilaris puede desaparecer o mejorar con la edad.

Es más probable que desarrolle queratosis pilaris si tiene:

  • antecedentes familiares de esta afección;
  • asma;
  • piel seca;
  • eccema (o dermatitis atópica);
  • exceso de peso corporal, y
  • fiebre del heno.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica la queratosis pilaris?

El médico podrá determinar si tiene queratosis pilaris observando su piel y hablándole sobre sus síntomas. Examinará la piel y descartará otras afecciones médicas. Las pruebas generalmente no son necesarias.

¿Se puede prevenir o evitar la queratosis pilaris?

No hay nada que pueda hacer para prevenir o evitar la queratosis pilaris.

Tratamiento de la queratosis pilaris

No hay cura para la queratosis pilaris. Ciertos medicamentos y remedios caseros pueden ayudar. Su médico puede sugerir lo siguiente:

  • lociones hidratantes para calmar la piel;
  • exfoliación de la piel (utilizar una esponja vegetal o un paño áspero para eliminar suavemente las células muertas de la superficie de la piel);
  • cremas que contienen ciertos ingredientes para ayudar a suavizar la piel y aflojar las células muertas (urea, ácido láctico, ácido glicólico [alfa hidroxi], ácido salicílico o tretinoína), y
  • cremas con esteroides para reducir el enrojecimiento y la picazón.

No se puede curar la queratosis pilaris, pero se pueden minimizar los síntomas siguiendo las sugerencias del médico. Pueden pasar semanas o meses antes de que vea resultados, así que sea paciente. Mantenga su plan de tratamiento en marcha, incluso si las protuberancias desaparecen. La queratosis pilaris a menudo regresa cuando se detiene el tratamiento.

Vivir con queratosis pilaris

Consejos para ayudar a mejorar la apariencia de su piel:

  • Lávese la piel suavemente. Evite frotar el área afectada de la piel. Use agua tibia (no caliente) y un jabón suave (algunos nombres de marcas: Cetaphil, Lubriderm, Purpose). Evite los desodorantes o jabones con una fragancia fuerte. Los perfumes utilizados en estos productos pueden resecar la piel.
  • Seque la piel (no la frote) después de bañarse o ducharse.
  • Use una crema hidratante después de cada ducha o baño. Aplíquela dentro de los 5 minutos de haberse bañado, mientras la piel aún esté húmeda.
  • Aplique la crema hidratante 2 a 3 veces por día. Los humectantes que contienen urea (como Eucerin, Lubriderm) son especialmente útiles porque suavizan la piel seca y áspera.

Use un humidificador para aumentar la humedad del ambiente.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Tengo queratosis pilaris?
  • ¿Cómo obtuve la queratosis pilaris?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?
  • ¿Qué loción o humectante me recomendaría que use?
  • ¿Se mejorará mi queratosis pilaris durante el verano?
  • ¿Mi queratosis pilaris desaparecerá a medida que envejezca?
  • Si los síntomas empeoran, ¿cuándo debo llamar a mi médico?
  • ¿Hay algún cambio de estilo de vida que debo hacer?
  • ¿Necesito algún medicamento con receta?