Otitis Externa (Oído de Nadador)

Family Doctor Logo

General

¿Qué es el oído de nadador?

El oído de nadador (afección también llamada otitis externa) es un tipo de infección en el oído que afecta el canal auditivo. Debido a que el canal es oscuro y tiene una temperatura cálida, puede infectarse fácilmente al entrar en contacto con bacterias y hongos. El oído de nadador es diferente del tipo de infección que se contrae en el oído medio, la cual causa una inflamación dolorosa en el tímpano. Ese tipo de infección se llama otitis media.

Síntomas

¿Qué se siente cuando uno sufre de otitis externa?

Los síntomas de la otitis externa incluyen:

  • Dolor o picazón en la parte externa del oído (el dolor generalmente es más fuerte cuando el oído se mueve, como cuando uno mastica)
  • La sensación de que el oído afectado se encuentra tapado o congestionado
  • Secreción de líquido en el oído afectado
  • Disminución de la audición o audición amortiguada

Si no se trata, el oído afectado puede hincharse y doler mucho al tacto. El líquido puede convertirse en una especie de pus y la disminución en la audición o audición amortiguada puede llegar a empeorar.

Causas y Factores de Riesgo

¿Qué causa la otitis externa?

Hay varios factores que pueden aumentar las probabilidades de sufrir oído de nadador, incluidos los siguientes:

  • Si usted nada o se ducha mucho, puede entrar demasiada agua en sus oídos. El agua elimina la cera que protege los oídos, lo que hace que los gérmenes y hongos crezcan con mayor facilidad.
  • La limpieza de los oídos puede eliminar la capa de cera protectora y provocar una infección.
  • Si se lesiona la piel del canal auditivo al introducir un dedo o algún objeto (como un hisopo de algodón o un lápiz) en el oído, se puede producir una infección en el canal.
  • Las enfermedades de la piel (como la psoriasis) que se producen en otras partes del cuerpo también pueden aparecer en el canal auditivo y causar una infección.
  • Las bacterias de los productos para el cabello (como laca o tinte para el cabello) pueden quedar atrapadas en el canal auditivo y causar una infección

Tratamiento

¿Cómo se trata la otitis externa?

El médico revisará el canal auditivo y eliminará todo rastro de secreción o pus. Su médico le revisará el tímpano para asegurarse de que no haya ninguna otra infección. La mayoría de las infecciones del oído de nadador pueden tratarse con gotas para los oídos que contienen antibióticos para combatir la infección y medicamentos para reducir la picazón e inflamación. También puede tomar un analgésico de venta libre para aliviar el dolor, como el ibuprofeno (algunas marcas: Advil, Motrin).

¿Qué más puedo hacer para tratar el oído de nadador?

Siga las instrucciones de su médico al pie de la letra y tome todos los medicamentos que le indique. Tratar el oído de nadador puede ser difícil. He aquí algunos consejos que lo ayudarán a mejorarse:

  • Mantenga el oído lo más seco posible entre 7 y 10 días. Tome baños de inmersión en lugar de duchas. Trate de que no le entre agua a los oídos cuando se lave el cabello. Utilice una bola de algodón para proteger el oído del agua durante el baño (pero no introduzca el algodón en el canal auditivo). No nade ni realice otros deportes acuáticos. Si es integrante de un equipo de natación, consulte a su médico antes de volver a nadar.
  • No se coloque nada en los oídos, excepto los medicamentos recetados. El rascarse y frotarse sólo empeorará la otitis externa.

Los síntomas por lo general mejoran considerablemente después de 3 días. Al cabo de 10 días, deberían haber desaparecido por completo. Si para ese entonces no se siente mejor, llame a su médico.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir la otitis externa?

La mejor manera de prevenir la otitis externa es mantener altas las defensas naturales del canal auditivo para evitar infecciones. Siga estos consejos:

  • Nunca introduzca ningún objeto en el canal auditivo (hisopos de algodón, dedos, clips, líquidos o aerosoles). Eso puede dañar o irritar la piel. Si siente demasiada picazón en los oídos, consulte a su médico.
  • No afecte el cerumen. Si cree que el cerumen afecta su audición, consulte a su médico para asegurarse de que no haya otra causa.

Mantenga los oídos lo más secos posible. Use una toalla para secarse los oídos después de nadar o ducharse. Ayude a sacar el agua de los oídos moviendo la cabeza hacia un lado y hacia otro y tirando del lóbulo de la oreja en diferentes direcciones. Utilizar un secador de pelo en el nivel de calor y la velocidad más bajos también puede ayudar a secar los oídos. Asegúrese de mantenerlo a varias pulgadas de distancia de su oído. Si nada o hace surf, utilice un gorro de baño o el gorro de un traje de neopreno para que el agua no ingrese a los oídos. También hay tapones especiales diseñados para evitar que el agua ingrese a los oídos al nadar.