Labio leporino y paladar hendido

¿Qué son el labio leporino y el paladar hendido?

El labio leporino y el paladar hendido son defectos de nacimiento. Suceden cuando el labio o la boca de un bebé no se forman correctamente al principio del embarazo. La palabra hendidura significa que algo se ha partido o se ha roto. El labio leporino es una abertura en el labio superior y la nariz. El paladar hendido es una abertura en el techo de la boca (paladar).

Los bebés pueden tener labio leporino, paladar hendido o ambos. Una hendidura puede afectar un lado del labio o paladar, o ambos lados. Aproximadamente 1 o 2 de cada 1000 bebés nacen con labio leporino o paladar hendido en los Estados Unidos cada año.

Síntomas de labio leporino y paladar hendido

El síntoma principal es la presencia de la hendidura al nacer. Un labio leporino podría ser tan pequeño como una pequeña muesca en el labio superior. También podría ser tan grande como una división o un agujero que llega hasta la nariz. Un paladar hendido podría ser solo un área pequeña que no está formada adecuadamente. Pero también podría ser una gran separación en el techo de la boca.

Los niños con hendiduras a menudo presentan otros problemas de salud. Pueden tener problemas para comer y hablar. También pueden tener problemas de audición, en los oídos o con los dientes.

¿Qué causa el labio leporino y el paladar hendido?

El labio leporino y el paladar hendido son defectos que se producen durante el embarazo. Los rasgos faciales de un bebé se desarrollan durante el primer trimestre (3 meses). Los labios se forman primero, seguidos por la boca y el paladar. Las hendiduras se producen cuando los tejidos y las células no se forman correctamente. El labio leporino y el paladar hendido pueden presentarse solos. También pueden ser parte de otra afección o síndrome.

No se sabe exactamente qué causa las hendiduras. Los médicos creen que se debe a factores relacionados con la genética y el medio ambiente. Hay ciertos factores que podrían aumentar el riesgo de tener un bebé con una hendidura. Estos incluyen los siguientes:

  • tener antecedentes familiares con labio leporino o paladar hendido;
  • consumir tabaco o alcohol durante el embarazo;
  • no tener suficientes nutrientes durante el embarazo, como ácido fólico;
  • tener diabetes antes del embarazo;
  • tomar ciertos medicamentos, como algunos para la epilepsia, durante el embarazo;
  • tener obesidad durante el embarazo, y
  • tener ciertas infecciones durante el embarazo, como la rubéola (sarampión alemán).

¿Cómo se diagnostican el labio leporino y el paladar hendido?

El labio leporino y el paladar hendido generalmente se diagnostican al nacer durante el primer examen del bebé. A veces el médico puede verlos en una ecografía de rutina. Esta es una prueba por imagen que se realiza durante del embarazo.

¿El labio leporino y el paladar hendido se pueden prevenir o evitar?

Se desconoce la causa exacta de estos defectos de nacimiento. No se puede prevenir o evitar. Sin embargo, hay pasos que puede tomar para reducir el riesgo de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Estos incluyen los siguientes:

  • tomar ácido fólico antes del embarazo y durante este;
  • evitar el tabaco, las drogas y el alcohol durante el embarazo;
  • llegar a un peso saludable antes del embarazo y no aumentar demasiado durante la gestación, y
  • recibir vacunas y protegerse de las infecciones.

Hable con sus médicos acerca de este y otros modos de ayudar a reducir el riesgo de que se produzcan defectos congénitos.

Tratamiento para el labio leporino y el paladar hendido

El tratamiento para el labio leporino y el paladar hendido depende de algunos factores clave. Estos incluyen el tipo de hendidura y el estado de salud general de su bebé. Las hendiduras pueden causar problemas con el desarrollo de un niño. Por lo tanto, se recomienda iniciar el tratamiento lo antes posible.

Los bebés con labio leporino o paladar hendido, o ambos, necesitarán algún tipo de cirugía. La cirugía para reparar un labio leporino generalmente se realiza antes de que el bebé cumpla 1 año. El paladar hendido generalmente se repara antes de que el bebé tenga 18 meses. Algunos niños necesitarán más cirugías a medida que crezcan.

Las hendiduras pueden crear otros problemas de salud, como problemas del habla y dentales. Debe trabajar con su médico para formar un equipo de expertos que atienda a su bebé. El grupo estará compuesto por médicos y enfermeros de todas las áreas relacionadas. Puede incluir un cirujano oral, un terapeuta del habla, un dentista pediátrico, un audiólogo y un nutricionista, entre muchos otros. También puede recurrir a equipos y centros especializados en hendiduras de todo el territorio de los Estados Unidos.

Varios grupos pueden ayudarlo a pagar estos gastos. Entre ellos se incluyen, Cleft Palate Foundation (CPF), Cleft Advocate y FACES: La Asociación Nacional Craneofacial.

Vivir con labio leporino o paladar hendido

Con el tiempo, la mayoría de los niños necesitan un tratamiento adicional para manejar los problemas relacionados con estas afecciones. Esta es otra razón para tener un equipo especializado en hendiduras que uno conozca bien y con el que esté conforme. Algunos problemas de seguimiento incluyen los siguientes:

  • tubos auditivos, debido a la pérdida de audición o acumulación de líquido;
  • atención dental para cualquier problema relacionado con los dientes o la boca;
  • terapia del habla para tratar dificultades relacionadas con el lenguaje, y
  • asesoramiento general para trabajar en el bienestar emocional. Los médicos también recomiendan asesoramiento para los padres y otros miembros de la familia. Este problema afecta a todos. Es importante hablar con el médico sobre cómo controlarlo de la mejor manera.

Los adultos que tuvieron labio leporino o paladar hendido cuando eran niños pueden tener algunos efectos duraderos. Pero con tratamiento temprano, la mayoría vive una vida normal y saludable. Es posible que se transmita el defecto congénito de padres a hijos. De todos modos, el porcentaje de esto es bajo, ya que la mayoría de los casos relacionados con hendiduras son aleatorios. Puede realizarse pruebas genéticas para obtener más información al respecto.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Mi hijo siempre tendrá problemas relacionados con su labio leporino o paladar hendido?
  • Si tengo labio leporino o paladar hendido, ¿cuáles son las probabilidades de que mis hijos lo tengan?
  • Si un niño lo tiene, ¿cuáles son las probabilidades de que lo tengan sus futuros hijos?