La quinta enfermedad

La quinta enfermedad

¿Qué es la quinta enfermedad?

La quinta enfermedad es una infección viral leve que es más común en los niños. Es causada por el parvovirus humano B19. El nombre médico de la quinta enfermedad es eritema infeccioso.  Se le llama la quinta enfermedad porque se solía encontrar en el quinto lugar en una lista de enfermedades que causaban erupciones en los niños. Las otras incluían sarampión, rubéola (sarampión alemán), varicela, escarlatina y roséola. La quinta enfermedad a veces se denomina “enfermedad de la mejilla abofeteada”. La erupción de color rojo brillante que provoca la enfermedad se ve como si el niño hubiera recibido una bofetada en la cara.

Aproximadamente la mitad de la población contrae la quinta enfermedad en algún momento durante la infancia o la adolescencia. Una vez que usted ha tenido la quinta enfermedad, no estará en riesgo de contraerla nuevamente.

Síntomas de la quinta enfermedad

Los primeros síntomas de la quinta enfermedad son síntomas similares a la influenza o el resfriado leve, incluyendo:

  • fiebre leve
  • dolor de garganta
  • dolor de cabeza
  • congestión o secreción nasal
  • fatiga.

Después de unos días de estos síntomas, el niño puede desarrollar una erupción roja, levantada y brillante en la cara. La erupción puede extenderse a los brazos, las piernas y el tronco del cuerpo. Luego de 5 a 10 días, por lo general, la erupción se desvanece. Se desvanece desde el centro hacia fuera, haciendo que se vea con manchas o con aspecto de “encaje”. Podría volver a aparecer cuando su hijo tiene calor o se expone al sol. Esto podría continuar durante varias semanas o meses después de la enfermedad.

Los adultos que contraen el virus por lo general no desarrollan la erupción. En cambio, son más propensos a experimentar dolor o hinchazón de las articulaciones. Esto sucede generalmente en las manos, muñecas, rodillas y tobillos. Puede durar varios meses, pero por lo general mejora luego de 1 a 2 semanas. Algunos adultos que contraen la quinta enfermedad no experimentan ningún síntoma.

Los síntomas generalmente se manifiestan de 4 a 14 días después de la exposición. La erupción podría no aparecer sino hasta 3 semanas después. Una vez que su hijo tiene la erupción, ya no es contagioso.

¿Qué causa la quinta enfermedad?

La quinta enfermedad es causada por el parvovirus B19. Este no es el mismo parvovirus que puede infectar a los perros y gatos. Se transmite cuando usted o su hijo entran en contacto con la saliva o el moco infectado por el virus. Se puede transmitir al toser, estornudar o compartir objetos. También se puede propagar a través de la sangre. Una mujer embarazada que tiene la quinta enfermedad podría transmitirla a su bebé.

¿Cómo se diagnostica la quinta enfermedad?

Por lo general, el médico puede saber si su hijo tiene la quinta enfermedad observando la erupción de su “mejilla abofeteada”. Se podría realizar un análisis de sangre, pero generalmente no es necesario.

¿Se puede prevenir o evitar la quinta enfermedad?

No hay vacuna contra la quinta enfermedad. Puede evitar que su hijo se contagie ayudándolo a mantener buenos hábitos de higiene. Estos incluyen:

  • Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia.
  • Cubrirse la boca y la nariz con el codo al toser o estornudar.
  • No tocarse los ojos, la nariz o la boca.
  • Evitar el contacto cercano con alguien que está enfermo.
  • Dejarlos en casa cuando están enfermos.

Tratamiento de la quinta enfermedad

La mayoría de los casos de quinta enfermedad son leves. La enfermedad desaparece sin tratamiento. Puede tratar la fiebre y los síntomas gripales con acetaminofeno (Tylenol).

Los adultos que sufren dolor o hinchazón de las articulaciones pueden necesitar descansar y restringir la actividad. Es posible que quieran tomar medicamentos como Tylenol o ibuprofeno (Advil o Motrin) para el dolor.

Vivir con la quinta enfermedad

La mayoría de los niños y adultos que contraen la quinta enfermedad experimentan una dolencia leve. Se recuperan por completo y no tienen complicaciones. Pero la quinta enfermedad puede causar problemas en ciertos casos:

  • Embarazo. Las mujeres embarazadas que han estado expuestas a la quinta enfermedad deberían llamar a su médico. En aproximadamente 5% de las mujeres embarazadas, el bebé desarrolla anemia severa. Cuando esto sucede, se puede producir un aborto involuntario o muerte fetal. La madre puede tomar medicamentos para tratar el virus. En algunos casos, el feto puede necesitar una transfusión de sangre. Si está embarazada, hable con su médico acerca de la quinta enfermedad. Él o ella le puede decir si es necesario tomar ninguna medida especial para evitar el virus. La infección no causa defectos de nacimiento ni problemas de desarrollo.
  • Sistema inmunológico débil. Las personas que tienen problemas en el sistema inmunológico pueden necesitar un tratamiento especial para ayudar a combatir la infección. Esto incluye a las personas que han tenido trasplantes de órganos, o que tienen cáncer o VIH.
  • Anemia crónica. Las personas con enfermedad de célula falciforme u otros tipos de anemia crónica podrían tener problemas si contraen la quinta enfermedad. Podrían desarrollar anemia grave que requiere transfusiones de sangre.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Estoy embarazada. ¿Qué debo hacer para mantener seguro a mi bebé?
  • ¿Qué tratamiento es el mejor para mí?
  • ¿Por cuánto tiempo contagiaré?
  • ¿Cuánto tiempo debo mantener a mi hijo en casa, sin ir a la escuela?
  • ¿Qué puedo hacer para que mi hijo esté más cómodo?
  • ¿Debo informar a la escuela de mi hijo que él/ella tiene la quinta enfermedad?
  • Mi erupción sigue regresando cuando paso tiempo afuera. ¿Es eso normal?

Anuncio