Intususcepción

¿Qué es la invaginación intestinal?

La invaginación intestinal es un problema grave en el intestino. Cuando se produce invaginación intestinal, una parte del intestino se desliza a otra sección. Se pliega sobre sí mismo como un tubo plegable. Esto crea un bloqueo. Provoca que los intestinos no funcionen correctamente.

La invaginación intestinal es más común en bebés y niños pequeños. Es una urgencia médica. Si no se trata, puede causar complicaciones graves. Estas pueden incluir una infección o incluso la muerte.

Síntomas de invaginación intestinal

El primer signo de invaginación intestinal es el dolor abdominal grave. Puede durar de 15 a 20 minutos cada vez. A menudo empeora a medida que pasa el tiempo. Otros síntomas de que su hijo tenga invaginación intestinal incluyen:

  • hinchazón en el abdomen
  • vómitos
  • irritabilidad
  • heces con sangre, con apariencia mucosa
  • fiebre
  • signos de shock (color pálido, falta de energía, sudoración)

¿Qué causa la invaginación intestinal?

No hay causa conocida para la mayoría de los casos de invaginación intestinal. En raras ocasiones, algunas afecciones pueden conducir a la invaginación intestinal. Estas son algunas de ellas:

  • apendicitis
  • una infección viral
  • un tumor o pólipo (un crecimiento dentro del intestino)

La invaginación intestinal es la causa más común de bloqueo intestinal en niños entre 3 meses y 3 años de edad. La mayoría de los casos de invaginación intestinal ocurren en bebés menores de 1 año de edad. Por razones desconocidas, los varones se ven afectados con más frecuencia que las niñas. La invaginación intestinal también ocurre en niños mayores y adultos, pero hay muchos menos casos en estos grupos.

¿Cómo se diagnostican las invaginaciones intestinales?

Su médico notará los síntomas de su hijo y realizará un examen físico. El médico puede sentir la parte del intestino que está inflamada. Podría ordenar una ecografía del intestino. Esta prueba de imágenes usa ondas de sonido para crear imágenes para ver si la invaginación intestinal está causando los síntomas de su hijo. Su médico también puede ordenar una radiografía abdominal.

¿Se puede prevenir o evitar la invaginación intestinal?

Como no hay una causa conocida, no hay forma de prevenir o evitar la invaginación intestinal.

Tratamiento de la invaginación intestinal

En muchos casos, la invaginación intestinal se corrige con un enema de aire. Su médico colocará aire en el recto de su niño a través de un tubo pequeño. El aire empuja el intestino doblado nuevamente en su lugar. Esto despeja el bloqueo. Es posible que su médico también quiera hacer una radiografía del abdomen de su hijo para ver si el procedimiento fue efectivo. Los antibióticos pueden usarse para tratar una infección, pero generalmente no son necesarios. A veces, el intestino no deja de colapsarse en sí mismo o es causado por un tumor o pólipo. En esos casos, la cirugía puede ser necesaria para corregir el problema.

La invaginación intestinal es una emergencia médica. Si su hijo tiene síntomas de invaginación intestinal, busque ayuda médica de inmediato. Cuando no se trata, la invaginación intestinal puede causar complicaciones graves.

Vivir con invaginación intestinal

Con un tratamiento rápido, la mayoría de los niños se recuperan por completo de la invaginación intestinal. Ocasionalmente, pueden ocurrir complicaciones como una infección si la invaginación intestinal no se trata rápidamente. Si esto sucede, parte del intestino se debe extirpar quirúrgicamente. Es importante consultar a su médico de inmediato si su hijo tiene síntomas de invaginación intestinal.

La invaginación intestinal a veces regresa, generalmente en 3 días. Esté atento a los síntomas recurrentes.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué es un enema de aire?
  • ¿Podría la invaginación intestinal volver a suceder?
  • ¿Qué puedo hacer para que mi hijo esté más cómodo antes de la cirugía?
  • ¿Qué riesgos hay para mi hijo que se someterá a una cirugía?
  • ¿Podrá mi hijo vivir una vida normal después de la cirugía?
  • Si uno de mis hijos tiene una invaginación intestinal, ¿podrían los otros desarrollarla también?