Intolerancia a la lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una afección que causa malestar estomacal. Es el disgusto del cuerpo por el azúcar que contiene la leche. Esto incluye todos los productos lácteos. La intolerancia a la lactosa no es una alergia a la leche. Esta afección no es potencialmente mortal. Es un problema común. Los bebés tienen la enzima lactasa, por lo que no son intolerantes a la lactosa. Los bebés prematuros pueden no tener la enzima. Puede aparecer por primera vez en niños a la edad de 3 años.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Los síntomas incluyen:

  • náuseas;
  • calambres/dolor de estómago;
  • distensión abdominal;
  • gas;
  • diarrea;
  • A veces se pueden oír ruidos de gorgoteo en el estómago.

¿Qué provoca la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es causada por una enzima faltante. Se llama lactasa. La lactasa vive en el intestino delgado. Algunas personas no la tienen debido a una infección, enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn y enfermedad inflamatoria intestinal (EII). En casos poco frecuentes, es hereditario.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

El “desafío de la leche” es la forma más fácil de saber si uno es intolerante a la lactosa. Evite comer y beber todos los productos lácteos durante varios días. Esto incluye leche, helado y queso. Beba un vaso de leche. Si tiene problemas estomacales una hora después, es probable que sea intolerante a la lactosa. Si no está seguro, consulte al médico. Le hará preguntas sobre los síntomas y su historial con productos lácteos. Si no está seguro, existen otras pruebas, que incluyen:

  • Un análisis de sangre para detectar la intolerancia a la lactosa o el gen: Se le pedirá que tome una bebida que contiene lactosa. Dos horas después, se le extrae la sangre y se envía a un laboratorio.
  • Prueba de aliento de hidrógeno: Se puede hacer en un hospital, un laboratorio o en el consultorio de su médico. Al llegar, se le pedirá que tome una bebida que contiene lactosa. A los 15 minutos, se le pedirá que sople en bolsas tipo globo cada 15 minutos. Se hará una medición del hidrógeno que contienen las bolsas en su interior. Si el aire que usted expulsó contiene una gran cantidad de hidrógeno, es probable que usted sea intolerante a la lactosa. La prueba completa dura unas 2 horas.
  • Un análisis de acidez de materia fecal (en la que se proporciona una muestra de heces a un laboratorio): Es una prueba común para bebés y niños pequeños;
  • Prueba genética: Consiste en tomar una muestra de sus genes a través de un análisis de sangre o una muestra de saliva (esputo).
  • Biopsia quirúrgica del intestino: Se realiza en un hospital. Se requiere anestesia (medicamento que lo induce en un sueño profundo). El médico hará una pequeña incisión en el estómago cerca de su intestino delgado. Tomará una muestra. Se enviará a un laboratorio.

¿Puede prevenirse o evitarse la intolerancia a la lactosa?

Puede reducir el malestar haciendo lo siguiente:

  • Reduzca la cantidad de lácteos que consume. Por ejemplo, una porción de leche debería ser de ¼ o ½ taza.
  • Tenga comida en su estómago (no más lácteos).
  • Espere varias horas antes de consumir más.
  • Elija alimentos con menos lactosa. Entre ellos se incluye mantequilla y quesos duros (cheddar, queso parmesano, Romano), helado y queso de cabra.
  • Sustituya la soja o productos no lácteos. Utilice una crema de café no láctea.
  • Tome suplementos que ayuden a digerir la lactosa. Estos son píldoras masticables que puede consumir antes de comer o beber lácteos.
  • Busque alimentos sin lactosa en las tiendas de comestibles.
  • Tome yogurt (si puede). El yogur ayuda con el malestar estomacal.

Hable con su médico sobre los suplementos de vitaminas. Ingiera alimentos que son naturalmente ricos en calcio. Estos incluyen verduras de hoja verde, ostras, sardinas, salmón enlatado, camarones y brócoli. Elija jugo de naranja y cereales enriquecidos con calcio.

Tratamiento para la intolerancia a la lactosa

No hay cura para este problema. Preste atención a lo que ingiere y bebe para reducir el dolor de estómago, los gases y la diarrea.

Vivir con intolerancia a la lactosa

Vivir sin dolor de estómago, gases e inflamación depende de usted. Para sentirse mejor, preste atención a lo que ingiere y bebe. Limitar los productos lácteos hará que se sienta más cómodo.

Preguntas para hacer al médico

  • ¿Podrían los gases, la hinchazón, la diarrea y el dolor ser un signo de una afección grave?
  • ¿Puedo desarrollar intolerancia a la lactosa más adelante en la vida?
  • ¿Es posible desarrollar tolerancia a la lactosa a medida que uno crece?
  • ¿Necesito tomar un suplemento de calcio si no tengo lácteos en mi dieta?