Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es el rechazo que produce su cuerpo al azúcar que contienen la leche y todos los productos lácteos. No es lo mismo que una alergia a la leche. No es un problema mortal: es muy común y causa molestias en el estómago.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Los síntomas incluyen náuseas, calambres (dolor) en el estómago, hinchazón, gases y diarrea. A veces se pueden oír ruidos de gorgoteo en el estómago.

¿Qué provoca la intolerancia a la lactosa?

Las personas que son intolerantes a la lactosa no tienen lactasa, una enzima importante dentro del intestino delgado. Esta enzima ayuda al cuerpo a digerir el azúcar en los alimentos lácteos. Algunas personas no tienen lactasa debido a sus antecedentes médicos familiares, aunque es poco frecuente. Otras personas no tienen esta enzima a causa de una infección o una enfermedad determinada. La enfermedad celíaca, la de Crohn y los intestinos irritables son las dolencias más comunes que pueden provocar esto.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

El “desafío de la leche” es la forma más fácil de saber si uno es intolerante a la lactosa. Evite comer y beber todos los productos lácteos tales como leche, helado y quesos durante varios días. Beba un vaso de leche y observe si tiene todos los problemas estomacales habituales dentro de una hora. Si es así, es probable que sea intolerante a la lactosa.

Si no está seguro, consulte a su médico. Él le hará preguntas sobre los síntomas y su historial con productos lácteos. Si él no está seguro, hay varios otros tipos de pruebas, como:

  • un análisis de sangre para verificar si tiene intolerancia o un gen de intolerancia a la lactosa. Se le pedirá que tome una bebida que contiene lactosa y dos horas después, un técnico médico o una enfermera le insertará una pequeña aguja conectada a una jeringa en la vena de su brazo para tomar una muestra de sangre para enviar a un laboratorio;
  • una prueba de aliento de hidrógeno, que puede hacerse en un hospital, un laboratorio o en el consultorio de su médico. Al llegar, se le pedirá que tome una bebida que contiene lactosa. A los 15 minutos, se le pedirá que sople en bolsas tipo globo cada 15 minutos. Se analizará el hidrógeno que contiene el aire en el interior de las bolsas, y si contiene gran cantidad, es probable que usted sea intolerante a la lactosa. La prueba completa dura unas 2 horas;
  • un análisis de acidez de materia fecal (en la que se proporciona una muestra de heces a un laboratorio). Es una prueba común para bebés y niños pequeños;
  • una prueba genética, que implica tomar una muestra de sus genes en un análisis de sangre o una muestra de saliva (esputo);
  • una biopsia quirúrgica de intestino, que se realiza en un hospital y requiere anestesia (medicamento que lo induce en un sueño profundo). El médico hará un pequeño corte en su estómago cerca de su intestino delgado, insertará una pequeña herramienta de corte y un visor para ver su intestino. Tomará una muestra y la enviará a un laboratorio.

Tratamiento de la intolerancia a la lactosa

No hay cura para este problema. Controlar lo que come puede ayudar a reducir el dolor de estómago, los gases y la diarrea.

  • Reduzca la cantidad de lácteos que consume. Por ejemplo, una porción de leche debería ser de ¼ o ½ taza.
  • Bébala con otros alimentos (no lácteos) y espere varias horas antes de consumir más.
  • Elija alimentos con menos lactosa, como suero de leche y quesos duros (cheddar, queso parmesano, romano) y cambie por productos de soja o no lácteos, como sustitutos de crema para café.
  • Use suplementos que ayuden a digerir la lactosa. Hay píldoras masticables que puede consumir antes de comer o beber lácteos.
  • Substitute soy or nondairy products, such as nondairy coffee creamers.
  • Busque alimentos sin lactosa en las tiendas de comestibles.

Si el yogur no le causa problemas, consúmalo: ayuda con el malestar estomacal. Hable con su médico sobre los suplementos vitamínicos. Coma alimentos que sean naturalmente ricos en calcio, como verduras de hoja, ostras, sardinas, salmón enlatado, camarones y brócoli. Elija jugo de naranja y cereales enriquecidos con calcio.

Vivir con intolerancia a la lactosa

Vivir sin dolor de estómago, gases e inflamación depende de usted. Si presta atención a lo que come y limita la cantidad de productos lácteos, se sentirá mejor.

Preguntas para hacer a su médico

  • ¿Hay una “píldora de lactosa” que pueda tomar justo antes de consumir lácteos?
  • ¿El helado es tan malo como la leche? ¿Y el yogur helado?
  • ¿Podría haber otras razones para mi dolor de estómago, gases, hinchazón abdominal y diarrea?
  • ¿Cuáles son los síntomas de la alergia a los lácteos?

Anuncio