Indigestión (Dispepsia)

¿Qué es la indigestión (dispepsia)?

La indigestión, también conocida como dispepsia, es una afección común. Puede ocurrir cuando el cuerpo tiene problemas para digerir la comida. Se produce en el tracto gastrointestinal (GI). El tracto gastrointestinal es una secuencia de órganos que intervienen en la digestión. Cualquier persona puede tener indigestión. Puede tenerla en algunas ocasiones o como un problema constante. Los síntomas y las causas varían según el caso. Si no hay una causa conocida para la indigestión, se conoce como dispepsia funcional.

Síntomas de la indigestión

La indigestión puede sentirse como un dolor de estómago. Usted puede tener una variedad de síntomas que incluyen:

  • dolor, malestar o una sensación de ardor en el pecho o el estómago;
  • eructos;
  • hinchazón abdominal;
  • ruidos estomacales o gases;
  • reflujo ácido;
  • acidez estomacal;
  • náuseas o vómitos.

Hable con su médico si los síntomas continúan por más de dos semanas. Busque atención médica de inmediato si sus síntomas son graves, por ejemplo:

  • dificultad para respirar;
  • dificultad para tragar;
  • vómitos continuos;
  • vómitos con sangre;
  • dolor repentino en el pecho, el brazo, el cuello o la mandíbula;
  • sudor frío;
  • heces densas, negras o con sangre.

¿Qué causa la indigestión?

Una gran cantidad de factores pueden causar indigestión. Estos factores pueden incluir:

  • comer ciertos alimentos difíciles de procesar, como los alimentos con alto contenido de especias, grasas, ácidos o fibra;
  • comer en exceso;
  • comer demasiado tarde en el día;
  • fumar;
  • beber alcohol;
  • tomar demasiada cafeína;
  • tomar ciertos medicamentos;
  • falta de sueño;
  • estrés.

Los problemas en el tracto gastrointestinal u otros problemas de salud también pueden causar indigestión. Estos incluyen:

  • Reflujo ácido, reflujo gastroesofágico (RGE) o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): una reacción a los alimentos y las bebidas, donde los contenidos vuelven a subir desde el estómago. El ácido puede llegar hasta el esófago, el órgano en forma de tubo que conecta la boca y el estómago. El reflujo ácido también puede producir vómitos. Esta afección provoca ardor de estómago debido al alto contenido de ácido.
  • Síndrome de colon irritable: un trastorno que afecta los intestinos. Los síntomas incluyen dolor de estómago, hinchazón abdominal, gases, estreñimiento y diarrea.
  • Infección: una infección bacteriana por Helicobacter pylori (H. pylori) puede causar indigestión.
  • Gastroparesia: una afección que afecta la digestión. Si los músculos en el tracto gastrointestinal dejan de funcionar, el cuerpo se ralentiza o detiene el movimiento de los alimentos. Los síntomas incluyen náuseas, vómitos, dolor de estómago, hinchazón abdominal y reflujo ácido.
  • Úlcera: una llaga en el revestimiento del estómago (úlcera péptica), el intestino delgado o el esófago.
  • Gastritis: inflamación del revestimiento del estómago.
  • Cáncer de estómago: es una afección rara, pero la indigestión puede ser uno de sus signos.

¿Cómo se diagnostica la indigestión?

Para empezar, el médico revisará sus síntomas y le realizará un examen físico. Si hay señales de advertencia en su historial o durante el examen, el médico puede ordenar pruebas para determinar la causa de la indigestión. Esas pruebas pueden incluir exámenes de sangre, orina o materia fecal o una radiografía o una ecografía. A veces, el médico le realizará una endoscopia superior para ver el interior del estómago. Su médico le insertará en el esófago un tubo delgado con una cámara en el extremo.

¿Se puede prevenir o evitar la indigestión?

Hay maneras de prevenir la indigestión. Para empezar, es necesario conocer su cuerpo y cómo reacciona a los diferentes alimentos y bebidas. Los alimentos picantes y ácidos y las bebidas carbonatadas pueden desencadenar una indigestión. Trate de evitar esas cosas cuando sea posible. Coma comidas pequeñas durante el día y no coma demasiado tarde en la noche. No se acueste demasiado pronto después de comer. Limite el consumo de alcohol. Si consume tabaco, intente dejarlo. El estrés y la falta de sueño también pueden empeorar los síntomas.

Tratamiento de la indigestión

Su tratamiento dependerá de la causa de la indigestión. Los métodos de prevención para la indigestión son también formas de tratamiento. Estos incluyen cambiar su dieta y la forma de comer. Dormir más y reducir el estrés también ayudan.

Si tiene una úlcera gástrica, puede curarse. Tal vez deba tomar un medicamento antiácido. Si tiene una infección en el estómago, también tendrá que tomar un antibiótico.

Además, puede tratar de evitar o tomar ciertos medicamentos de venta libre. Consulte con su médico antes de comenzar a tomar algo nuevo.

  • Los analgésicos y medicamentos antiinflamatorios, como Advil o Aleve, no ayudan con la indigestión. Pueden empeorar su afección, en especial si los toma a menudo.
  • Los antiácidos tienen el propósito de trabajar contra el ácido en su sistema. Marcas como Tums o Alka-Seltzer pueden ayudar a reducir algunos de los síntomas de la indigestión.
  • Los bloqueadores de la histamina incluyen los productos Zantac y Pepcid. Estos pueden ayudar a reducir el dolor y los síntomas, pero no deben utilizarse a largo plazo.
  • Los inhibidores de la bomba de protones omeprazol y lansoprazol ahora están disponibles como medicamentos de venta libre. Estos medicamentos ayudan a bloquear el sitio de producción de ácido en el estómago.

Usted podría necesitar otro tratamiento, según la causa de su indigestión.

Vivir con indigestión

La mayoría de las personas que tienen indigestión llevan una vida normal. Es posible que tenga que hacer algunos cambios en su estilo de vida para ayudar a prevenir la indigestión o que necesite medicamentos para prevenir y tratar los síntomas. Trabaje con su médico para tratar y manejar cualquier problema que cause indigestión.

A veces, la indigestión puede ser una señal de un problema grave, como por ejemplo, una úlcera gástrica profunda. En raras ocasiones, la indigestión puede estar causada por un cáncer de estómago. Si tiene indigestión, hable con su médico de cabecera. Esto es especialmente importante si cumple con alguno de los siguientes puntos:

  • tiene más de cincuenta años de edad;
  • acaba de perder peso sin que fuera su intención;
  • tiene dificultad para tragar;
  • tiene muchos vómitos;
  • tiene heces negras y alquitranadas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay medicamentos que ayuden a aliviar la indigestión? ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Hay medicamentos que debo evitar?
  • ¿Qué debo hacer cuando nada parece aliviar la indigestión?