Hernia

Última actualización enero 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Daron Gersch, MD, FAAFP

¿Qué es una hernia?

Una hernia es un desgarro en el músculo o tejido que permite provoca que una parte del interior sobresalga. Puede ser una protuberancia de un órgano interno o de los intestinos. A veces la hernia es visible, de acuerdo con la ubicación y el tamaño. Ciertas actividades pueden empeorar la afección, como agacharse o levantar objetos pesados.

Las hernias suelen aparecer en la ingle. Las hernias inguinales se encuentran en la ingle y son más comunes en hombres. Las hernias femorales se encuentran en la parte superior del muslo, cerca de la ingle. Estas son mucho menos comunes y ocurren principalmente en mujeres. El abdomen es otra ubicación frecuente de las hernias. Si las hernias ocurren en la línea media del abdomen, se denominan hernias ventrales. Si ocurren en el sitio de una cicatriz quirúrgica previa, se trata de hernias incisionales. Las hernias umbilicales están relacionadas con el ombligo y ocurren más comúnmente en bebés.

En una hernia hiatal, la parte superior del estómago sobresale a través de una abertura en el diafragma o en la pared torácica. Esta hernia puede hacer que el ácido se filtre nuevamente del estómago al esófago. El esófago es un tubo que conecta la garganta con el estómago. Los efectos de las hernias hiatales incluyen acidez, indigestión y reflujo ácido.

Las hernias también pueden ser defectos congénitos. Una hernia diafragmática congénita ocurre cuando el diafragma no se forma correctamente. Esto puede crear espacio para que el estómago se desplace hacia el pecho. A veces, los médicos detectan el defecto directamente en el bebé. Otras veces, es posible que no lo encuentren hasta más adelante en la vida. En casos graves, el estómago puede aglomerar los órganos del pecho, como los pulmones y el corazón. La cirugía puede ayudar a reparar el diafragma para que no desarrolle otros problemas, como dificultades para respirar.

Síntomas de una hernia

Es posible que no presente síntomas, de acuerdo con el tipo de hernia que tenga. Un signo común de una hernia es un bulto visible en el área afectada. Otros síntomas informados incluyen presión, tos, acidez y dificultad para tragar. Los síntomas graves de la hernia son dolor punzante, vómito y estreñimiento. Si la hernia se vuelve blanda o no puede empujarla hacia adentro, diríjase a la sala de emergencias. Las hernias pueden hacer que los órganos o tejidos se infecten, se bloqueen o se estrangulen.

¿Qué causa una hernia?

Los distintos tipos de hernias pueden tener diferentes causas. En general, una hernia comienza con presión sobre un órgano o sobre los intestinos. Una hernia se forma cuando esta presión ocurre en la misma área que un músculo o tejido debilitado. Algunas personas nacen con músculos débiles o tejido que no está completamente desarrollado. Sin embargo, la mayoría de las personas contraen hernias a medida que el cuerpo envejece y los músculos se debilitan.

También puede contraer una hernia o empeorar una existente debido a ciertos movimientos y hábitos que incluyen:

  • Levantar objetos pesados (especialmente levantarlos de manera incorrecta y con músculos débiles)
  • Sobrecarga del mismo músculo
  • Esfuerzo al toser, estornudar, diarrea o estreñimiento
  • Tener sobrepeso o una mala nutrición
  • Consumir tabaco

¿Cómo se diagnostica una hernia?

Su médico generalmente puede detectar una hernia en un examen físico. También pueden solicitar pruebas para evaluar más a fondo su afección y la causa. Una prueba de ultrasonido usa ondas sonoras para escanear el cuerpo. Una radiografía de bario toma imágenes del área digestiva e intestinos. Una tomografía computarizada (TC) también usa rayos X para obtener imágenes. Una endoscopia estudia el esófago y el estómago usando una pequeña cámara al final de un tubo flexible.

¿Se puede prevenir o evitar una hernia?

No siempre se pueden prevenir las hernias. Algunas son causadas por genética, que es inevitable. Una hernia diafragmática congénita es un defecto de nacimiento. También puede nacer con músculos débiles que facilitan la aparición de una hernia en el futuro.

Puede reducir su probabilidad de contraer algunos tipos de hernias de la siguiente manera:

  • Comer comidas más pequeñas
  • Bajar de peso si padece obesidad
  • Evitar o limitar el alcohol y el tabaco
  • Evitar o limitar ciertos alimentos (como los picantes o ricos en fibra)
  • Usar técnicas de levantamiento adecuadas para evitar tensiones

Tratamiento de las hernias

Las opciones de tratamiento dependen del tipo de hernia que tenga y su estado de salud. Inicialmente, su médico puede sugerir el control de su condición para detectar cambios. Esto también puede incluir hacer cambios en su dieta, actividad y hábitos. Los medicamentos pueden ayudar a disminuir los síntomas de la hernia.

Si la hernia no mejora o empeora, su médico le hablará sobre la posibilidad de someterse a una cirugía. Hay dos tipos de tratamiento quirúrgico. La cirugía laparoscópica es menos invasiva. Su médico o cirujano hará pequeños cortes en el área afectada para reparar la hernia. La cirugía de reparación abierta requiere un corte más grande para realizar la reparación.

Como parte de la cirugía, su médico puede usar una malla quirúrgica. Esto se considera un dispositivo médico. El propósito de la malla quirúrgica es actuar como soporte del músculo o tejido debilitado. Los productos de malla pueden ser sintéticos o estar hechos de tejido animal. La malla quirúrgica se presenta en dos formas. La malla temporal es aquella que el cuerpo absorberá. Trabaja con los músculos y tejidos para fortalecerlos con el tiempo. La malla permanente está diseñada para brindar soporte muscular a largo plazo.

Vivir con una hernia

La mayoría de los tipos de hernias se pueden tratar y corregir. Sin embargo, es común que las hernias regresen. En algunos casos, la malla quirúrgica puede ayudar a reducir esta posibilidad. Hable con su médico o cirujano sobre la mejor opción de tratamiento para usted y cómo prevenir las hernias recurrentes.

Las personas que tienen una hernia diafragmática congénita pueden tener otros problemas de salud. Hable con su médico sobre cómo tratarlos y controlarlos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay ejercicios que pueda hacer para fortalecer mis músculos y prevenir una hernia?
  • ¿Cuál es la probabilidad de que mi hernia regrese?
  • Mi hernia solo me molesta de vez en cuando. ¿Realmente necesito ver a un médico?