Descripción general

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad del ojo que puede provocar pérdida de visión. Se produce como resultado de una acumulación de líquido en el globo ocular. Normalmente, este líquido nutre el ojo y lo mantiene sano. Después de que el líquido circula, se vacía a través de un drenaje en la parte de adelante del ojo. En las personas que tienen glaucoma, el drenaje del ojo está obstruido y el líquido no puede circular hacia fuera del globo ocular. En cambio, el líquido se acumula y provoca un aumento de la presión en el ojo.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?

El síntoma principal del glaucoma es la pérdida de visión, en especial pérdida de visión periférica. Sin embargo, la mitad del total de las personas que experimentan una pérdida de visión provocada por el glaucoma no saben que tienen la enfermedad. Cuando finalmente notan que tienen pérdida de visión, el daño en los ojos es grave.

Rara vez, una persona tendrá un ataque agudo (repentino o a corto plazo) de glaucoma. En esos casos poco frecuentes, el ojo se enrojece y se vuelve muy doloroso. También pueden producirse náuseas, vómitos y visión borrosa.

Causas y factores de riesgo

¿Quién desarrolla glaucoma?

Los factores de riesgo para el glaucoma incluyen:

  • Tener 60 años o más.
  • Ser de un determinado grupo étnico, incluidos el de raza negra y el latino.
  • Antecedentes familiares de glaucoma.
  • Presión alta en los ojos.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Enfermedad cardíaca.
  • Miopía (es difícil ver objetos que están a distancia).

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sé si tengo glaucoma?

Usted no sabrá que tiene glaucoma hasta notar una pérdida de visión. Debido a que el glaucoma no provoca síntomas excepto pérdida de visión, es importante que se haga un examen de la visión completo con un oftalmólogo en forma regular. Un oftalmólogo es un médico que está capacitado para brindar atención para los ojos, incluidos el diagnóstico y el tratamiento del glaucoma. Su oftalmólogo puede medir su presión ocular, examinar el nervio óptico y evaluar su visión central y periférica. El diagnóstico y tratamiento temprano del glaucoma pueden prevenir los daños en las células nerviosas del ojo y prevenir la pérdida de visión grave.

¿Con qué frecuencia debo realizarme un examen de la visión?

Las personas entre 18 y 60 años deben realizarse un examen de la visión cada 2 años. Después de los 60 años, debe realizarse un examen de la visión una vez al año.

Tratamiento

¿Cuál es el tratamiento para el glaucoma?

El propósito del tratamiento es reducir la presión en el ojo para prevenir que se produzca más daño en los nervios y pérdida de visión. El glaucoma se trata primero, por lo general, con gotas medicadas para los ojos. Los medicamentos que pueden tomarse por vía oral (en forma de píldora) también se pueden recetar si las gotas para los ojos solas no ayudan a aliviar la presión.

Si estos tratamientos no funcionan, es posible que su médico sugiera una cirugía para aliviar la presión en los ojos.

Complicaciones

¿Cómo daña al ojo el aumento en la presión?

El aumento en la presión destruye las células nerviosas del ojo, lo que provoca una pérdida de visión. Al principio, es posible que usted tenga puntos ciegos solo en su visión periférica (lateral). Si su glaucoma no recibe tratamiento, su visión central también se verá afectada. La pérdida de visión provocada por el glaucoma es permanente.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es el tratamiento adecuado para mí?
  • ¿Deberé continuar con mi tratamiento durante el resto de mi vida?
  • ¿La cirugía es una opción para mí?
  • ¿Debo continuar conduciendo?
  • ¿Puedo continuar con mis actividades actuales?
  • ¿Existe algún cambio en el estilo de vida que deba hacer?
  • ¿Debo consultar a un oftalmólogo?
  • ¿Empeorará mi glaucoma?