Enfermedad de las arterias coronarias

Enfermedad de las arterias coronarias

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias (CAD)?

La enfermedad de las arterias coronarias es también conocida como CAD o enfermedad cardíaca coronaria. Se produce cuando los vasos sanguíneos (arterias coronarias) que llevan sangre al corazón se endurecen. El engrosamiento se ve como una sustancia grasa. Se denomina placa. A medida que se acumula dentro de las paredes de las arterias, bloquea el flujo de sangre al corazón. Ese bloqueo podría causar angina de pecho (dolor opresivo o presión en el pecho), un infarto de miocardio o la muerte.

Síntomas de la enfermedad de las arterias coronarias

A medida que las arterias se obstruyen con el tiempo, puede experimentar:

  • angina de pecho
  • dificultad para respirar
  • infarto de miocardio.

La enfermedad de las arterias coronarias puede tardar años en desarrollarse. Es posible que no note ningún síntoma hasta que la enfermedad haya progresado significativamente. 

¿Qué causa la enfermedad de las arterias coronarias?

La Enfermedad de las arterias coronarias afecta tanto a hombres como mujeres. Varios factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar la enfermedad, incluyendo:

  • la edad
  • los antecedentes familiares
  • hipertensión arterial
  • colesterol alto
  • fumar
  • una mala alimentación
  • la obesidad o el sobrepeso considerable
  • inactividad (sedentarismo)
  • otras afecciones de salud (diabetes).

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de las arterias coronarias?

Su médico le hará un examen físico (escuchará específicamente su corazón). También hablará de sus síntomas, antecedentes familiares, dieta, nivel de actividad y cualquier otra afección médica. No hay una sola prueba que pueda diagnosticar la enfermedad arterial coronaria. Si el médico sospecha que la tiene, puede pedir una o más de las siguientes pruebas.

·       Electrocardiograma (ECG) Es una prueba indolora y sencilla que controla los latidos y el ritmo de su corazón. Además, prueba la fuerza y ​​la sincronización de las señales eléctricas del corazón. Consiste en colocar electrodos (pequeñas almohadillas unidas a cables) en el pecho. Las almohadillas se mantienen en su lugar mediante una sustancia pegajosa.

·       Prueba de esfuerzo. Durante esta prueba, se le pedirá que haga actividad física para hacer que su corazón haga ejercicio. Estará conectado a un monitor cardíaco. Se sujeta el monitor alrededor de su pecho. Puede detectar cambios anormales en la frecuencia cardíaca, el ritmo, la actividad eléctrica, la presión arterial, dificultad para respirar o dolor de pecho. Si usted no puede hacer ejercicio (por razones médicas), su médico le recetará un medicamento que aumenta el ritmo cardíaco.

·       Ecocardiograma. Esta prueba es indolora. Se basa en un estudio que utiliza ondas sonoras para ver una imagen de su corazón mientras late. Le permitirá a los médicos ver el tamaño y la forma de su corazón. Además, muestra las cámaras y válvulas cardíacas.

·       Radiografía de tórax. Se trata de una radiografía enfocada en el área de su corazón. La radiografía puede detectar signos de insuficiencia cardíaca.

·       Análisis de sangre. Su médico tomará una muestra de sangre para enviar al laboratorio. El laboratorio puede evaluar ciertas condiciones que aumentan el riesgo de enfermedad arterial coronaria. Incluye la evaluación de ciertas grasas, colesterol, azúcar y proteínas.

·       Angiografía coronaria y cateterismo cardíaco. Este es un procedimiento que normalmente se hace si otros exámenes muestran que usted padece enfermedad de las arterias coronarias. El procedimiento se realiza en un hospital. Se inyecta un medio de contraste en las arterias coronarias por un catéter delgado y flexible. El catéter se inserta en un vaso sanguíneo en el brazo, la ingle (parte superior del muslo) o el cuello. Se utiliza una radiografía para supervisar el medio de contraste a medida que viaja a través de las arterias coronarias. Esto ayuda a los médicos a controlar el flujo de sangre a través de su corazón y vasos sanguíneos. Esta prueba es generalmente indolora y usted permanece despierto durante el procedimiento.

¿La enfermedad de las arterias coronarias se puede prevenir o evitar?

La enfermedad de las arterias coronarias no puede prevenirse o evitarse completamente. Sin embargo, usted puede reducir sus riesgos de contraer la enfermedad mediante las siguientes acciones:

  • Deje de fumar. La nicotina aumenta la presión arterial, lo que contribuye a la enfermedad de las arterias coronarias.
  • Controle su hipertensión. Tome su medicamento para la presión arterial y siga una dieta que ayude a bajar la presión arterial.
  • Coma sano. Elija frutas, verduras, carnes, pescado y granos enteros. Trate de evitar los alimentos procesados, la harina blanca, los azúcares y el jarabe de maíz alto en fructosa. La dieta mediterránea también es muy buena para la salud del corazón. Si tiene alguna pregunta, hable con su médico acerca de cómo hacer cambios saludables para el corazón en su dieta.
  • Haga ejercicio. El ejercicio regular puede hacer que su corazón sea más fuerte y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Aspirina Hable con su médico acerca de los pros y los contras de tomar una dosis baja de aspirina diaria. Ayuda a reducir las enfermedades cardíacas. Sin embargo, tiene algunos efectos secundarios para la salud.
  • Suplementos vitamínicos. Una dieta saludable proporcionará todas las vitaminas y minerales que su cuerpo necesita. Los alimentos que son ricos en vitamina E y beta caroteno son muy saludables y ayudan a reducir el riesgo cardiovascular. La Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) no recomienda tomar suplementos de vitamina E o beta caroteno para la prevención de las enfermedades cardiovasculares. No hay evidencia clara de que tomar multivitaminas ofrezca una protección adicional.

Los cambios en la dieta y el estilo de vida van a reducir su riesgo de enfermedad de las arterias coronarias. Su cuerpo necesitará tiempo para responder a los cambios que ha realizado. Su médico hará el seguimiento de su progreso. Por ejemplo, si su nivel de colesterol no ha mejorado después de haber hecho cambios por un par de meses, el médico puede recetar medicamentos para bajar el colesterol. Deberá continuar con los cambios de estilo de vida saludable que haya comenzado para ayudar a que el medicamento funcione.

Tratamiento de la enfermedad de las arterias coronarias

La mayoría de las personas que tienen enfermedad de las arterias coronarias toman medicamentos para ayudar a controlar su afección. Los medicamentos llamados betabloqueantes, antagonistas del calcio y nitratos pueden ayudar a aliviar la angina de pecho, también. Tomar una dosis baja de aspirina todos los días puede reducir el riesgo de un segundo ataque cardíaco en personas que ya han sufrido uno. Los inhibidores de la ECA (enzima convertidora de angiotensina) ayudan a disminuir la presión arterial y reducir la carga de trabajo del corazón. Las estatinas reducen la lipoproteína de baja densidad, colesterol LDL (“malo”), el nivel de colesterol en la sangre. Su médico le indicará si debe tomar cualquiera de estos medicamentos.

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. La aspirina puede causar malestar estomacal. Los nitratos pueden causar un rubor (enrojecimiento de la cara) y dolores de cabeza. Los betabloqueantes provocan cansancio y problemas sexuales en algunos pacientes. Los antagonistas del calcio pueden causar estreñimiento e inflamación en las piernas. La mayoría de los pacientes no sufren efectos secundarios. Si usted sufre efectos secundarios después de tomar un medicamento, informe a su médico.

La angioplastía es un tratamiento quirúrgico para la enfermedad de las arterias coronarias. Este procedimiento implica el uso de un pequeño globo para abrir las arterias bloqueadas alrededor del corazón. El globo se inserta en una arteria del brazo o la pierna. Una varilla de metal pequeño llamado stent podría colocarse en la arteria que tiene la obstrucción para mantenerla abierta.

Otro tratamiento quirúrgico para la enfermedad de las arterias coronarias se denomina cirugía de revascularización coronaria. Se sacan pedazos de venas o arterias de las piernas y se cosen a las arterias del corazón. Esto mueve la sangre atravesando el bloqueo y aumenta el flujo de sangre al corazón. La cirugía de revascularización coronaria generalmente se realiza cuando la angioplastía no es posible o cuando su médico considera que es una mejor opción para usted.

La cirugía, como la angioplastía o la cirugía de revascularización coronaria tiene riesgos potenciales. Estos incluyen infarto de miocardio, apoplejía o muerte. Es raro que se produzcan estos casos y a la mayoría de los pacientes les va bien. Después de la angioplastía, normalmente se puede esperar que vuelva a su nivel de actividad anterior, o incluso a un mejor nivel de actividad, en unos pocos días. Lleva más tiempo (unas pocas semanas o meses) recuperarse de la cirugía de revascularización coronaria.

Vivir con enfermedad de las arterias coronarias

Vivir con la enfermedad de las arterias coronarias significa ser consciente de sus riesgos y reducir los que pueda controlar. Esto incluye dieta, ejercicio y dejar de fumar. Es importante que tome el medicamento que le recetaron para la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes y otras afecciones de salud.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿La enfermedad de las arterias coronarias desaparece alguna vez?
  • ¿Cuántos bloqueos tengo en mis arterias?
  • ¿Qué tan graves son los bloqueos?
  • ¿Cuáles son los síntomas que me indican que tengo que ir a un hospital o recibir tratamiento de inmediato?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de los medicamentos para tratar la enfermedad de las arterias coronarias?
  • ¿Puedo hacer actividad física?

Anuncio