Enfermedad de Addison

¿Qué es la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es una afección que aqueja las glándulas suprarrenales del cuerpo. Estas glándulas se encuentran en la parte superior de los riñones y producen hormonas que afectan el estado de ánimo, el crecimiento, el metabolismo, la función de los tejidos y el modo en que el cuerpo responde al estrés.

La enfermedad de Addison daña esas glándulas. Hace que el cuerpo detenga la producción de las hormonas. La enfermedad suele afectar a personas de 30 a 50 años de edad. Sin embargo, puede ocurrir a cualquier edad y afecta tanto a hombres como a mujeres.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Addison?

Los síntomas aparecen durante un período de varios meses y son difíciles de diagnosticar porque son confusos. Los síntomas incluyen:

  • fatiga;
  • debilidad muscular;
  • dolor en las articulaciones o los músculos;
  • fiebre;
  • pérdida de peso;
  • náuseas, vómitos o diarrea (que provoca deshidratación);
  • dolor de cabeza;
  • sudoración;
  • cambios en el estado de ánimo o la personalidad, como irritabilidad, ansiedad o depresión;
  • pérdida del apetito;
  • oscurecimiento de la piel (llamado hiperpigmentación);
  • aturdimiento o desmayo al ponerse de pie, debido a la presión arterial baja;
  • antojos de comida salada;
  • dolor repentino e intenso en el abdomen (parte inferior del estómago), la parte inferior de la espalda o las piernas;
  • confusión o dificultad para hablar;
  • movimientos lentos;
  • convulsiones y
  • fiebre alta.

Cuando los síntomas aparecen de pronto o empeoran rápidamente, se llama insuficiencia suprarrenal aguda. A veces se llama crisis addisoniana. Esto puede conducir a la muerte si no se trata. Comuníquese con su médico o vaya a la sala de emergencias de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor repentino e intenso en la parte baja de la espalda, el abdomen o las piernas.
  • Vómitos y diarrea intensos (que conducirán a la deshidratación).
  • Presión arterial más baja de lo normal.
  • Inconsciencia.
  • Niveles de potasio altos y niveles de sodio bajos.

¿Qué causa la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es causada por una lesión en las glándulas suprarrenales o cuando las glándulas se ven aquejadas por otra afección médica. Esto se llama insuficiencia suprarrenal. Hay dos tipos de insuficiencia suprarrenal:

Insuficiencia suprarrenal primaria: ocurre a través del daño a las glándulas suprarrenales por una enfermedad autoinmune (cuando el cuerpo ataca su propio sistema inmune). Otras causas de insuficiencia suprarrenal primaria incluyen:

  • tuberculosis (u otras infecciones) de las glándulas suprarrenales;
  • cáncer de las glándulas suprarrenales y
  • sangrado de las glándulas suprarrenales.

Insuficiencia suprarrenal secundaria: ocurre cuando otra afección hace que las glándulas suprarrenales dejen de producir hormonas. Por ejemplo, un problema con la glándula pituitaria puede causar la enfermedad secundaria de Addison. O bien, usted puede desarrollar la enfermedad de Addison si deja de tomar un medicamento con corticosteroides (como la prednisona). Los corticosteroides a veces se recetan para tratar afecciones como el asma, alergias, artritis, cáncer y problemas del sistema inmune.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Addison?

Su médico le preguntará sobre sus antecedentes médicos y sus síntomas. También puede realizar pruebas de laboratorio para determinar si tiene la enfermedad de Addison. Esas pruebas de laboratorio incluyen:

  • Exámenes de sangre para medir los niveles de hormonas y minerales del cuerpo. Su médico puede controlar la sangre antes y después de una inyección para ver si el cuerpo está respondiendo normalmente al aumento de los niveles de ciertas hormonas.
  • Tomografía computarizada (TC) o imagen resonancia magnética (IRM) para observar el tamaño de las glándulas suprarrenales o la glándula pituitaria. Estas exploraciones son similares a una radiografía.

¿Se puede prevenir o evitar la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison no se puede prevenir ni evitar.

Tratamiento de la enfermedad de Addison

El tratamiento de la enfermedad de Addison por lo general implica tomar hormonas recetadas. Esto puede incluir hidrocortisona, prednisona o acetato de cortisona. Si el cuerpo no produce suficiente hormona aldosterona, su médico puede recetarle fludrocortisona. Estos medicamentos se toman todos los días por vía oral (en forma de píldora).

Su médico también puede recomendarle que tome un medicamento llamado dehidroepiandrosterona. Algunas mujeres que tienen la enfermedad de Addison descubren que tomar este medicamento mejora su estado de ánimo y su deseo sexual.

Si está experimentando una crisis addisoniana, necesita atención médica inmediata. El tratamiento suele consistir en inyecciones intravenosas (IV) de hidrocortisona, solución salina (agua salada) y dextrosa (azúcar). Estas inyecciones ayudan a restablecer la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de potasio a la normalidad.

Vivir con la enfermedad de Addison

Vivir con la enfermedad de Addison implica aprender a vivir con los síntomas desagradables. Además, debe prepararse para la posibilidad de una crisis addisoniana, una emergencia médica que requiere que usted:

  • Lleve una tarjeta de alerta médica y un brazalete en todo momento. Esto brinda información sobre su afección a los trabajadores médicos de emergencia.
  • Lleve siempre un medicamento extra en caso de que olvide tomar su medicamento. Pídale a su médico una forma inyectable de corticosteroides para utilizar en una emergencia.
  • Informe a su médico si los síntomas cambian o si los medicamentos dejan de funcionar como solían hacerlo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿La enfermedad de Addison es hereditaria?
  • ¿La gravedad de los síntomas puede empeorar con el tiempo?
  • ¿La enfermedad de Addison es rara?
  • ¿La enfermedad de Addison puede causar insuficiencia renal a largo plazo?