Eccema y dermatitis atópica

Eccema y dermatitis atópica

¿Qué son el eccema y la dermatitis atópica?

“Eccema” es un término general para referirse a afecciones cutáneas eruptivas. El tipo más común se llama dermatitis atópica. El eccema suele causar mucha comezón. Cuando uno se rasca, la piel se pone roja y se inflama (se hincha). Afecta a adultos y a niños, y es muy común en los bebés.

La dermatitis atópica es una afección cutánea crónica; se presenta como consecuencia de una reacción alérgica y es la forma más común de eccema. Se usa el adjetivo “atópico” para describir una tendencia heredada a desarrollar dermatitis, asma y fiebre del heno. “Dermatitis” significa que la piel está enrojecida y con comezón.

Por lo general, la dermatitis atópica comienza durante la primera infancia y continúa en la niñez. A veces, la afección empeora, lo que se conoce como brotes. A los brotes, les siguen temporadas en las que la piel sana. En ese tiempo, puede no haber señales de la dermatitis atópica. Ese período se denomina “remisión” y puede durar semanas, meses o incluso años.   Algunos niños superarán la afección al crecer. Otros la tendrán aun cuando sean adultos. Los brotes en los adultos tienden a ser menos graves.

Síntomas del eccema y la dermatitis atópica

El eccema y la dermatitis atópica pueden comenzar con piel seca y comezón extrema. La erupción puede volverse muy roja, inflamada e irritada. Generalmente, cuanto más se rasque, peor se pone. Puede salir un líquido transparente de la erupción. Con el tiempo, se formarán costras y la piel comenzará a escamarse. Los lugares comunes para la erupción son los pliegues del codo, detrás de las rodillas, las mejillas y las nalgas.

¿Qué causa el eccema y la dermatitis atópica?

Tiene más probabilidades de tener estas afecciones si un familiar las tiene. No son contagiosas, así que no puede contraerlas de otras personas. Se desconoce la causa exacta de eccema y dermatitis atópica.

¿Cómo se diagnostican el eccema y la dermatitis atópica?

El médico podrá diagnosticar el eccema con una simple observación. Como parte de su examen, también revisará su historial médico. Es importante que usted le informe si tiene alergias o asma. Puede indicar análisis de sangre y pruebas de parches cutáneos para descartar otras afecciones.

¿Pueden prevenirse o evitarse el eccema y la dermatitis atópica?

Tal vez nunca sepa qué provoca su eccema o dermatitis atópica. Sin ese dato, no pueden evitarse. Y no se pueden curar, pero pueden manejarse. También puede aprender a evitar el contacto con elementos que los desencadenan.

Limite el contacto con sustancias que puedan irritar la piel.

Los siguientes son algunos elementos que pueden irritar su piel:

  • limpiadores hogareños
  • detergentes
  • lociones para después de afeitar
  • jabón
  • gasolina
  • trementina y otros solventes

Intente evitar el contacto con elementos que hagan que brote su eccema. Los jabones y la humedad pueden provocar irritación cutánea. Lave sus manos solo cuando sea necesario. Use un jabón sin perfume, por ejemplo, Dove, Basis u Oil of Olay, en particular, si tiene eccema en las manos. Séquelas por completo después de lavarlas.

Use guantes para proteger la piel de sus manos.

Para hacer actividades que requieran que meta las manos en el agua, use guantes vinílicos o plásticos. También úselos siempre que exponga las manos a cualquier cosa que pueda irritar la piel. Use guantes de algodón debajo de los plásticos para absorber el sudor de sus manos. Tome descansos ocasionales y quítese los guantes, eso impedirá que se acumule sudor dentro de ellos.

También use guantes cuando salga al exterior en invierno. El aire frío y la baja humedad pueden resecarle la piel. La sequedad puede hacer que su eccema empeore. Use prendas hechas de algodón o que lo contengan en la mezcla. La lana y algunos tejidos sintéticos pueden irritar su piel.

Cuide su piel durante el baño o la ducha.

Báñese solo con jabón sin perfume, como Dove, Basis u Oil of Olay. Use una pequeña cantidad de jabón y mantenga la temperatura del agua fresca o tibia, no caliente. Remojarse en la bañera durante un breve tiempo puede ser bueno para su piel. Eso permite que la capa exterior de la piel absorba agua y no esté tan seca. Remójese durante 15 o 20 minutos. Luego, use una toalla suave para secarse con pequeños golpes, sin frotar. Apenas termine de secarse, aplíquese un humectante. Esto ayuda a sellar la humedad dentro.

Utilice un humectante a diario.

Las lociones hidratantes ayudan a mantener la piel suave y flexible e impiden que se agriete. Lo mejor es usar una sustancia neutra, que no tenga fragancia (perfume) ni muchos ingredientes extra. Un buen humectante de bajo costo es la jalea de petróleo neutra (como la vaselina). Use hidratantes que sean más grasos que cremosos, ya que las cremas, por lo general, contienen más conservantes.

El uso regular de una loción de este tipo puede ayudar a prevenir la piel seca, que es común en invierno.

Evite el calor o sudor excesivos.

Demasiado calor y sudor pueden hacer que su piel se irrite más y tenga más comezón. Intente evitar actividades que le produzcan calor y sudoración.

Tratamiento del eccema y de la dermatitis atópica

Su médico puede recertarle una crema o ungüento con corticosteroides para aplicar sobre la erupción. Eso ayudará a reducir la comezón y calmará la inflamación. Úselo apenas termine de bañarse. Siga las indicaciones del médico para usar el medicamento o lea sobre su uso adecuado en la etiqueta. Llame a su médico si la piel no mejora después de 3 semanas de usar el medicamento.

Los antihistamínicos como la hidroxicina reducen la comezón y pueden ayudar a hacer más fácil no rascarse. Hay una nueva clase de fármacos, llamados inmunomoduladores, que funcionan bien si tiene una erupción grave; dos ejemplos son tacrolimus y pimecrolimus. Esos medicamentos impiden que su sistema inmunológico reaccione de manera desproporcionada cuando lo estimula un alérgeno. Sin embargo, pueden afectar su sistema inmunológico. Por eso, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) recomienda que se usen solo cuando no funcionan otros tratamientos.

Intente no rascarse el área irritada aunque tenga comezón. Al rascarse, puede lastimar la piel, las bacterias ingresan por las heridas y causan infecciones. Humectar la piel ayudará a prevenir la comezón.

Vivir con eccema y dermatitis atópica

El eccema puede brotar cuando uno está estresado. Aprenda a reconocer estas situaciones y a lidiar con el estrés. Las técnicas de reducción de estrés pueden ayudar. También puede ser útil cambiar sus actividades para reducir el estrés diario.

El área en la que tuvo el eccema puede volver a irritarse con facilidad, por lo que necesita una atención especial. Siga los consejos que se brindan en este sitio incluso si su piel ha sanado.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?
  • ¿Debería utilizar una crema o ungüento con esteroides?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de una crema o ungüento con esteroides?
  • ¿Necesito tomar algún otro medicamento?
  • ¿Cuál es la mejor forma de prevenir brotes de eccema y dermatitis atópica?
  • ¿Hay un tipo determinado de jabón que deba usar?
  • Mi hijo tiene eccema. ¿Qué tipo de humectante es mejor para él?
  • ¿Cómo puedo impedir que mi hijo se rasque la erupción?
  • Tengo eccema. ¿Mis hijos lo tendrán?
  • ¿Cómo debería ocuparme de la erupción si tengo un brote?