Crup

Crup

¿Qué es el crup?

El crup es una infección común de la infancia que afecta a la respiración. Su principal característica es una tos “perruna”. Es causada por un virus y es común durante los meses de invierno y primavera. Por lo general, afecta a niños de 5 años o menos, pero los niños mayores también pueden contraerlo.

Síntomas del crup

Además de la tos perruna, su hijo puede tener fiebre y un ruido agudo al respirar (estridor). Otra señal del crup es que la tos empeora por la noche. Su hijo puede tener estos síntomas durante 3 a 5 días.

¿Qué causa el crup?

La causa más común de crup es una infección causada por un virus paragripal humano. Esta denominación incluye cuatro virus diferentes. Los virus están en el aire y pueden extenderse a partir de la tos o el estornudo de una persona infectada. El virus también se propaga de las manos a la boca cuando su hijo toca una superficie o un elemento contaminado y luego se pone la mano en la boca o la nariz.

¿Cómo se diagnostica el crup?

Su médico examinará la respiración del niño y la escuchará con un estetoscopio. Asimismo, mirará el interior de la garganta de su hijo y hará preguntas acerca de cualquier antecedente reciente de enfermedades. Una radiografía de tórax puede ser necesaria para descartar otras causas de la tos.

¿Se puede prevenir o evitar el crup?

Lavarse bien las manos con frecuencia es la mejor manera de prevenir el virus que causa el crup. Además, no permita que su hijo comparta vasos, platos ni utensilios de cocina con los demás. Si conoce a alguien que tiene crup, evite el contacto con esa persona. Si su hijo tiene crup (o ha sido diagnosticado con un virus respiratorio), no envíe a su hijo a la escuela ni a jugar con otros niños.

Tratamiento del crup

La mayoría de los casos de crup se pueden tratar en casa. Su hijo necesitará beber más líquido de lo normal cuando presente crup. Puede ayudar a su hijo a respirar mejor exponiéndolo a aire húmedo. Esto puede hacerse en una habitación con vapor cálido (dejar la ducha abierta en un cuarto de baño con la puerta cerrada) o con un humidificador de vapor. El aire frío también ayuda. Puede llevar a su hijo al aire libre en los meses de invierno durante unos minutos para que respire aire frío.

Además, intente hacer que su hijo respire a través de un paño tibio y húmedo durante unos minutos para ayudarlo a respirar. Si su hijo está tosiendo durante largos períodos, puede sentir dolor en el pecho. Los analgésicos para niños de venta libre pueden aliviar el dolor. No le dé aspirinas a su hijo. Llame al 911 de inmediato si su hijo:

  • Deja de respirar o está teniendo grandes dificultades para respirar.
  • Tiene babeo excesivo y dificultades para tragar.
  • Comienza a ponerse azul alrededor de las uñas, la boca o la nariz.
  • Comienza a moverse con extrema lentitud y debilidad.

Vivir con crup

Cuidar a un niño con crup puede ser agotador. Como la tos se presenta con mayor frecuencia durante la noche, es posible que tenga que levantarse con su hijo varias veces por noche para aliviarlo. El ruido de la tos también puede interrumpir el sueño de las demás personas de la casa. Esté preparado para que su hijo esté irritable. La tos es incómoda e interrumpe su sueño.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Por cuánto tiempo mi hijo puede contagiar a otros una vez que comienza la tos perruna?
  • ¿Se puede aumentar la inmunidad contra el virus que causa el crup?
  • ¿Se puede tratar el virus que causa el crup con un antibiótico?
  • ¿El crup sin tratar puede hacer que un niño deje de respirar?

Anuncio