Cáncer de ovarios

¿Qué es el cáncer de ovarios?

El cáncer de ovarios es el cáncer en uno o ambos ovarios. Sólo las mujeres tienen ovarios. Los ovarios se encuentran a ambos lado de la pelvis. Son similares a la forma y el tamaño de una almendra. Los ovarios producen hormonas sexuales, regulan su ciclo menstrual y producen óvulos. El cáncer de ovarios no es común. Sin embargo, es grave. Si progresa demasiado, puede ser fatal. El cáncer de ovarios puede ocurrir en mujeres a cualquier edad.

Síntomas del cáncer de ovarios

La mayoría de los síntomas no aparecen hasta después de que el cáncer se haya diseminado fuera del ovario. Esto dificulta el diagnóstico. Además, los síntomas son similares a otras afecciones no graves. Para cuando se ha diseminado, los síntomas incluyen:

  • cambios menstruales (sangrado o flujo inusual);
  • distensión o hinchazón del estómago;
  • diarrea, estreñimiento o micción frecuente;
  • dolor de estómago, de espalda o pélvico;
  • bulto en el área pélvica;
  • pérdida del apetito o rápida sensación de saciedad;
  • problemas de digestión.

La mayoría de las mujeres no sospechan que tienen cáncer de ovario. Por eso, es bueno conocer su cuerpo. Esto le ayudará a notar pequeños cambios. La presencia de uno o más síntomas podría ser indicio de cáncer de ovarios o de otro problema de salud. Póngase en contacto con su médico si los síntomas persisten o empeoran.

¿Que causa el cáncer de ovarios?

El cáncer de ovarios se ha relacionado con varios factores de riesgo. Estos incluyen los antecedentes familiares, los genes heredados, el embarazo y el historial reproductivo, la terapia de reemplazo hormonal, la mala alimentación y la inactividad.

El tipo más común de cáncer de ovarios se conoce como cáncer epitelial. Se forma en el tejido del ovario.  Esto se conoce como el cáncer peritoneal primario. Comienza en el peritoneo. Este es el tejido que recubre el estómago y cubre sus órganos femeninos. El cáncer de células germinales y cáncer de células del estroma son tipos raros de cáncer de ovarios. Las células germinales constituyen los óvulos de su ovario. Las células estromales se encuentran en el tejido conectivo. Ambos tipos de cáncer tienen altas tasas de curación.

También puede contraer cáncer en los ovarios si se ha propagado desde otra área, como los senos o el colon.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de ovarios?

El cáncer de ovarios es difícil de detectar. La mayoría de los síntomas no aparecen hasta después de que el cáncer se propaga fuera del ovario. La confirmación del cáncer de ovarios requiere una biopsia de las células y del tejido del ovario.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) no recomienda el cribado del cáncer de mama en los hombres. La prueba de detección es un método para identificar afecciones antes de tener algún síntoma. La AAFP ha descubierto que la detección del cáncer de ovarios no es exacta ni valiosa. La AAFP tampoco recomienda el asesoramiento genético relacionado con el cáncer de ovarios, a menos que usted esté en alto riesgo.

Los antecedentes familiares son uno de los mayores factores de riesgo para el cáncer de ovarios. Los genes de susceptibilidad al cáncer de mama, BRCA1 y BRCA2, son hereditarios. Si estos genes cambian o mutan, pueden causar cáncer de ovarios. AAFP sí recomienda el asesoramiento genético y las pruebas para las mujeres con estos antecedentes familiares. Hable con su médico si usted piensa que cumple con los requisitos para las pruebas de detección.

Tenga en cuenta que ser de alto riesgo para los genes de cáncer de ovarios no significa que lo tiene. Su médico puede realizar pruebas para examinar más a fondo los signos potenciales. Estas pruebas pueden incluir un examen pélvico, rayos X, ecografía o análisis de sangre.

Si usted tiene cáncer de ovarios, hable con su médico acerca de qué tipo, grado y estadio del cáncer tiene. El rango de grados es de 1 a 3. El grado 3 es el más alto o grave. El rango de etapas es de 1 a 4. La etapa 4 es la más alta o la más grave. El médico puede ordenar exámenes adicionales para ver si el cáncer de ovarios se ha propagado a otras áreas de su cuerpo. Esto se hace generalmente con imágenes, como radiografías, una colonoscopia, TC (tomografía computarizada) o IMR (imágenes por resonancia magnética).

El cáncer de ovario, ¿se puede evitar o prevenir?

El cáncer de ovario, ¿se puede evitar o prevenir? Ciertos factores de riesgo aumentan sus posibilidades de contraerlo. Estos incluyen:

  • genes BRCA1 o BRCA2;
  • antecedentes familiares de cáncer de ovario;
  • antecedentes personales de cáncer de mama, de cuello uterino, de colon o melanoma, o síndrome de Lynch;
  • antecedentes personales del síndrome de Lynch (una afección médica);
  • descendencia de judíos ashkenazi (Europa del Este);
  • infertilidad o embarazo más adelante en la vida;
  • endometriosis (una afección médica que hace que el tejido crezca fuera de su útero);
  • terapia de reemplazo hormonal por 5 años o más.

Hable con su médico acerca de estudios o pruebas de detección si se encuentra en cualquiera de esas categorías. Esto no significa que usted tenga o tendrá cáncer de ovarios. Si usted es de muy alto riesgo, su médico podría recomendar la extirpación de los ovarios. Esta cirugía se llama ooforectomía.

Cualquier mujer puede desarrollar cáncer de ovarios. Los estudios muestran que algunas cosas pueden reducir su riesgo, por ejemplo:

  • dar a luz (y no tener hijos a una edad más avanzada);
  • amamantar durante más de 1 año;
  • consumir (o haber consumido) píldoras anticonceptivas;
  • haberse sometido a una ooforectomía, ligadura de trompas (de Falopio) o histerectomía (cirugía para extirpar todo o parte del útero).

Tratamiento del cáncer de ovarios

El tratamiento requiere un equipo de especialistas. Esto podría incluir un cirujano y un oncólogo. Un oncólogo es un especialista en cáncer. Es común que su médico de cabecera la derive a un especialista. Puede buscar una segunda opinión. Si tiene cáncer de ovario, su médico hablará sobre el tratamiento. Estos varían en función del tipo, grado y estadio del cáncer. También depende de si el cáncer se ha diseminado a otras áreas del cuerpo.

El objetivo del tratamiento es:

  • extirpar o deshacerse del cáncer;
  • evitar que el cáncer se propague;
  • reducir los efectos secundarios y el dolor relacionado con el cáncer.

La mayoría de los programas de tratamiento incluyen una combinación de métodos, tales como:

  • cirugía para extirpar las células y tejidos cancerosos; extirpación de los órganos afectados y circundantes.
  • quimioterapia para ayudar a reducir o eliminar el cáncer, que se puede administrar en forma de comprimidos, líquidos o por vía intravenosa. también se puede inyectar directamente en el área afectada;
  • radioterapia para ayudar a reducir o eliminar el cáncer utilizando ondas de alta energía, similares a los rayos X.

Vivir con cáncer de ovarios

El tratamiento es más exitoso si el cáncer se detecta temprano. Además, su resultado depende del tipo, grado, etapa y ubicación del cáncer. Su salud general también importa.

Su médico controlará su tratamiento. Se controlará para ver si el cáncer se ha ido. Su médico también puede realizar pruebas regulares para detectar su retorno. Es posible que tenga efectos secundarios duraderos del tratamiento del cáncer. Su médico trabajará con usted para reducirlos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es mi tipo, grado y etapa de cáncer?
  • ¿Se ha propagado mi cáncer?
  • ¿El cáncer de ovario está relacionado con otros cánceres?
  • ¿Cuál es el pronóstico para un resultado positivo (por etapa)?
  • ¿Qué estudios clínicos hay disponibles para mí?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento?
  • ¿Afectará el cáncer de ovarios mi capacidad para quedar embarazada y tener un bebé?
  • Si tengo cáncer de ovario, ¿pueden contraerlo mis parientes cercanos?
  • ¿Cuál es la tasa de recurrencia del cáncer de ovario?