Alopecia areata

¿Qué es la alopecia areata?

La alopecia areata es una forma de alopecia (pérdida del cabello o de los vellos). Es una enfermedad del sistema inmunológico que no pone en riesgo la vida, pero que afecta el cabello de su cuero cabelludo. Al tener esta afección, su cuerpo ve erróneamente a los folículos pilosos como un enemigo. El cuerpo ataca a los folículos pilosos, lo que ocasiona que parte o todo el cabello se caiga, y usualmente empieza con el cabello de su cabeza. Existen tres formas graves de alopecia, incluyendo la areata (pérdida del cabello en un área específica de la cabeza), total (pérdida total del cabello) y universal (pérdida del cabello y de los vellos del cuerpo). La alopecia no es contagiosa. Hombres, mujeres y niños de cualquier edad pueden padecerla. Sin embargo, es más común en los niños y en adultos que están entrando a los 20 años.

Síntomas de la alopecia areata

El síntoma principal de la alopecia areata es la pérdida del cabello que ocurre en parches en su cabeza, dejando expuestas áreas lisas y redondas de cuero cabelludo. Un caso leve de alopecia areata inicia con una a dos parches lisos y sin cabello y, usualmente, ya no continúa. Algunas veces, el cabello vuelve a crecer. Sin embargo, no hay ninguna garantía. La afección es impredecible y el ciclo de pérdida del cabello y su posterior crecimiento se pueden repetir. La alopecia areata puede avanzar hacia otra forma. En su forma más grave, la alopecia universal provoca una pérdida de todo el cabello y los vellos del cuerpo (las cejas, las pestañas, los vellos de los brazos, de las piernas, de la axila, del pubis, y en el caso de los hombres, los vellos del pecho y de la espalda). En ocasiones poco frecuentes, las personas que tienen alopecia podrían sentir ardor o picazón en las áreas en las que antes tenían vellos.

¿Cuál es la causa de la alopecia areata?

No se conoce ninguna causa para la alopecia areata. Sin embargo, los científicos creen que la causa de esta enfermedad puede estar relacionada a la genética de una persona. En ese caso, los científicos creen que un virus o el ambiente pueden ser la causa de su pérdida del cabello.

¿Cómo se diagnostica la alopecia areata?

Consulte con su médico si estuviera perdiendo el cabello en cantidades significativas. Hay muchos motivos que llevan a la pérdida del cabello. Cuando su médico le diagnostique alopecia areata, analizará su patrón de pérdida del cabello y revisará sus antecedentes médicos. Revisará si las áreas que no tienen cabello en su cuero cabelludo están lisas y tienen un color durazno (que es una de las señales de la afección), o si su cuero cabelludo tiene cicatrices o costras. Es posible que su médico arranque un par de cabellos de su cabeza para examinarlos. Algunas veces, el cabello que no se cae cuando se tiene alopecia areata tiene una forma específica. Si su médico no puede confirmar el diagnóstico, es posible que le diga que vaya a un laboratorio para hacerse un examen de sangre. En el laboratorio rasparán y tomarán una pequeña muestra de la piel de su cuero cabelludo para descartar cualquier otra enfermedad o afección que cause la pérdida del cabello.

¿Se puede prevenir o evitar la alopecia areata?

Esta afección no se puede prevenir ni evitar. Se desconoce la causa y varía en cada persona. La alopecia areata no está vinculada con el estrés, como creen algunas personas. Algunas personas que la padecen tienen antecedentes familiares de alopecia areata. Tener a algún miembro de la familia con alopecia areata y cualquier otra enfermedad del sistema inmunológico, como diabetes tipo 1, artritis reumatoide, enfermedad de la tiroides, lupus, anemia de la vitamina B12, enfermedad de Addison y dermatitis atópica (una afección de la piel en la que se seca y pica, también conocida como eczema atópico) puede aumentar el riesgo de padecer de alopecia areata. Sin embargo, es poco frecuente que un paciente le transfiera la afección a un hijo. Es común que las personas que no tienen otra enfermedad del sistema inmunológico y que tienen alopecia areata, tengan una enfermedad de la tiroides, alergias nasales y asma.

Tratamiento para la alopecia areata

No hay ningún tratamiento que ofrezca curar al 100% la alopecia areata. Si usted tiene algunas áreas pequeñas en las que ha perdido el cabello, es probable que su cabello vuelva a crecer en algunos meses. En esos casos, es posible que su médico no le recete tratamiento. Para tratar áreas más grandes de pérdida del cabello, es probable que su médico le recete varias inyecciones de esteroides (una cada dos a seis semanas) que se administran debajo del cuero cabelludo para intentar que el cabello vuelva a crecer. Otros tratamientos incluyen medicamentos para el crecimiento del cabello que contengan esteroides que usted aplica en su piel o terapia de luz ultravioleta. La inmunoterapia de contacto es otro tipo de terapia. Esta terapia causa deliberadamente una reacción alérgica en el cuero cabelludo que podría provocar el crecimiento del cabello. Con este tratamiento, el medicamento que se aplica a su cuero cabelludo irrita la piel, lo cual hace que se enrojezca y le salgan escamas. Si este tratamiento funciona, podría ver el crecimiento del cabello en un plazo de hasta tres meses. La inmunoterapia de contacto sí tiene efectos secundarios, incluyendo un sarpullido severo e inflamación de los nodos linfáticos del cuello. Sin importar la terapia que intente, el cabello vuelve a caerse si detiene el tratamiento.

Cómo vivir con alopecia areata

La Academia Americana de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians, AAFP) reconoce que vivir con alopecia areata puede ser difícil emocionalmente. Afecta las interacciones sociales y la confianza en sí mismo, ya que las personas se avergüenzan de que otros vean que está perdiendo el cabello.

Algunas técnicas de peluquería o de cuidado del cabello pueden ayudar a cubrir la pérdida. Sin embargo, algunos productos para el cuidado del cabello podrían ser severos y causarle un daño y una pérdida adicionales. Es recomendable que hable con su médico sobre qué productos debe evitar. Se motiva a las personas que tengan alopecia areata a que sean creativas usando sombreros, bufandas y pelucas.

La pérdida de las pestañas, las cejas y los vellos de la nariz y las orejas también es un problema. Los vellos protegen los ojos, la nariz y las orejas contra la irritación por el polvo, los gérmenes y partículas extrañas y pequeñas. Para reducir el riesgo de quemaduras y de cáncer de piel, cubra con un sombrero o con bloqueador solar las áreas en las que el cuero cabelludo quede expuesto.

Preguntas para su médico

  • ¿Cuánto cabello debo perder antes de llamar a mi médico?
  • Si uno de mis padres tiene alopecia areata, ¿hay algún examen genético que pueda hacerme para determinar si yo la padeceré?
  • Si la pérdida del cabello en mi caso duró más de un año, ¿qué posibilidad tengo de que vuelva a padecerla?
  • ¿Ciertas enfermedades ponen en riesgo a las personas de desarrollar alopecia areata?