Cómo escoger el equipo de seguridad para bebés

Mantener a su bebé seguro una vez que lo traiga a casa del hospital es su principal prioridad. Seleccionar los artículos más seguros para el bebé es un primer paso importante. Estos artículos generalmente incluyen:

  • una cuna y colchón
  • mesa para cambiar pañales
  • asiento para el automóvil
  • cochecitos
  • bañeras
  • puertas de bebé
  • canguros y portadores
  • corralitos/patios de juego
  • juguetes

Elija siempre productos que cumplan o superen los estándares de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC por sus siglas en inglés).

El camino hacia una mejor seguridad

Cuna y colchón: Comprar una cuna nueva  y colchón es la mejor opción. Las cunas hechas antes de 1978 tienen pintura con plomo, lo que constituye un riesgo de envenenamiento. Si está comprando una cuna usada, busque una que sea resistente y que no tenga barandas laterales ajustables. Las cunas hechas antes de 2011 tienen barandas laterales desplegables, que pueden atrapar y sofocar a su bebé. La cuna debe estar construida de material duradero y sus rejillas laterales no deben tener una separación de más de 2-3/8 pulgadas (6 centímetros) para evitar que el bebé se caiga o quede atrapado entre las rejillas.

Elija un colchón firme que se ajuste perfectamente en la cuna para evitar huecos. Los colchones blandos pueden contribuir con el síndrome de muerte súbita infantil (SMSL). El SMSL es una razón repentina e inexplicable por la que un bebé menor de 1 año muere mientras duerme. La parte superior del colchón debe estar a 66 centímetros de la parte superior de la barandilla de la cuna.

Los moisés para recién nacidos y los somieres mixtos (moisés de cabecera que se sujetan a la cama) son espacios móviles para dormir que no deben utilizarse más allá de los primeros meses de vida del bebé. Nunca comparta una cama con su bebé porque aumenta su riesgo de SMSL. A los 3 años, su hijo debe ser trasladado a una cama.

Mesa para cambiar pañales: Elija una mesa para cambiar pañales resistente. Muchas mesas para cambiar pañales vienen como manteles que se ajustan a la parte superior de una cómoda. Los tableros de mesa para cambiar pañales que no están bien sujetos no son seguros. Las correas de seguridad mantienen el tablero en su lugar. El uso de un anclaje de seguridad asegura el mueble a la pared y evita que se caiga sobre su bebé o niño pequeño. Las mesas para cambiar que se pliegan no son tan seguras.

Nunca deje a su bebé desatendido en una mesa para cambiar pañales, y mantenga suministros como pañales y toallitas a su alcance, pero fuera del alcance de su bebé.

Asiento para el automóvil: La ley exige que los conductores coloquen a un niño en un asiento para el automóvil diseñado para la edad, peso y altura del niño. Estos criterios pueden variar según el estado e incluyen:

  • Asientos de automóvil orientados hacia atrás para bebés de hasta 2 años.
  • Asientos de automóvil orientados hacia adelante para niños pequeños y en edad preescolar.
  • Asientos elevados para niños en edad escolar.
  • El cinturón de seguridad del automóvil para niños mayores de 13 años.

Use el sistema de anclajes inferiores y correas para niños (LATCH, por sus siglas en inglés) para sujetar cómodamente el asiento del automóvil de su hijo en el asiento trasero de su automóvil. Nunca permita que un niño menor de 13 años viaje en el asiento delantero. El sistema LATCH está disponible en automóviles fabricados después del 1 de septiembre de 2002. Para los modelos de automóviles más antiguos, consulte el manual del propietario para determinar la forma más segura de anclar el asiento del automóvil para niños con el cinturón de seguridad del automóvil.

Andaderas: Las andaderas para bebé son cosa del pasado. La investigación muestra que las andaderas no ayudan a los bebés a caminar y pueden causarles daño, ya que los ponen en riesgo de caerse por las escaleras, a una piscina o de halar algo que les caiga en la cabeza. Todavía pueden venderse en ventas de garaje o entregarse como regalos usados. Ahorre su dinero y compre otra cosa que le brinde a su bebé más diversión, como por ejemplo un centro de actividades estacionario para jugar.

Cochecitos: Un cochecito es esencial cuando sale de casa. Sus opciones son:

  • Un cochecito jogger, que tiene una base más ancha y está diseñado para el aire libre.
  • Un cochecito paraguas, liviano y diseñado para niños en edad preescolar.
  • Una cochecito multi usos, que le permite además abrocharlo al asiento para el automóvil con orientación hacia atrás.

Elija un cochecito duradero para evitar que se vuelque. Los cochecitos defectuosos pueden colapsar, pellizcando los dedos, brazos y piernas de su hijo. Revise los frenos para asegurarse de que el cochecito no se vaya rodando con su bebé adentro. Revise los cinturones de seguridad y las hebillas del cochecito para asegurarse de que su bebé esté seguro mientras viaja en él.

Bañera para bebés: Lo mejor es una bañera hecha de plástico resistente que sostenga de manera segura a su bebé. Un diseño angular ayuda a incorporar a su recién nacido cuando no puede sentarse por sí mismo. El material antideslizante en el exterior evita que se deslice. Si compró o tomó prestada una bañera usada, reemplace el inserto de espuma si se está rasgando. Los trozos de espuma pueden terminar en la boca de su hijo y convertirse en un peligro de asfixia. Nunca deje a su bebé desatendido a la hora del baño.

Puertas para bebés: Las puertas para bebés mantienen a su bebé a salvo de caídas por las escaleras, a una piscina o de entrar a una habitación insegura, como una cocina, baño, garaje, lavandería o sótano. Use una puerta con tornillos y soportes que se fijen de forma segura a la pared. No use las puertas con forma de rombo o acordeón. Su hijo puede sufrir lesiones graves al quedar atrapado entre estos pliegues. No use puertas montadas a presión o puertas de apoyo contra un espacio. Este tipo de puertas se pueden empujar fácilmente.

Busque puertas certificadas por la Sociedad Americana de Pruebas y Materiales (ASTM, por sus siglas en inglés) y la Sociedad de Fabricantes de Productos Juveniles (JPMA, por sus siglas en inglés).

Portabebés, canguros y portadores: Estos productos mantienen seguro a su bebé, mientras lo liberan para comprar o tomar de la mano a otro niño. Los portabebés, canguros o portadores de calidad hechos de tela duradera, con correas de seguridad y construidos para la edad, el peso y el desarrollo de su hijo son los mejores. Las telas gastadas y las correas de sujeción deshilachadas o faltantes aumentan el riesgo de que su hijo sufra una caída grave. No permita que su hijo se duerma en un portabebés, canguro o portador. Esto aumenta el riesgo de SMSL. A medida que el bebé crece, se recomienda que el bebé quede mirando hacia afuera, en lugar de hacia adentro. Si está utilizando un portabebés de mochila con marco de metal diseñado para acampar o estar al aire libre, asegúrese de que el soporte plegable permanezca abierto cuando coloque al bebé en el suelo.

Corrales y patios de juego: Un corral ofrece un lugar seguro para que coloque a su bebé o niño pequeño cuando no hay una cuna disponible. Busque corrales o patios de juego con lados transpirables de nylon en lugar de redes de cuerda. La red de cuerda en los corrales más viejos puede estrangular a su hijo si su cabeza queda atrapada en los agujeros. Compruebe que los cuatro lados permanezcan fijos en su lugar. Esto evitará que se derrumbe encima de su hijo.

Juguetes: Elija juguetes diseñados para la edad y el nivel de habilidad de su hijo. Los juguetes nuevos y los viejos pueden representar un peligro de asfixia. Las instrucciones del empaque deben proporcionar indicaciones sobre la edad y la seguridad, tales como la posibilidad de asfixia y envenenamiento. Asegúrese de que las tapas de las baterías estén bien cerradas para evitar que su hijo se ponga las baterías en la boca, lo que puede provocar asfixia y peligro de envenenamiento.

Aspectos a tener en cuenta

Muchos accidentes y lesiones infantiles pueden prevenirse. Hable con su médico sobre los riesgos actuales de seguridad de los artículos para bebés. Consulte los sitios web de retirada de productos. Evite los productos usados, en especial los que tienen 5 o más años de antigüedad. Los amigos y familiares bien intencionados pueden no darse cuenta de lo rápido que cambian las pautas de seguridad.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué recursos puede recomendar para verificar el retiro de productos para bebés?
  • ¿Hay algún producto que no recomiende debido a problemas de seguridad?
  • ¿Cuáles son los factores de riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)?