Caídas: cómo disminuir su riesgo

Las personas se caen a todas las edades. Esto es especialmente cierto en el caso de los bebés pequeños que están aprendiendo a caminar. Sin embargo, a medida que envejecemos nos preocupamos más por las caídas. Una caída a una edad avanzada puede tener serias consecuencias para su salud e independencia.

El camino hacia una mejor seguridad

Hable con su médico para ver si tiene un mayor riesgo de sufrir una caída. Además de la edad, ciertas afecciones médicas lo ponen en riesgo, como la artritis, las cataratas y los problemas de cadera. Ciertas enfermedades, como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple (EM), también pueden afectar su movilidad y aumentar su riesgo de sufrir una caída.

Reduzca su riesgo de sufrir una caída siguiendo estos consejos:

  • Haga ejercicio regularmente para mantener su cuerpo, músculos y huesos sanos y fuertes. El ejercicio debe centrarse en entrenar el equilibrio y la resistencia.
  • Cuente con buena iluminación en su hogar. Una casa bien iluminada lo ayudará a evitar tropezarse con objetos que no son fáciles de ver. Asegúrese de que su habitación, pasillos, escaleras y baños estén bien iluminados.
  • Fije las alfombras firmemente al piso. Agregue un soporte antideslizante para que la alfombra no se mueva y fije los extremos y esquinas sueltas.
  • Instale un pasamanos en el baño para la bañera, la ducha y el inodoro. Agréguelos a ambos lados de las escaleras si aún no los tiene.
  • Mantenga los cables eléctricos lejos de las áreas de mucho tráfico en su casa.
  • Almacene los objetos de cocina más utilizados en áreas de fácil acceso. De esta forma elimina la necesidad de estirarse para alcanzar lugares altos, agacharse o subirse a un taburete.
  • Use zapatos con suelas firmes y antideslizantes. Evite usar zapatos y zapatillas holgados.
  • Realice a exámenes de la vista con regularidad.
  • Mantenga sus pies sanos, especialmente si tiene diabetes.
  • Tenga en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar mareos.
  • Use un bastón o andador si su médico lo recomienda.
  • No fume y limite el consumo de alcohol a no más de 2 bebidas por día los hombres y 1 bebida por día las mujeres.
  • Facilite la forma en que se acuesta y se levanta. Siéntese a un lado de la cama durante unos minutos y apoye los pies en el suelo antes de pararse. Levantarse demasiado rápido puede causar mareos.
  • No salga fuera de su casa en condiciones de hielo. Si tiene que salir, organice con anticipación que alguien camine con usted, trate las condiciones con materiales anticongelantes o solicite que se paleen las aceras.

Aspectos a tener en cuenta

  • Huesos rotos. Nuestros huesos se vuelven más frágiles a medida que envejecemos. Además, los huesos rotos tardan más en sanar a medida que envejecemos. Otras rupturas, como las fracturas de cadera en los ancianos, se han relacionado con el deterioro de la salud. Esta disminución de la salud puede provocar la muerte apenas 6 meses después de la caída. Además, pierde su capacidad de ser independiente cuando no puede caminar.
  • Lesión cerebral traumática (TBI). Esta es una lesión grave en el cerebro. Puede suceder si se cae y se golpea la cabeza (con fuerza) sobre un objeto o en el piso.
  • Deterioro cognitivo. La enfermedad de Alzheimer y otras afecciones que afectan la capacidad cognitiva de una persona pueden aumentar el riesgo de sufrir caídas.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿A qué edad las caídas conducen a graves problemas de salud?
  • ¿Ciertos suplementos vitamínicos y cambios en la dieta fortalecen los huesos envejecidos?
  • ¿Qué actividad física y ejercicio es mejor para las personas mayores que intentan evitar una caída?
  • ¿Estoy tomando algún medicamento o combinación de medicamentos que podrían aumentar mi riesgo de caerme?
  • ¿Es mi dieta lo suficientemente adecuada como para mantenerme fuerte para evitar caídas?