Riesgos de la gripe y afecciones crónicas

Última actualización marzo 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

Las afecciones de salud crónicas pueden aumentar su riesgo de ser hospitalizado con influenza (gripe). Un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informó que los adultos que tienen afecciones médicas crónicas específicas tienen más probabilidad de padecer una enfermedad grave a causa de la gripe que los que no las tienen. Esto se debe a que las afecciones crónicas pueden dejar su cuerpo demasiado débil para combatir la gripe.

Cuanto mayor sea su riesgo de sufrir complicaciones por la gripe, más importante es que reciba una vacuna anual contra la influenza. Es la mejor forma de protegerse de la gripe.

Aunque el COVID-19 le ha robado la atención a la gripe, es tan importante como siempre protegerse de esta enfermedad. Las pandemias de gripe han ido y venido durante cientos de años. Cada año circulan varias cepas del virus de la influenza. La vacuna contra la gripe es su mejor defensa.

Las personas con alto riesgo de complicaciones por la gripe incluyen aquellas con estas afecciones crónicas, según los CDC:

  • Asma
  • Trastornos de la sangre (como la anemia falciforme)
  • Enfermedad pulmonar crónica (como enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC] y fibrosis quística)
  • Trastornos endocrinos (como la diabetes)
  • Enfermedad cardíaca (como cardiopatía congénita, insuficiencia cardíaca congestiva y enfermedad de las arterias coronarias)
  • Enfermedades renales
  • Trastornos hepáticos
  • Obesidad (con un índice de masa corporal [IMC] de 40% o más)
  • Antecedentes de accidente cerebrovascular

Tener una afección crónica no solo puede ponerlo en alto riesgo de complicaciones graves por la gripe, sino que también puede empeorar su afección crónica. Esto es cierto incluso si su afección está bien controlada.

El camino hacia una salud mejor

Cada otoño, debe recibir la vacuna tan pronto como esté disponible. También puede recibirla en cualquier momento durante la temporada de gripe (generalmente hasta marzo). Es mejor recibirla en el otoño para que la vacuna pueda protegerlo durante la temporada de gripe (aproximadamente 6 meses). En los Estados Unidos, la actividad gripal alcanza su punto máximo entre diciembre y febrero. La vacuna está disponible por inyección o por aerosol nasal (LAIV4). Los CDC recomiendan que las personas que padecen enfermedades crónicas se vacunen contra la gripe con la inyección y no con el aerosol nasal.

La vacuna puede reducir la posibilidad de hospitalización en un 37% y el riesgo de ingreso a la unidad de cuidados intensivos (UCI) en un 82% para las personas que padecen enfermedades crónicas, según los CDC.

Las vacunas contra la influenza actúan exponiendo su sistema inmunológico a una forma inactiva (muerta) del virus de la gripe. Su cuerpo acumulará anticuerpos contra el virus para protegerlo de contraer gripe. La vacuna en forma de aerosol nasal contiene virus vivos pero debilitados. No puede contagiarse gripe por la vacuna contra la gripe ni por la vacuna en aerosol nasal.

Si tiene 65 años o más, los CDC recomiendan que se vacune contra la gripe con regularidad, que reciba una vacuna contra la gripe de dosis alta o una vacuna contra la gripe con coadyuvante. Las inyecciones de dosis alta y con coadyuvante están diseñadas especialmente para este grupo etario.

Seguridad de la vacuna

La vacuna contra la gripe es segura. Hay muy pocos efectos secundarios. Después de recibir la vacuna contra la gripe, su brazo puede estar dolorido por algunos días. Es posible que tenga un poco de fiebre, que se sienta cansado o que le duelan los músculos por un período breve. Si recibió la vacuna en forma de aerosol nasal, es posible que tenga secreción nasal, dolor de cabeza, tos o dolor de garganta.

¿Dónde puedo vacunarme contra la gripe?

Hay muchos lugares que ofrecen vacunas contra la gripe. El lugar donde decida vacunarse contra la gripe probablemente dependerá de la ubicación y del costo.

Las vacunas contra la gripe están disponibles a través de su médico de familia, en farmacias nacionales (como CVS y Walgreens), en clínicas, centros de salud comunitarios, centros de atención de urgencia, departamentos de salud pública, universidades (gratis para estudiantes), a través de algunos empleadores y más.

El costo de la vacuna contra la gripe varía entre gratis y alrededor de $50, dependiendo de si tiene seguro (seguro privado, Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, Parte B de Medicare). Si tiene seguro, la mayoría de los lugares mencionados anteriormente le ofrecerán una vacuna contra la gripe sin costo para usted.

Si no tiene seguro, busque lugares que ofrezcan vacunas contra la gripe con descuento. Muchas farmacias nacionales ofrecen cupones u otros descuentos para vacunas contra la gripe. Compare precios, ya que varían mucho. Puede significar que pague $ 19 o más del doble. Busque también cupones en línea o busque comparaciones de costos en GoodRx. Además, esté preparado para pagar por adelantado antes de recibir la vacuna contra la gripe.

Si desea ayuda para determinar dónde encontrar una vacuna contra la gripe cerca de usted, existen herramientas en línea que pueden ser de utilidad. Trate de buscar en vaccines.gov o VaccineFinder. Ambos usan códigos postales para ayudarlo a limitar la búsqueda.

¿Quién debería vacunarse contra la gripe?

¿Quién debería vacunarse contra la gripe?

¿Quién debería vacunarse contra la gripe?

 

 

Aspectos a tener en cuenta

Las complicaciones de la gripe pueden ser letales. Si tiene alguno de estos signos que le advierten de una emergencia de enfermedad por gripe, debe buscar atención médica de inmediato.

  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Dolor/presión en el pecho que no desaparece
  • Mareos o confusión
  • Convulsiones
  • No orinar
  • Dolor muscular grave
  • Debilidad grave o sensación de inestabilidad
  • Fiebre o tos que mejoran pero luego regresan o empeoran
  • Empeoramiento de su enfermedad crónica

Hay algunas personas que deben consultar con su médico antes de vacunarse contra la gripe:

  • Personas que han tenido una reacción alérgica grave a una vacuna contra la gripe en el pasado
  • Personas que son alérgicas a los huevos
  • Personas que previamente desarrollaron el síndrome de Guillain-Barré (una reacción reversible que causa la pérdida parcial o completa del movimiento de los músculos, debilidad o sensación de hormigueo en el cuerpo) dentro de las seis semanas posteriores a recibir la vacuna contra la gripe

Nota: Tenga en cuenta que los niños menores de 6 meses no deben recibir la vacuna contra la gripe.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puedo vacunarme contra la gripe?
  • ¿Cómo sé si tengo gripe?
  • ¿Tengo un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la gripe?
  • ¿Qué más puedo hacer para protegerme de la gripe?
  • ¿Qué debo hacer si tengo gripe?
  • ¿Es demasiado tarde para que reciba la vacuna contra la gripe?
  • ¿Puedo vacunarme contra la gripe si no me siento bien?
  • ¿Existen vitaminas o remedios a base de hierbas para la gripe?