Información para padres sobre la vacuna contra el neumococo

Family Doctor Logo

¿Qué es la enfermedad del neumococo?

Una bacteria es la causante de la enfermedad del neumococo y esta puede causar infecciones en los pulmones, en la sangre y en el cerebro. Cada año, la enfermedad del neumococo causa muchos problemas de salud a niños menores de 5 años de edad, entre estos problemas se incluyen la meningitis, las infecciones en la sangre y las del oído.

Los niños menores de 2 años de edad corren mayor riesgo de padecer una enfermedad grave. Hay vacunas disponibles para prevenir esta enfermedad en niños y en adultos.

¿Qué es la vacuna antineumocócica?

La vacuna conjugada antineumocócica (PCV13) es una inyección para niños pequeños y bebés. Ayuda a prevenir la enfermedad del neumococo y también ayuda a evitar que esta se contagie de una persona a otra. Ahora también se está administrando a los adultos mayores.

La protección de la vacuna dura al menos 3 años. Debido a que las infecciones más graves por neumococo suceden durante los primeros 2 años de vida, la vacuna protege a los niños cuando corren un mayor riesgo.

¿Por qué mis hijos deberían recibir esta vacuna?

La vacuna conjugada antineumocócica puede prevenir la enfermedad del neumococo. La bacteria del neumococo se contagia de persona a persona a través del contacto cercano. Las infecciones por neumococo pueden ser difíciles de tratar porque la enfermedad se ha vuelto resistente a algunos de los medicamentos que se utilizan para combatirla. Esto hace que prevenir la enfermedad sea aún más importante.

¿Quién debería ponerse la vacuna conjugada antineumocócica y cuándo?

Lo niños que se encuentren incluidos en el siguiente grupo deberían recibir esta vacuna:

  • Todos los niños menores de 2 años de edad. Los niños pequeños y los bebés sanos deberán recibir 4 dosis de la vacuna conjugada antineumocócica (PCV13) en estas fases de su desarrollo:
    • Una dosis a los 2 meses de edad
    • Otra a los 4 meses de edad
    • La siguiente a los 6 meses de edad
    • Y la última entre los 12 y los 15 meses de edad

Incluso los niños que no obtengan la primera dosis a los 2 meses de edad deberían de recibir esta vacuna. Solicite a su médico que le proporcione más información.

  • También se recomienda para los niños y adultos entre los 2 y los 64 años de edad que tengan ciertas condiciones de salud, y para todos los adultos de 65 años de edad y mayores. La vacuna conjugada antineumocócica (PCV13) se recomienda para los niños entre los 2 y los 5 años de edad que:
    • tienen anemia de células falciformes;
    • tienen daño en el bazo o no lo tienen;
    • tienen un implante coclear;
    • tienen pérdida de líquido cefalorraquídeo, LCR (cerebroespinal fluid, CSF);
    • tienen VIH/SIDA;
    • tienen otras enfermedades que afecten al sistema inmune, tales como la diabetes, el cáncer o enfermedades del hígado;
    • tomen medicamentos que afecten el sistema inmune, tales como la quimioterapia o esteroides.

La cantidad de dosis que necesite un niño dependerá de la edad que tenía cuando empezó a recibir las inyecciones. Pregunte los detalles a su médico.

Es probable que los niños que tengan alguna de las condiciones descritas anteriormente también tengan que obtener una vacuna antineumocócica distinta, la vacuna polisacárida contra el neumococo (Pneumococcal polysaccharide, PPSV23). Pregúntele a su médico si esta recomendación aplica para su hijo.

La vacuna conjugada antineumocócica también puede administrarse al mismo tiempo que otras vacunas que se necesitan en la niñez.

¿Hay algunos niños que no deberían ponerse la vacuna conjugada antineumocócica o quién debería ponérsela cuando tenga más edad?

Los niños que hayan tenido una reacción alérgica grave (mortal) a una dosis anterior de la vacuna no deben ponérsela.

Usualmente, los niños que estén moderada o gravemente enfermos en el momento en que recibirán la inyección deben esperar a recuperarse antes de vacunarse. Los niños que tengan enfermedades menores, como una gripe, pueden vacunarse.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna conjugada antineumocócica?

En ensayos clínicos, la vacuna conjugada antineumocócica se asoció solamente con reacciones ligeras, tales como:

  • sensibilidad o inflamación el sitio de la inyección;
  • fiebre leve;
  • irritabilidad;
  • cansancio o poco apetito;
  • vómitos.

Una vacuna, como cualquier medicamento, puede causar problemas, como una reacción alérgica grave. El riesgo de que esta vacuna cause daños graves o la muerte es extremadamente bajo. Si tiene alguna inquietud, hable con su médico.

¿Qué pasa si mi hijo tiene una reacción moderada o grave? ¿Qué debo buscar?

Busque cualquier afección inusual como una reacción alérgica grave, fiebre alta o un comportamiento poco usual. En caso de que pudiera ocurrir una reacción alérgica grave, usualmente sucede entre los primeros minutos y algunas cuantas horas posteriores a la inyección. Estas son algunas de las señales de una reacción alérgica grave:

  • dificultad para respirar;
  • ronquera o sibilancia;
  • urticaria;
  • palidez;
  • debilidad;
  • ritmo cardíaco rápido;
  • mareos;
  • inflamación de la garganta.

¿Qué debo hacer si mi hijo tiene una reacción?

  • Llame a un médico y lleve a su hijo al médico de inmediato.
  • Informe a su médico lo que sucedió, cuándo sucedió y en qué momento se administró la vacuna.
  • Pídale a su médico, enfermero o departamento de salud que haga un informe sobre la reacción al completar un formulario del Sistema de elaboración de informes de eventos adversos de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS) o llame a VAERS al (800) 822-7967.

¿Cómo puedo obtener más información sobre esta vacuna?

  • Pregúntele a su médico o enfermero. Ellos pueden darle el inserto de un paquete de vacunas y/o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame al programa de vacunación del departamento de salud estatal o local.
    Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) (vea “Otras organizaciones”).

Otras Organizaciones