Síndrome del intestino irritable

¿Qué es el síndrome del intestino irritable (SII)?

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal (GI). Describe un grupo de síntomas que afectan al intestino grueso sin causa conocida. El SII es común y ocurre con más frecuencia en mujeres. Las personas con antecedentes familiares de SII tienen más probabilidades de tenerlo.

Síntomas del síndrome del intestino irritable

Los síntomas comunes del SII incluyen:

  • dolor abdominal y calambres (generalmente aparecen y desaparecen, y el alivio ocurre después de una evacuación);
  • hinchazón y gases;
  • estreñimiento y/o diarrea;
  • sensación de no poder terminar la evacuación, incluso luego de haberlo hecho;
  • mucosidad en las heces.

Los síntomas del SII varían para cada persona. Es posible que tenga algunos o todos los síntomas mencionados anteriormente. Incluso puede tener evacuaciones normales algunos días. La mayoría de las personas tienen síntomas leves, pero algunos pueden ser lo suficientemente graves como para afectar su vida cotidiana.

¿Qué causa el síndrome del intestino irritable?

No hay causas exactas del SII. Los médicos creen que una combinación de problemas en el tracto gastrointestinal puede provocar el SII. Los problemas de salud que se sabe que causan o empeoran el SII incluyen:

  • una falla en cómo su cerebro envía señales a sus intestinos;
  • dificultad para procesar alimentos a través del tracto gastrointestinal;
  • nervios anormales en su tracto GI, que son más sensibles de lo normal;
  • una infección bacteriana en el tracto gastrointestinal;
  • un aumento o cambio de bacterias en el intestino delgado;
  • reacciones a ciertos alimentos o bebidas;
  • problemas de salud mental, como depresión y ansiedad;
  • estrés extremo.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del intestino irritable?

No hay estudios que detecten el SII. Sin embargo, el médico puede buscar un patrón en sus síntomas. Además, su médico puede ordenar estudios para descartar otros problemas. Estas pruebas pueden incluir un análisis de sangre, un análisis de heces, una colonoscopia o radiografías de su tracto GI inferior.

El médico le realizará un examen de su abdomen. Revisará si hay hinchazón, dolor, sensibilidad o sonidos inusuales. El médico le preguntará:

  • si su dolor mejora o empeora después de una evacuación intestinal;
  • con qué frecuencia defeca;
  • cómo se ven sus movimientos intestinales.

Se le puede diagnosticar SII si ha tenido síntomas semanalmente durante 3 meses y los síntomas comenzaron hace al menos seis meses.

Tipos de SII

Existen tres tipos principales de SII.

SII con estreñimiento (SII-E)

En los días con al menos una evacuación anormal, usted tiene:

  • Heces duras o abultadas al menos el 25% del tiempo.
  • Heces sueltas o acuosas menos del 25% del tiempo.

SII con diarrea (SII-D)

En los días con al menos una evacuación anormal, usted tiene:

  • Heces duras o abultadas menos del 25% del tiempo.
  • Heces sueltas o acuosas al menos el 25% del tiempo.

SII mixto (SII-M)

En los días con al menos una evacuación anormal, usted tiene:

  • Heces duras o abultadas al menos el 25% del tiempo.
  • Heces sueltas o acuosas al menos el 25% del tiempo.

¿Se puede prevenir o evitar el síndrome del intestino irritable?

Como no existe una causa única para el SII, no puede prevenirse o evitarse.

Tratamiento para el síndrome del intestino irritable

La mejor manera de tratar el SII es hacer cambios en el estilo de vida. El tratamiento es diferente para cada persona. Es posible que deba probar varias opciones para encontrar cuál es la mejor para usted. El médico lo guiará en las opciones a probar.

  • Una consulta con un nutricionista es útil para obtener consejos sobre alimentos que son fáciles de digerir. Es posible que deba evitar la cafeína, los productos lácteos, algunas frutas y vegetales, los alimentos picantes y grasos y los alimentos elaborados con gluten. Los alimentos con gluten incluyen cereales, pasta y alimentos procesados.
  • Ingiera porciones pequeñas durante todo el día.
  • Incremente la fibra poco a poco.
  • Reduzca su nivel de estrés.
  • Duerma lo suficiente.
  • Haga ejercicio regularmente.
  • Pruebe meditación o terapia.
  • Tome medicamentos. Su médico le aconsejará sobre cuáles pueden funcionar para su tipo de SII.

Vivir con síndrome del intestino irritable

El SII es un problema crónico. Puede disminuir o aumentar, según su estilo de vida. El SII no requiere cirugía y no acortará su vida. Si tiene SII, hable con su médico sobre cómo manejarlo. Los síntomas a menudo mejoran con el tratamiento.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué es un registro de alimentos y cómo ayuda a diagnosticar o controlar el SII?
  • ¿Qué medicamentos se ofrecen para tratar el SII y cuáles son sus efectos secundarios?
  • ¿Cómo puedo lidiar con el SII en curso?
  • ¿El SII está vinculado a alguna otra afección de salud?