Rotavirus

¿Qué es el rotavirus?

El rotavirus es una enfermedad estomacal e intestinal común. Afecta mayormente a bebés y niños pequeños. Es una de las causas más frecuentes de diarrea severa. Casi todos los niños tendrán una infección por rotavirus antes de los 5 años de edad.

El rotavirus es altamente contagioso. Se propaga a través del contacto directo o indirecto con las heces (excremento) de una persona infectada. Puede suceder si toca un objeto, comida o agua contaminados o las manos o la boca de una persona infectada. El virus entra en su cuerpo cuando se toca la nariz o la boca con una mano sucia.

El riesgo de contraer rotavirus es mayor en invierno y primavera (de diciembre a junio). Los adultos pueden contraer la enfermedad, pero sus síntomas no son tan graves por lo general.

¿Cuáles son los síntomas del rotavirus?

Los síntomas incluyen diarrea acuosa, vómitos, fiebre y dolor de estómago. Si su hijo tiene rotavirus, también puede estar débil y llorar más de lo normal. En los casos más graves, la deshidratación (no obtener suficientes líquidos) es uno de los síntomas. La deshidratación ocurre porque la diarrea y los vómitos hacen que su cuerpo pierda líquidos.

Los síntomas de la deshidratación incluyen:

  • Sequedad de boca y garganta.
  • Disminución en el volumen de la orina.
  • Llanto con pocas lágrimas o ninguna.
  • Ojos hundidos o puntos blandos hundidos en la parte superior de la cabeza.
  • Irritabilidad, somnolencia o letargo inusuales.

Cuando ha estado expuesto al rotavirus, los síntomas tardan aproximadamente dos días en aparecer. Los síntomas pueden durar de tres a ocho días.

¿Qué causa el rotavirus?

El rotavirus es parte de la familia de virus Reoviridae, que comúnmente causan enfermedades estomacales y respiratorias. Se propaga a través de las heces (excrementos) de las personas. Si su hijo tiene partículas de rotavirus en la boca, estas pueden enfermarlo. Esto sucede cuando:

  • Las manos de un niño están contaminadas con excremento y se las pone en la boca.
  • Un niño toca objetos o superficies contaminadas, como juguetes, y luego se mete los dedos en la boca.
  • Un niño come alimentos contaminados.

El rotavirus se propaga con facilidad entre bebés y niños pequeños. Luego, pueden contagiar a los cuidadores o familiares con los que tienen contacto cercano.

¿Cómo se diagnostica el rotavirus?

Su médico generalmente puede diagnosticar el rotavirus en su hijo basándose en sus síntomas y en un examen en el consultorio. Si su médico no está seguro, es posible que le pida que traiga una muestra de heces de su hijo. El médico enviará la muestra al laboratorio para examinarla.

¿Puede prevenirse o evitarse el rotavirus?

Una vacuna oral contra el rotavirus ofrece cierta protección contra la enfermedad. Existen dos vacunas diferentes disponibles. Una generalmente se les da a los bebés a los 2 y 4 meses de edad. La otra se da a los 2, 4 y 6 meses de edad. Su médico recomendará la vacuna correcta para su hijo. Su hijo recibirá todas las dosis de la vacuna antes de cumplir los 8 meses.

La vacuna no es 100% efectiva. Los niños se pueden enfermar aun después de recibir la vacuna. Sin embargo, los niños vacunados suelen tener síntomas menos severos que los niños que no recibieron la vacuna.

Más allá de la vacuna, un simple lavado de manos es la mejor prevención. Siempre lávese las manos (y haga que su hijo se lave las manos) antes de comer y después de ir al baño. Siempre lávese las manos después de cambiar un pañal, ya sea que el bebé tenga o no el virus. Si sabe que alguien tiene rotavirus, lávese las manos después de tocar a la persona o cualquier cosa que esta haya tocado. Los niños con la infección deben permanecer alejados de otros niños hasta que termine la diarrea.

Tratamiento del rotavirus

Como el rotavirus es un virus, no puede tratarse con antibióticos. El tratamiento se enfoca en aliviar los síntomas.

Su médico le recomendará un tratamiento para los síntomas del niño, en especial para la fiebre y la diarrea. En los casos graves de la enfermedad, cuando hay deshidratación, su médico hará hincapié en darle más líquidos a su hijo. En casa, puede aumentar la cantidad de líquidos que ingiere su hijo dándole trozos de hielo o paletas. Evite darle a su hijo jugos de frutas o gaseosas, porque pueden empeorar la diarrea. Su médico puede recomendar bebidas especiales para reemplazar los fluidos corporales. Si el problema es grave, es posible que su hijo tenga que ir al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa (le inyectarán líquidos en las venas de su hijo insertándole una aguja pequeña en el brazo).

Vivir con rotavirus

Vivir con rotavirus será desagradable por un corto tiempo para su hijo y para usted, como su cuidador. Su objetivo será que su hijo esté cómodo y mantener el hogar libre de contaminación durante su enfermedad.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si mi hijo tiene rotavirus, ¿durante cuánto tiempo contagiará?
  • ¿Cuál es la mejor manera de darle líquidos a mi hijo?
  • ¿Qué pasa si encuentro sangre en las deposiciones de mi hijo?
  • ¿Es eficaz el lavado de manos con jabón común para combatir la infección?
  • ¿Necesito usar desinfectantes para las manos?
  • ¿Hay alimentos especiales que ayuden a disminuir la diarrea?
  • ¿Debo aplicar un ungüento especial en el trasero de mi hijo para tratar la irritación causada por la diarrea?