Úlceras por presión

¿Qué son las úlceras por presión?

Las úlceras por presión son llagas en la piel causadas por estar en una silla o cama durante la mayor parte del día y la noche. Las úlceras por presión también se llaman escaras o úlceras de decúbito. Las úlceras cambian de aspecto en cuatro etapas. En un principio, se ven rojas. En la etapa 4 (la más grave), son profundas y están abiertas. De hecho, se pueden ver los músculos, huesos, tendones y articulaciones.

Las úlceras por presión suelen desarrollarse sobre las partes huesudas del cuerpo. Son los lugares con poco relleno de grasa. Las úlceras son más comunes en los talones y en las caderas. Otras áreas en riesgo son la base de la columna vertebral (coxis), los omóplatos, la parte de atrás y los lados de las rodillas y la parte posterior de la cabeza. Es más probable que tenga úlceras por presión si está paralizado, utiliza una silla de ruedas o pasa la mayor parte del tiempo en la cama (como en un centro de atención asistida).

Incluso las personas que son capaces de caminar pueden desarrollar úlceras por presión cuando deben permanecer en cama debido a una enfermedad o lesión. Algunas enfermedades crónicas hacen que sea difícil que las úlceras por presión sanen. Eso es porque afectan la circulación sanguínea. Ejemplos de estas enfermedades incluyen la diabetes y el endurecimiento de las arterias.

Síntomas de las úlceras por presión

Las úlceras por presión tienen cuatro etapas. Los síntomas son diferentes en cada etapa:

Etapa 1: La piel afectada se ve roja y puede estar caliente al tacto. La zona también puede arder, doler o picar. En las personas que tienen piel oscura, la úlcera por presión puede tener un tinte azul o púrpura.

Etapa 2: La piel afectada está más dañada. Puede resultar en una herida abierta que se parece a un corte o una ampolla. La piel alrededor de la herida puede decolorarse. La úlcera es muy dolorosa.

Etapa 3: En esta etapa, las úlceras por presión por lo general tienen un aspecto de cráter. Esto se debe al aumento del daño a los tejidos debajo de la superficie de la piel. Esto hace que la herida sea más profunda.

Etapa 4: Este es el tipo más grave de úlcera por presión. La piel y el tejido están muy dañados y se genera una gran herida. En esta etapa puede producirse infección. En la etapa 4 de las úlceras por presión es posible ver los músculos, los huesos, los tendones y las articulaciones.

Si la úlcera por presión se infecta, tardará más tiempo en sanar. La infección puede propagarse al resto del cuerpo. Los signos de infección en el sitio incluyen:

  • Pus espeso, amarillo o verde
  • Mal olor proveniente de la úlcera
  • Enrojecimiento o piel caliente al tacto
  • Hinchazón alrededor de la úlcera
  • Sensibilidad al tacto alrededor de la úlcera

Las señales de que la infección se ha extendido incluyen:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Confusión mental o dificultad para concentrarse
  • Latidos rápidos
  • Debilidad

¿Qué causa las úlceras por presión?

Las úlceras por presión son consecuencia de sentarse o acostarse en una posición durante demasiado tiempo (más de dos horas para úlceras por presión en etapa 1). Esto pone presión sobre ciertas zonas del cuerpo y reduce el suministro de sangre a la piel y el tejido bajo la piel. Si no cambia de posición con frecuencia, el suministro de sangre bajará demasiado y se desarrollará una úlcera.

¿Cómo se diagnostica una úlcera por presión?

Su médico examinará las úlceras y le hará preguntas sobre su historia clínica reciente. También podría considerar el tamaño, la profundidad y el aspecto de la úlcera. El médico se fijará si supura sangre o líquido del sitio. Examinará si la úlcera tiene mal olor. También verificará si presenta úlceras adicionales. Ciertas pruebas también pueden ayudar con el diagnóstico. Estas pruebas podrían incluir un análisis de sangre. Su médico o enfermero insertarán una pequeña aguja en la vena y tomarán una pequeña muestra de sangre para enviar a un laboratorio. Otra prueba implicaría tomar una muestra de tejido alrededor de la úlcera (su médico raspará o cortará una muestra pequeña) y enviarla al laboratorio.

¿Se pueden prevenir o evitar las úlceras por presión?

La mejor manera de prevenir las úlceras por presión es evitar pasar largos períodos de tiempo en una silla o cama. Si no puede girar o moverse, pida ayuda a su cuidador. Si sabe que le realizarán una cirugía y va a pasar largos períodos de tiempo en la cama, prepárese con antelación. Hable con la persona que va a asistir con su cuidado para planificar cómo ayudarlo a moverse.

Además, mantenga la piel saludable. Esto incluye mantener la piel limpia y seca. El agua tibia (no caliente) y un jabón suave pueden ayudar. Aplique cremas hidratantes a la piel para que no se seque demasiado. Si tiene que pasar mucho tiempo en la cama o en una silla de ruedas, revise todo el cuerpo todos los días. Busque manchas, cambios de color u otros signos de úlceras. Preste especial atención a los puntos de presión donde es más posible que se produzcan úlceras.

Si fuma, deje de hacerlo. Las personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar úlceras por presión. El ejercicio puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo. Haga lo que pueda para fortalecer los músculos y mejorar su salud en general. Hable con su médico si le resulta difícil realizar actividad física. Puede recomendarle ejercicios que funcionen para usted. Su médico también puede derivarlo a un fisioterapeuta para obtener ayuda.

Tratamiento de la úlcera por presión

El tratamiento de una úlcera por presión infectada depende de la gravedad de la infección. Si solo la úlcera está infectada, se le puede aplicar una crema antibiótica. Cuando se infectan el hueso o el tejido más profundo, a menudo se requieren antibióticos sistémicos (no tópicos). Los antibióticos se pueden administrar por vía intravenosa (a través de una pequeña aguja insertada en una vena) o por vía oral (por la boca).

Otros tratamientos incluyen:

  • Use almohadillas de espuma para aliviar la presión sobre la úlcera. Colchones especiales, cubiertas de colchones, cuñas de espuma o cojines pueden ayudar a darle apoyo en la cama o en una silla para reducir o aliviar la presión. Evite apoyarse directamente sobre el hueso de la cadera cuando está acostado de lado. Use almohadas debajo de un costado para que su peso se apoye en la parte grasa de los glúteos en lugar de sobre el hueso de la cadera. Además, use almohadas para mantener las rodillas y los tobillos separados. Cuando está acostado sobre la espalda, coloque una almohada debajo de las pantorrillas para separar los tobillos ligeramente de la cama. Cuando está acostado en la cama, cambie de posición por lo menos cada dos horas.
  • Al sentarse en una silla o silla de ruedas, siéntese en posición erguida y recta. Una posición erguida y recta le permite moverse más fácilmente y ayudar a prevenir nuevas lesiones. Cambie de posición cada quince minutos cuando está sentado en una silla o silla de ruedas. Si no puede moverse por sí solo, haga que su cuidador lo ayude a cambiar de posición.
  • Mejore la nutrición para ayudar a curar la úlcera.
  • Mantenga una buena higiene. Las úlceras en etapa 1 pueden limpiarse con agua y jabón suave. Las úlceras en etapa 2 pueden limpiarse enjuagando el área con una solución de agua y sal. El agua salada remueve el líquido extra y el material suelto. Su médico o enfermero pueden mostrarle cómo limpiar las úlceras por presión en etapa 1 y 2. Es probable que ellos deban limpiar las úlceras por presión en etapa 3 y 4 debido a su gravedad.

Vivir con úlceras por presión

Vivir con úlceras por presión significa hacer planes para moverse y girar con frecuencia. Además, significa mantener una buena higiene. Las úlceras por presión deben mantenerse tapadas con una venda o apósito. A veces, se usa una gasa. La gasa se mantiene húmeda y debe cambiarse al menos una vez al día. Nuevos tipos de apósitos incluyen una película transparente y un apósito hidrocoloide. Un apósito hidrocoloide es una venda hecho de un gel que se amolda a la úlcera por presión y ayuda a promover la curación y el crecimiento de la piel. Estos apósitos pueden dejarse durante varios días.

El tejido muerto (que puede verse como una costra) en la úlcera puede interferir con la curación y generar una infección. Hay muchas maneras de eliminar el tejido muerto de la úlcera por presión. Enjuagar la úlcera cada vez que cambia la venda es útil. Hay apósitos especiales que ayudan al cuerpo a disolver el tejido muerto por su propia cuenta. El apósito debe dejarse puesto durante varios días.

Otra forma de eliminar el tejido muerto es poner vendas de gasa húmeda sobre la úlcera y dejar que se sequen. El tejido muerto se pega a la gasa y se elimina al retirarla. Para las úlceras de presión más graves, un médico debe extirpar quirúrgicamente el tejido muerto.

La eliminación de tejido muerto y la limpieza de la llaga pueden doler. El médico puede sugerir un analgésico para que usted tome de treinta a sesenta minutos antes de cambiar el apósito.

Una buena nutrición es importante porque ayuda al cuerpo a sanar la herida. Si usted no recibe suficientes calorías, proteínas y otros nutrientes (vitamina C y zinc ayudan a sanar las heridas), su cuerpo no será capaz de curarse. El médico, un enfermero o un nutricionista pueden darle consejos sobre una dieta saludable. Asegúrese de informar a su médico si ha bajado o aumentado de peso recientemente.

A medida que una úlcera por presión se cura, lentamente se hace más pequeña y drena menos líquido. En la parte inferior de la úlcera comienza a crecer tejido nuevo y sano. Este nuevo tejido es de color rojo claro o rosado y se ve abultado y brillante. Ver estos signos de curación puede demorar de dos a cuatro semanas de tratamiento.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué debo hacer si un ser querido o yo estamos en riesgo de contraer úlceras por presión y somos demasiado pesados ​​para girar y movernos?
  • ¿Una cama de hospital ajustable ayuda a reducir el riesgo de úlceras por presión?
  • ¿Se puede morir a causa de una úlcera por presión infectada?
  • ¿Una úlcera del pie diabético es lo mismo que una úlcera por presión?