Úlceras por presión

Última actualización noviembre 2020 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Robert “Chuck” Rich, Jr., MD, FAAFP

¿Qué son las úlceras por presión?

Las úlceras por presión son úlceras en la piel. Son causadas por estar confinado a una cama o silla de ruedas casi todo el tiempo. A veces se les llama escaras o úlceras por presión. Las úlceras por presión suelen desarrollarse sobre las partes huesudas del cuerpo. Son los lugares con poco relleno de grasa. Las llagas son comunes en los talones y las caderas. Otras áreas en riesgo son la base de la columna vertebral (coxis), los omóplatos, la parte de atrás y los lados de las rodillas y la parte posterior de la cabeza.

Las personas que necesitan permanecer en cama o en silla de ruedas durante mucho tiempo tienen un mayor riesgo de desarrollar úlceras por presión. Esto puede incluir a las personas paralizadas y a las que no pueden levantarse por sí mismas. Pero incluso algunas personas con enfermedades y lesiones a corto plazo pueden desarrollar úlceras por presión. Las llagas pueden aparecer si tienen que permanecer en la cama o en una silla de ruedas mientras se curan. Por último, algunas enfermedades crónicas (de larga duración) dificultan la curación de las úlceras por presión. Estas incluyen la diabetes y el endurecimiento de las arterias.

Síntomas de las úlceras por presión

Las úlceras por presión pasan por 4 etapas.

  • Etapa 1. Durante esta etapa, el área de la llaga se ve roja. Puede sentirse caliente al tacto. Puede arder, doler o escocer. En las personas con piel oscura, la úlcera por presión puede tener un tinte azul o púrpura.
  • Etapa 2. Durante esta etapa, el área está más dañada. La llaga puede estar abierta. Puede parecer un corte o una ampolla. La piel alrededor de la herida puede decolorarse. La llaga es dolorosa.
  • Etapa 3. Durante esta etapa, la llaga tendrá un aspecto de cráter. Esto se debe a un mayor daño debajo de la superficie. Esto hace que la herida sea más profunda.
  • Etapa 4. Esta es la etapa más grave. La piel y el tejido están muy dañados. La llaga se convierte en una gran herida. Puede haber infección. Es posible ver los músculos, los huesos, los tendones y las articulaciones.

Las úlceras por presión infectadas tardan mucho en sanar. La infección puede propagarse también al resto del cuerpo. Los signos de infección en el sitio incluyen:

  • Pus espeso, amarillo o verde
  • Mal olor proveniente de la úlcera
  • Enrojecimiento o piel caliente al tacto
  • Hinchazón alrededor de la llaga
  • Sensibilidad alrededor de la llaga

Las señales de que la infección se ha extendido incluyen:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Confusión mental o dificultad para concentrarse
  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Debilidad

¿Qué causa las úlceras por presión?

Las úlceras por presión se producen en la piel por sentarse o acostarse en una misma posición durante demasiado tiempo. Es importante saber que una úlcera por presión puede comenzar rápidamente. De hecho, puede ocurrir una llaga de la Etapa 1 si permanece en la misma posición por tan solo 2 horas. Esto pone presión sobre ciertas zonas del cuerpo y reduce el suministro de sangre a la piel y al tejido bajo la piel. Si no cambia de posición con frecuencia, el suministro de sangre bajará demasiado y se desarrollará una llaga o úlcera.

¿Cómo se diagnostican las úlceras por presión?

Su médico le hará un examen físico para observar las llagas. Examinará el tamaño y la profundidad de la llaga y verá si sale sangre o líquido de la llaga. Examinará si la úlcera tiene mal olor. También verificará si presenta úlceras adicionales.

Las pruebas pueden ayudar a diagnosticar las úlceras por presión o sus complicaciones. Estas pruebas podrían incluir un análisis de sangre. También se puede estudiar con una muestra de tejido de la llaga. Esto se hace raspando o cortando un poco la llaga. Esa muestra se envía al laboratorio para examinarla.

¿Se pueden prevenir o evitar las úlceras por presión?

La mejor manera de prevenir las úlceras por presión es evitar pasar largos períodos de tiempo en una silla, silla de ruedas o cama. Si no puede moverse por su cuenta, haga arreglos para que alguien, como un familiar, amigo o cuidador lo ayude a hacerlo.

Si tiene que pasar mucho tiempo en la silla, una silla de ruedas o la cama, revise todo el cuerpo todos los días. Busque manchas, cambios de color u otros signos de úlceras. Preste especial atención a los puntos de presión, donde es más posible que se produzcan úlceras. Nuevamente, si no puede mirar por su cuenta, pídale a alguien que lo ayude.

Otra forma de evitar las úlceras por presión es mantener la piel sana. Esto incluye mantenerla limpia y seca. Lávela con jabón suave y agua tibia. No use agua caliente. Aplique loción con frecuencia.

Incluso pequeñas cantidades de ejercicio pueden ayudar a prevenir las úlceras por presión. Esto se debe a que el ejercicio mejora el flujo sanguíneo, fortalece los músculos y mejora su salud en general. Hable con su médico si le resulta difícil realizar actividad física. Puede sugerirle ciertos ejercicios. Su médico también puede derivarlo a un fisioterapeuta. Pueden mostrarle cómo hacer ejercicios que se adapten a su estado de salud actual.

Por último, si fuma, deje de hacerlo. Fumar aumenta su riesgo de padecer úlceras por presión.

Tratamiento de las úlceras por presión

El tratamiento depende de la gravedad de la lesión. Si la llaga está infectada, es posible que pueda tratarla aplicando una crema antibiótica en el área. Si el hueso o los tejidos más profundos están infectados, es posible que necesite antibióticos. Estos se pueden tomar por boca (vía oral) o por inyección o por vía intravenosa.

Otras cosas que pueden ayudar incluyen:

  • Moverse con frecuencia. Cuando en la cama, cambie de posición por lo menos cada dos horas. Si está sentado, cambie de posición cada 15 minutos. Pida ayuda si es necesario.
  • Use almohadillas de espuma para aliviar la presión sobre la úlcera. Los colchones especiales, fundas de colchones, cuñas de espuma o cojines del asiento brindan apoyo en la cama o en una silla. En la cama, evite apoyarse directamente sobre el hueso de la cadera cuando está acostado de lado. Puede ser útil usar almohadas debajo de un costado para que su peso se apoye en la parte grasa de los glúteos en lugar de sobre el hueso de la cadera. Si está acostado sobre la espalda, coloque una almohada debajo de las pantorrillas para separar los tobillos ligeramente de la cama.
  • Al sentarse en una silla o silla de ruedas, colóquese en posición erguida y recta. Esto le permite moverse más fácilmente y ayuda a prevenir nuevas llagas.
  • Mejore su nutrición.Esto ayudará a curar la llaga.
  • Mantenga una buena higiene. Las úlceras en Etapa 1 pueden limpiarse con agua y jabón suave. Limpie las llagas de la Etapa 2 con una solución de sal y agua. El agua salada remueve el líquido extra y el material suelto. Su médico o enfermero pueden mostrarle cómo limpiar las úlceras por presión en Etapa 1 y 2. Es posible que tengan que limpiar las úlceras por presión en Etapa 3 y 4 debido a su gravedad.

Vivir con úlceras por presión

Vivir con úlceras por presión requiere de un plan para moverse y girar con frecuencia. Siempre se requerirá buena higiene. Las úlceras por presión deben mantenerse tapadas con una venda o apósito. A veces, se usa una gasa. La gasa debe cambiarse una vez al día. Los nuevos tipos de apósitos incluyen una película transparente y un apósito hidrocoloide. Un apósito hidrocoloide es un vendaje hecho de gel. Se amolda a la llaga y favorece la curación y el crecimiento de la piel. Estos apósitos pueden dejarse durante varios días.

El tejido muerto en la llaga puede interferir con la cicatrización y provocar una infección. El tejido muerto parece una costra. Para eliminar el tejido muerto, enjuague la llaga cada vez que cambie el vendaje. Hay apósitos especiales que ayudan al cuerpo a disolver el tejido muerto por su propia cuenta. El apósito debe dejarse puesto durante varios días. Otra forma de eliminar el tejido muerto es poner vendas de gasa húmeda sobre la úlcera y dejar que se sequen. El tejido muerto se pegará a la gasa hasta haberse ido por completo. Para las úlceras de presión más graves, un médico debe extirpar quirúrgicamente el tejido muerto.

La eliminación de tejido muerto y la limpieza de la llaga pueden ser dolorosos. Su médico puede sugerir un analgésico. Tómelo de 30 a 60 minutos antes de cambiar el apósito.

Una alimentación saludable ayuda a curar las llagas. Asegúrese de consumir la cantidad adecuada de calorías y proteínas todos los días. Los nutrientes también son importantes, incluida la vitamina C y el zinc. Pídale consejo a su médico sobre una dieta saludable. Asegúrese de informarle si ha perdido o ganado peso recientemente.

A medida que cicatrizan las úlceras por presión, se hacen más pequeñas y drena menos líquido. En la parte inferior de la úlcera comienza a crecer tejido nuevo y sano. Este nuevo tejido es rojo claro o rosa. Se ve abultado y brillante. El tratamiento puede tomar de 2 a 4 semanas antes de que vea signos de curación.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué debo hacer si yo o un ser querido tenemos úlceras por presión y pesamos demasiado para movernos?
  • ¿Una cama de hospital ajustable ayuda a reducir el riesgo de úlceras por presión?
  • ¿Se puede morir a causa de una úlcera por presión infectada?
  • ¿Una úlcera del pie diabético es lo mismo que una úlcera por presión?
  • ¿Se pueden tener úlceras por presión por estar sentado en la misma posición en el trabajo durante más de 2 horas seguidas?