Flujo vaginal

Descripción general

¿Es normal el flujo vaginal?

Sí. Las glándulas dentro de la vagina y el cuello uterino producen pequeñas cantidades de líquido. Este líquido fluye fuera de la vagina cada día y transporta células viejas que han revestido la vagina. Esta es la manera que tiene el cuerpo de mantener la vagina sana y limpia. El flujo es, por lo general, de color claro o lechoso y no tiene mal olor.

El color y el espesor del flujo cambian con el ciclo mensual. El flujo es más espeso cuando ovula (cuando uno de los ovarios libera un óvulo), cuando amamanta o cuando está excitada sexualmente.

Síntomas

¿Qué cambios podrían ser signo de un problema?

Los cambios que podrían señalar un problema incluyen un aumento en la cantidad de flujo, un cambio en el color o en el olor del flujo y la irritación, comezón o ardor en la vagina o alrededor de esta. Esto se llama vaginitis. El flujo manchado con sangre cuando no está teniendo su periodo también podría ser signo de un problema. Si tiene alguno de estos signos, debe hablar con su médico.

También debe prestar atención a los síntomas de infecciones por hongos en forma de levadura, vaginosis bacteriana y tricomoniasis, tres infecciones que pueden provocar cambios en el flujo vaginal.

Signos de las infecciones por hongos en forma de levadura:

  • Flujo blanco, similar al color del queso de cuajada ("cottage").

  • Hinchazón y dolor alrededor de la vulva.

  • Comezón intensa.

  • Relaciones sexuales dolorosas.

Signos de vaginosis bacteriana:

  • Flujo vaginal blanco, gris o amarillento.

  • Olor a pescado, que es más intenso después de las relaciones sexuales o después de lavarse con jabón.

  • Comezón o ardor.

  • Enrojecimiento leve e hinchazón de la vagina o la vulva.

Signos de la tricomoniasis:

  • Flujo acuoso y burbujeante, amarillento o verdoso.

  • Olor desagradable.

  • Dolor y comezón al orinar.

  • Más notorio después de los periodos.

Causas y factores de riesgo

¿Qué puede provocar cambios en el flujo vaginal?

Los cambios pueden producirse si el equilibrio normal de las bacterias saludables (gérmenes) en la vagina se altera. Muchos factores pueden perturbar el equilibrio de una vagina sana, incluidos el lavado vaginal, los aerosoles de higiene femenina, determinados jabones o baños de burbujas, los antibióticos, la diabetes, el embarazo o las infecciones.

¿Cómo puede ser perjudicial el lavado vaginal?

Es posible que las sustancias químicas en los lavados vaginales irriten la vagina y cambien el equilibrio normal de gérmenes en la vagina. El lavado vaginal también puede propagar una infección al útero y aumentar el riesgo de tener enfermedad inflamatoria pélvica (PID, por sus siglas en inglés). La PID es una infección de las trompas de Falopio que puede hacer que no pueda tener hijos.

El lavado vaginal no es necesario para mantener el cuerpo limpio. Es posible que, por lo general, los olores que note vengan de afuera de la vagina (vulva). Mantener esta área limpia con jabón suave y agua puede prevenir olores.

¿Qué es una infección por hongos en forma de levadura?

A menudo, se encuentran pequeñas cantidades de hongos en forma de levadura en una vagina sana. Pero si crecen demasiado, pueden provocar una infección por hongos en forma de levadura. Las infecciones por hongos en forma de levadura, por lo general, no se contagian de una pareja sexual. Tiene más probabilidades de tener una infección por hongos en forma de levadura si está usando antibióticos, está embarazada, tiene diabetes o si permanece acalorada y sudorosa por períodos prolongados. Algunas mujeres tienen infecciones por hongos en forma de levadura con frecuencia, sin ningún motivo aparente.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

Por lo general, la vaginosis bacteriana es provocada por la bacteria Gardnerella vaginalis. El porqué de la presencia de esta infección en algunas mujeres no está claro. Es probable que no se contagie de una pareja sexual.

¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es provocada por un organismo que se llama Trichomonas vaginalis. Usted puede estar infectada pero no tener signos durante mucho tiempo. Los posibles signos de tricomoniasis se enumeran en el recuadro a continuación. La tricomoniasis, por lo general, se contagia por tener relaciones sexuales sin condón con alguien que tenga la infección.

¿Qué sucede con otras infecciones?

Dos infecciones de transmisión sexual, la clamidia y la gonorrea, también pueden provocar flujo vaginal. Estas son infecciones del cuello uterino provocadas por bacterias. A veces, es posible que el único síntoma sea el aumento del flujo vaginal. Ambas infecciones pueden recibir tratamiento con inyecciones o píldoras antibióticas.

Tratamiento

¿Debe mi pareja sexual recibir tratamiento?

A veces. Hable con su médico si es sexualmente activa. Es posible que también necesite evitar tener relaciones sexuales o usar condones hasta que haya recibido tratamiento.

¿Cómo se tratan las infecciones por hongos en forma de levadura?

Las infecciones por hongos en forma de levadura se tratan, por lo general, con un medicamento que se coloca dentro de la vagina. Las infecciones por hongos en forma de levadura también pueden tratarse con medicamentos orales.

Si tiene infecciones por hongos en forma de levadura con frecuencia, su médico podría sugerirle que utilice un medicamento que pueda comprar sin receta médica. Pero si tiene alguna pregunta sobre la causa de la vaginitis, debe llamar a su médico. Además de una infección por hongos en forma de levadura, muchos otros factores pueden provocar vaginitis.

¿Cómo se trata la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana se trata con medicamentos antibióticos, por lo general, con una píldora.

¿Cómo se trata la tricomoniasis?

Por lo general, se trata con antibióticos orales.

Prevención

Consejos para prevenir la vaginitis

  • Después de usar el inodoro, siempre límpiese desde adelante hacia atrás. Es posible que esto ayude a prevenir que las bacterias del área rectal lleguen a la vagina.

  • Use ropa interior de algodón durante el día. El algodón permite que el área genital "respire". No use ropa interior por la noche.

  • Evite usar pantalones ajustados, pantimedias, trajes de baño, calzas para ciclismo o leotardos por períodos prolongados.

  • Cambie su detergente de lavandería o suavizante de tela si cree que podría estar irritando el área genital.

  • El látex en los condones y en los diafragmas, y los geles que matan los espermatozoides que se usan como métodos anticonceptivos pueden ser irritantes para algunas mujeres. Si cree que alguna de estas cosas es un problema para usted, hable con su médico sobre otros tipos de métodos anticonceptivos.

  • Evite las tinas calientes.

  • Báñese o dúchese diariamente y séquese el área genital con palmaditas.

  • No se haga lavados vaginales.

  • Evite los aerosoles de higiene femenina, el papel higiénico de color o perfumado, las toallas desodorantes o los tampones, y los baños de burbujas.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de los cambios en mi flujo vaginal?

  • ¿Necesito realizarme pruebas, como por ejemplo pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual?

  • ¿Qué significan los resultados de mi prueba?

  • Teniendo en cuenta la causa de mis síntomas, ¿qué tratamiento recomienda?

  • ¿Necesitaré tomar medicamentos? ¿Cómo debo tomarlos?

  • ¿Cuándo puedo esperar que se alivien mis síntomas?

  • ¿Mi pareja sexual necesita tratamiento?

  • ¿Es seguro para mí tener relaciones sexuales?