Esclerodermia

Última actualización marzo 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

¿Qué es la esclerodermia?

La esclerodermia es un trastorno autoinmune poco frecuente formado por un grupo de enfermedades. Hay 2 tipos de esclerodermia: localizada y sistémica. La esclerodermia localizada afecta principalmente a la piel. La esclerodermia sistémica afecta la piel, así como los vasos sanguíneos y los órganos internos.

La esclerodermia hace que su cuerpo produzca demasiado colágeno. El colágeno es una proteína que forma los tejidos conectivos, como la piel. Cuando tiene demasiado colágeno, su piel se puede estirar, espesar y endurecer. También puede dañar los órganos internos, como el corazón, los pulmones y los riñones.

Síntomas de la esclerodermia

Dentro de la esclerodermia localizada existen 2 formas:

  • Con una forma, los síntomas comienzan con manchas rojas en la piel, que se espesan y se transforman en áreas duras y ovaladas. Después, las manchas se vuelven blancas en el medio con bordes morados. Las manchas suelen aparecer en el pecho, el estómago y la espalda, pero también pueden aparecer en la cara, los brazos y las piernas. Es posible que tenga uno o más parches, que pueden variar en tamaño desde media pulgada hasta 12 pulgadas de diámetro.
  • Con la otra forma, el síntoma principal es una línea o banda de piel que se espesa y cambia de color. Esta línea puede aparecer en su brazo, pierna o frente. La esclerodermia lineal es más común en los niños.

Dentro de la esclerodermia sistémica, existen 2 formas:

  • La esclerodermia limitada progresa gradualmente. Afecta la piel de los dedos, las manos, los antebrazos, las piernas y la cara. Hace que los parches de piel se vuelvan gruesos y firmes y cambien de color. Las personas que tienen esto también pueden tener la enfermedad de Raynaud o problemas con la acidez estomacal frecuente. La esclerodermia limitada también puede afectar los pulmones, el esófago y los vasos sanguíneos.
  • La esclerodermia difusa progresa rápidamente. Los síntomas incluyen fatiga, pérdida de apetito e inflamación y dolor en las articulaciones. Puede afectar la piel de todo el cuerpo, provocando que se hinche y se ponga tensa, brillante y con comezón. Con el tiempo, su piel puede volver a la normalidad. La esclerodermia difusa también puede dañar los órganos internos, como los intestinos, los pulmones, los riñones y el corazón.

¿Qué causa la esclerodermia?

Se desconoce la causa exacta de la esclerodermia. Ocurre cuando su sistema inmunológico ataca los tejidos y/u órganos de su cuerpo.

¿Cómo se diagnostica la esclerodermia?

Su médico le preguntará acerca de sus antecedentes médicos. También le realizará un examen físico y buscará cambios en la apariencia de su piel. Es posible que su médico desee extraer una pequeña muestra de piel (biopsia) para observarla con un microscopio. También puede ordenar un análisis de sangre para detectar anticuerpos u otras pruebas para ver si algún órgano interno se ha visto afectado. Todo esto ayuda a determinar si tiene esclerodermia.

¿Se puede prevenir o evitar la esclerodermia?

No puede prevenir o evitar la esclerodermia.

Tratamiento de la esclerodermia

Su médico elegirá el tratamiento adecuado para usted según su tipo y síntomas. El tratamiento se centra en aliviar los síntomas y prevenir más daños. Los posibles tratamientos incluyen medicamentos, como cremas para la piel. También puede recomendar cambios en la dieta y el estilo de vida. Su médico puede sugerir terapia física u ocupacional para ayudarlo a controlar su dolor. La cirugía estética puede ayudar a disminuir los efectos de la esclerodermia en su piel.

La esclerodermia localizada a veces desaparece por sí sola. Si la esclerodermia ha causado daño interno, su médico puede trabajar con especialistas para tratar su afección. Por ejemplo, si la esclerodermia afecta su corazón, su médico trabajará en estrecha colaboración con un especialista del corazón (cardiólogo).

Vivir con esclerodermia

No existe cura para la esclerodermia. Lo mejor que puede hacer es trabajar con sus médicos para controlar los síntomas y prevenir complicaciones. Además, hay cosas que puede hacer por su cuenta que pueden ayudar.

Si tiene problemas en la piel, trate de mantenerla suave e hidratada. Aplique lociones con frecuencia, use protector solar al aire libre y use un humidificador en casa. Evite los productos para la piel ásperos, así como las duchas y baños calientes.

Si tiene acidez estomacal u otros problemas digestivos, intente comer comidas pequeñas y frecuentes. No se recueste justo después de comer. Evite las comidas picantes, el alcohol, la cafeína y otras cosas que desencadenan la acidez estomacal.

Si tiene la enfermedad de Raynaud, puede aliviar los síntomas al:

  • No fumar
  • Usar ropa abrigada, incluidos calcetines y guantes, si es necesario
  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Evitar las cosas que causan mayor estrés o ansiedad

Hable con su médico sobre otras formas de ayudar a mejorar el flujo sanguíneo, incluidos los medicamentos. También puede recetarle medicamentos para tratar manchas, llagas y lesiones en la piel.

Asegúrese de comunicarse con su médico si tiene síntomas o problemas de salud nuevos o que empeoran.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tipo de esclerodermia tengo?
  • ¿Qué hace que mi esclerodermia sea leve o grave?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para reducir los brotes que no impliquen medicamentos?
  • ¿Qué tipo de tratamiento funcionará mejor para mí?
  • ¿Existe algún medicamento que yo debería tomar?
  • ¿Necesitaré ver a algún especialista?
  • ¿Cuáles son las posibles complicaciones de la esclerodermia?
  • ¿La esclerodermia es hereditaria? ¿La puedo transmitir a mis hijos?
  • ¿Hay algún grupo de apoyo que pueda recomendar?