Dolor pélvico crónico

¿Qué es el dolor pélvico crónico?

El dolor pélvico crónico es dolor en la región pélvica (el área debajo del ombligo y encima de las caderas). Se considera crónico si dura al menos 6 meses. El dolor puede ser constante o puede ir y venir. Puede sentirse como un dolor sordo, o puede ser agudo. El dolor puede ser leve o puede ser lo suficientemente fuerte como para interferir con las actividades cotidianas normales.

Síntomas del dolor pélvico crónico

El síntoma principal del dolor pélvico crónico es el dolor en sí. La frecuencia con la que siente el dolor y la gravedad varía. Depende de la persona y de lo que está causando el dolor. Una mujer puede sentirlo durante las relaciones sexuales. Otra persona puede sentirlo solo después de comer. Puede ir y venir, o estar presente todos los días.

¿Qué causa el dolor pélvico crónico?

Algunas de las causas más comunes de dolor pélvico crónico incluyen:

Afecciones ginecológicas

  • Endometriosis: Cuando el tejido que normalmente crece dentro del útero crece en otras partes del cuerpo, se llama endometriosis. Puede invadir los ovarios, la pelvis, la vejiga u otras áreas. Cuando tiene su período, este tejido se hincha y sangra, al igual que el revestimiento de su útero. A menudo esto resulta doloroso. Se puede formar tejido cicatricial en su área pélvica.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica: La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) es una infección en los órganos reproductores femeninos (útero, trompas de Falopio y ovarios). Normalmente, el cuello uterino (que se abre al útero) evita que las bacterias en la vagina se propaguen a estos órganos. Si el cuello uterino está expuesto a una infección de transmisión sexual (ITS), como la gonorrea o la clamidia, se infecta. Esto permite que las bacterias viajen a los órganos internos. Puede hacer que los órganos se inflamen y se infecten. Cuando esto sucede, las trompas de Falopio de la mujer pueden dañarse. Lo que causa dolor y dificulta el embarazo.
  • Fibromas: Los fibromas son crecimientos benignos (no cancerosos) en la pared muscular del útero. Estos crecimientos pueden ser muy pequeños o tan grandes como un melón. A menudo son dolorosos.
  • Remanente ovárico: Durante una histerectomía completa, se extirpan el útero y los ovarios. A veces, queda una pequeña parte del ovario y pueden desarrollarse quistes dolorosos.

Otras afecciones médicas

  • Síndrome de colon irritable: El síndrome del intestino irritable (SII) es un problema doloroso en los intestinos. Con el SII, los intestinos se aprietan demasiado o no lo suficiente. Esto hace que los alimentos se muevan demasiado rápido o demasiado lento a través de los intestinos.
  • Cistitis intersticial: La cistitis intersticial es un problema crónico de vejiga. Las personas con cistitis intersticial tienen una pared de la vejiga inflamada e irritada (roja y con dolor). Esta inflamación puede cicatrizar la vejiga o endurecerla. Una vejiga rígida no puede expandirse a medida que la orina la llena. En algunos casos, las paredes de la vejiga pueden sangrar un poco. Algunas personas tienen llagas en el revestimiento de la vejiga.
  • Abuso sexual pasado o presente: Si ha sido víctima de abuso sexual, es más probable que experimente dolor pélvico crónico.

¿Cómo se diagnostica el dolor pélvico crónico?

Su médico le hará preguntas sobre su salud pasada y presente. Le preguntará sobre enfermedades o problemas relacionados con la salud en su familia. Se le puede pedir que describa el tipo de dolor que tiene, dónde se ubica y qué tan fuerte es. Dígale a su médico todo lo que pueda sobre lo que causa que el dolor mejore o empeore. Su médico puede preguntarle:

  • ¿El dolor está relacionado con su ciclo menstrual?
  • ¿Está relacionado con las evacuaciones intestinales?
  • ¿Duele durante la micción o la actividad sexual?
  • ¿Ha tenido una infección?
  • ¿Ha tenido alguna cirugía en su área pélvica?

Es posible que su médico también quiera realizar algunas pruebas para ayudar a hacer el diagnóstico.

¿Qué tipos de pruebas se pueden realizar?

Una serie de pruebas pueden ayudar a su médico a encontrar la causa de su dolor. Su historial y examen físico lo ayudarán a decidir qué pruebas hacer, si es que son necesarias. Estas pueden incluir análisis de sangre, pruebas urológicas o radiografías. En algunos casos, su médico puede necesitar realizar una cirugía menor, como la laparoscopia. La laparoscopía es un procedimiento en el cual el médico inserta un tubo delgado e iluminado en su abdomen para observar sus órganos pélvicos.

Tratamiento del dolor pélvico crónico

El tratamiento depende de su problema particular. Su médico la ayudará a determinar qué forma de tratamiento es adecuada para usted. Las posibles opciones de tratamiento incluyen:

  • Detener la ovulación (la liberación de óvulos del ovario). Esto se puede hacer con píldoras anticonceptivas o inyecciones.
  • Uso de analgésicos antiinflamatorios no esteroideos. Estos incluye ibuprofeno (una marca: Motrin) o naproxeno (una marca: Aleve).
  • Ejercicios de relajación, biorretroalimentación (tratamiento para controlar estados emocionales mediante dispositivos electrónicos) y fisioterapia.
  • Cambios de postura.
  • Actividad física regular.
  • Antibióticos.
  • Terapia.

En raras ocasiones, es necesaria una cirugía si los médicos pueden ver anormalidades pélvicas.

Vivir con dolor pélvico crónico

Nunca es fácil vivir con un dolor crónico. Si los métodos tradicionales de alivio del dolor no funcionan para usted, existen alternativas. Su médico puede ayudarla a encontrar una manera de controlar su dolor. A veces, el dolor crónico responde a un bloqueo nervioso que puede bloquear el dolor durante un período prolongado de tiempo. A veces, la fisioterapia o la pérdida de peso pueden ayudar. Solo sepa que hay esperanza. Siga explorando las opciones de manejo del dolor hasta que encuentre la que más le convenga. Nunca querrá tomar opioides para el dolor crónico.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi dolor pélvico?
  • ¿Necesito alguna prueba, como ecografía o radiografías?
  • ¿Qué significan los resultados de mi prueba?
  • Según la causa de mi dolor, ¿cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuál de estas opciones de tratamiento me recomienda? ¿Por qué?
  • ¿Cuándo puedo esperar un alivio del dolor?
  • ¿Debo hacer algún cambio de estilo de vida en casa para ayudar a aliviar mi dolor?