Conmoción

Conmoción

¿Qué es una conmoción cerebral?

Una conmoción cerebral es un tipo de traumatismo craneoencefálico (TCE). La mayoría de las veces, se produce cuando la persona se golpea la cabeza. También puede darse como consecuencia de un golpe en el cuello o el cuerpo. Esto provoca movimientos violentos de la cabeza que sacuden el cerebro. Aunque la conmoción sea leve, puede tener efectos graves. Puede dañar las neuronas y afectar sustancias químicas del cerebro y el cuerpo.

Síntomas de una conmoción cerebral

La mayoría de las veces, las personas que sufren una conmoción permanecen despiertas. A veces, pueden perder la consciencia. Es posible que note los síntomas de inmediato, o varias horas o días después. Algunos de los síntomas de una conmoción cerebral son los siguientes:

  • dolor de cabeza o presión en la cabeza
  • problemas para concentrarse
  • pérdida de memoria
  • aturdimiento
  • confusión
  • problemas de equilibrio o mareos
  • visión borrosa
  • problemas de audición
  • respuesta lenta a preguntas
  • náuseas
  • sensibilidad a la luz o al ruido
  • cambios en el estado de ánimo o el comportamiento
  • cambios en el sueño, como tener problemas para quedarse dormido o dormir más de lo habitual

Busque ayuda de inmediato si usted o alguien que conoce tienen los siguientes problemas:

  • empeoramiento de los síntomas, como el dolor de cabeza
  • vómitos frecuentes
  • incapacidad de despertarse
  • confusión constante
  • problemas para hablar, caminar o hacer contacto visual
  • debilidad o entumecimiento en los brazos o las piernas
  • pérdida de consciencia
  • convulsiones

¿Qué produce una conmoción cerebral?

Los deportes son la principal causa de conmoción cerebral. Pueden producirse durante una práctica o un juego. Cualquier golpe en la cabeza, el cuello o el cuerpo puede causar una conmoción. Esto puede suceder en una caída, un choque o un accidente.

Más de la mitad de las consultas en las salas de urgencias por traumatismos craneoencefálicos se dan en niños de entre 5 y 18 años. Las conmociones cerebrales se pueden producir en casi cualquier deporte o actividad. Los más relacionados con este tipo de lesión son:

  • fútbol americano
  • baloncesto
  • futbol
  • béisbol
  • ciclismo

¿Cómo se diagnostica una conmoción cerebral?

Póngase en contacto con su médico si tiene síntomas de una conmoción cerebral después de haberse golpeado la cabeza, el cuello o el cuerpo. El médico le pedirá más información sobre la lesión y los síntomas. Es posible que verifiquen sus sentidos, su equilibrio, sus reflejos, su memoria y sus capacidades de razonamiento. En algunos casos, el médico indicará pruebas para escanear su cerebro. Algunas de ellas son la tomografía computada o la resonancia magnética nuclear. Con estos procedimientos, se toma una imagen del cerebro y se verifica que no haya hemorragias, inflamación o fracturas.

¿Se puede prevenir o evitar una conmoción cerebral?

No existen garantías a la hora de prevenir conmociones cerebrales. Sin embargo, usted puede reducir los riesgos.

  • Aprenda técnicas adecuadas para practicar su deporte o actividad.
  • Siga todas las reglas de seguridad.
  • Utilice los equipos de protección correctos para practicar deportes. Asegúrese de que le queden bien y de que estén en buenas condiciones.
  • Use cinturón de seguridad en el automóvil.
  • Use casco si monta en bicicleta o motocicleta.
  • Mantenga su casa libre de riesgos que puedan causar tropiezos o caídas.

Tratamiento de las conmociones cerebrales

Si usted ha sufrido una conmoción cerebral, su cerebro necesita tiempo para sanar. Es importante descansar mucho. Haga una pausa en sus actividades físicas. También debería tomar un descanso mental. Esto implica no leer, no mirar televisión ni utilizar teléfonos o computadoras. Es posible que tenga que permanecer en su hogar sin asistir al trabajo ni a la escuela durante un tiempo. Hable con su médico acerca de cuándo puede volver a su rutina habitual.

Mientras se recupera, deberá hacer lo siguiente:

  • Beber mucho líquido, como agua.
  • Comer sano.
  • Dormir lo suficiente.
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Evitar operar vehículos o máquinas.
  • Evitar actividades que puedan empeorar los síntomas o afectar su equilibrio. Esto incluye subir a aviones, trenes o barcos.
  • Consulte con su médico si puede o debe tomar medicamentos.

Al sufrir una conmoción cerebral, sus emociones pueden cambiar. Puede sentir frustración, enojo, tristeza o confusión. Hable con su médico, sus familiares y sus amigos sobre lo que siente. Ellos pueden darle apoyo.

Vivir con una conmoción cerebral

La mayor parte de las personas mejoran después de una conmoción cerebral y no presentan daños a largo plazo. No obstante, la lesión conlleva el riesgo de padecer el síndrome conmocional. Este síndrome puede causar síntomas que duran desde meses hasta años. Un ejemplo son los problemas de memoria continuos.

No retome sus actividades antes de recuperarse por completo. Un segundo golpe en la cabeza, aunque sea leve, puede resultar peligroso. Podría presentar una rara enfermedad llamada “síndrome del segundo impacto”. Se trata de una rápida inflamación del cerebro que puede producir la muerte.

Sufrir una conmoción cerebral lo pone en riesgo de sufrir otras en el futuro. Cuanta más conmociones sufra, peor puede resultar. El daño cerebral se acumula y provoca otras lesiones cerebrales.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puedo tener una conmoción cerebral sin darme cuenta?
  • ¿Qué debo hacer si mis síntomas empeoran?
  • ¿Cuándo puedo volver a mi rutina normal, incluida la práctica de deportes?
  • Después de una conmoción cerebral, ¿cuál es mi riesgo de tener otra?

Anuncio