Clamidia

Clamidia

¿Qué es la clamidia?

La clamidia (Chlamydia trachomatis) es una infección de transmisión sexual (ITS). Las ITS también son conocidas como enfermedades de transmisión sexual (ETS). La clamidia es una infección bacteriana que afecta tanto a hombres como a mujeres. La clamidia también puede transmitirse de la madre al recién nacido durante el parto.

Síntomas de la clamidia

En las primeras etapas de la enfermedad, no suele haber síntomas. La mayoría de las personas no saben que la padecen. Esos síntomas pueden aparecer de 1 a 3 semanas después de la exposición a la infección bacteriana. Pueden incluir:

  • Dolor al orinar (sensación de ardor)
  • Dolor en la parte inferior del abdomen
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Secreción vaginal en las mujeres
  • Períodos irregulares en las mujeres
  • Secreción del pene en los hombres
  • Dolor en los testículos en los hombres
  • Dolor rectal, secreciones y hemorragias en hombres y mujeres que tienen actividad sexual anal.
  • Artritis reactiva, tanto en hombres como mujeres (artritis que se desarrolla a partir de una infección)

Una de las peores consecuencias de la clamidia es que puede dañar la fertilidad de una mujer, lo cual dificulta quedar embarazada. También puede causar un embarazo ectópico (embarazo que se desarrolla fuera del útero). Un embarazo ectópico extremadamente grave puede llevar a la muerte de la mujer.

¿Qué causa la clamidia?

La clamidia es causada por mantener relaciones sexuales sin protección (vaginales, anales u orales) con una persona que tiene la infección. También se puede propagar con solo tocar los genitales de una persona infectada.

¿Cómo se diagnostica la clamidia?

Su médico tomará una muestra de bacterias de sus genitales. En el caso de las mujeres, el médico tomará una muestra (con un hisopo de algodón largo) del interior de la vagina. Para los hombres, tomará la muestra de la punta del pene. También puede ser necesario un análisis de orina. Esto involucra orinar en un tarro que le facilitarán en el consultorio. La muestra de orina se envía a un laboratorio, donde se la analiza. Si está embarazada, su médico puede realizarle pruebas de clamidia aunque no tenga síntomas de la enfermedad. La clamidia puede ser extremadamente peligrosa para un recién nacido.

¿Se puede prevenir o evitar la clamidia?

Usted puede reducir su riesgo de contraer clamidia si le solicita a su pareja que use condón. Sin embargo, como la enfermedad puede propagarse con solo tocar los genitales de la pareja, mantenga contacto sexual con personas que conozca. Limite la cantidad de compañeros sexuales. Si usted está pensando en usar un espermicida como método anticonceptivo, tenga en cuenta que los espermicidas que contienen nonoxinol-9 pueden causar irritación genital. Esto puede aumentar el riesgo de contraer una ETS. Sin embargo, usar un condón con nonoxinol-9 es mejor que no usar condón alguno.

Las mujeres de 25 años o menos que mantengan cualquier tipo de relación sexual (oral, vaginal o anal) deben realizarse análisis de ITS con regularidad. Las mujeres deben evitar las duchas vaginales (una forma de higiene vaginal). Esto reduce las bacterias “buenas” de la vagina y aumenta el riesgo de infección.

Si tiene clamidia, debe informárselo a cualquier persona con la que tenga contacto sexual.

Tratamiento de la clamidia

Si tiene clamidia, se la puede tratar con antibióticos. Su médico le recetará una píldora que se toma por vía oral. Es posible que su pareja también necesite someterse a análisis y tratamientos. Informe a su médico si usted es alérgico a cualquier tipo de antibiótico. Complete el tratamiento con antibióticos. No vuelva a tener contacto sexual durante 7 días después de haber terminado todos los medicamentos. Informe a su médico si presenta fiebre o dolor de estómago mientras toma el medicamento. También informe a su médico si está o podría estar embarazada.

Vivir con clamidia

Si no se trata, la clamidia puede diseminarse a otras partes del cuerpo. Esto puede causar daños adicionales. Por ejemplo, si se extiende a los ojos, puede causar infecciones oculares y ceguera. En las mujeres, la infección puede propagarse al útero y las trompas de Falopio (parte del sistema reproductivo de la mujer). La infección puede causar cicatrices en esta zona. Esto puede causar infertilidad. También puede causar un embarazo ectópico. Si la infección se transmite a un bebé recién nacido a través de un parto vaginal, puede causar neumonía, una infección ocular e incluso ceguera en el bebé. En los hombres, la clamidia puede extenderse a los testículos y la próstata. Esto puede causar hinchazón, dolor al orinar, fiebre y dolor en la parte inferior de la espalda.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿La clamidia puede reaparecer una vez que ha sido tratada y no he tenido más relaciones sexuales?
  • ¿Los antibióticos pueden eliminar cualquier daño permanente provocado por la clamidia?
  • ¿Existe algún tipo de medicamento preventivo que puede tomarse antes de la exposición a la enfermedad?

Anuncio