Descripción general

¿Qué es la clamidia?

La clamidia es una bacteria (germen) que una persona puede contraer mediante el contacto sexual con una persona que tiene la infección. Las madres que tienen clamidia durante la última parte de su embarazo también pueden transmitirla a los bebés recién nacidos. La clamidia es una de las infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) más comunes en los Estados Unidos.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la clamidia?

A menudo, la clamidia no provoca ningún síntoma, en especial en las primeras etapas de la infección. Muchas personas incluso no se dan cuenta de que tienen la infección. Es más probable que los síntomas se presenten de 1 a 3 semanas después de la exposición y pueden incluir:

  • Dolor al orinar (a menudo, una sensación de ardor).

  • Dolor en la parte inferior del abdomen.

  • Dolor durante las relaciones sexuales.

  • Flujo vaginal en las mujeres.

  • Periodos irregulares en las mujeres.

  • Dificultad para quedar embarazada.

  • Secreción del pene en los hombres.

  • Dolor en los testículos en los hombres.

Causas y factores de riesgo

¿Cómo puedo contraer esta infección?

Usted puede contraer clamidia a través del contacto sexual con una persona que tiene clamidia. Tiene un mayor riesgo de contraer clamidia si ha tenido relaciones sexuales con una nueva pareja, si ha tenido muchas parejas sexuales, si ha tenido una pareja que tuvo muchas parejas sexuales o si no usa un condón todas las veces que tiene relaciones sexuales.

También es posible que una madre que tiene la infección transmita la clamidia a su bebé durante el parto.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico si tengo clamidia?

Es posible que su médico pase un hisopo por el interior de la vagina en las mujeres y en el extremo del pene en los hombres. La muestra se envía al laboratorio y se examina para detectar la clamidia. También es posible que su médico ordene un análisis de orina para determinar si usted tiene clamidia. Si es mujer, es posible que la examine para detectar si tiene clamidia si está embarazada, incluso si no tiene signos de la infección. La clamidia es perjudicial para los recién nacidos y puede provocar neumonía o una infección ocular (que podría provocar ceguera).

Tratamiento

¿Cómo se trata la clamidia?

La clamidia se trata con antibióticos. Por lo general, estos antibióticos se dan en forma de píldora. Si usted tiene clamidia, es importante que informe a cualquier persona con la cual haya tenido relaciones sexuales que usted tiene esta infección, así también pueden recibir tratamiento.

Informe a su médico si tiene alguna alergia a antibióticos y/o, si es mujer, si hay alguna probabilidad de que pudiera estar embarazada. Asegúrese de terminar todos los antibióticos y no tenga relaciones sexuales hasta que usted y su(s) pareja(s) sexual(es) hayan terminado de tomar los antibióticos. Si tiene fiebre o dolor de estómago fuertes mientras toma los antibióticos, informe a su médico de inmediato.

Complicaciones

¿Qué puede suceder si no se trata la clamidia?

Si la clamidia se deja sin tratar, puede propagarse a distintas partes del cuerpo y provocar daños adicionales. Si la clamidia se propaga a los ojos, puede provocar infecciones oculares y ceguera. En las mujeres, la infección puede propagarse al útero y a las trompas de Falopio. La infección puede formar cicatrices en esas áreas y provocar esterilidad o un embarazo ectópico (un embarazo que se produce fuera del útero). Si una madre que tiene la infección la transmite a su bebé, puede provocar neumonía o una infección ocular que podría producir ceguera. En los hombres, la clamidia puede propagarse a los testículos y a la próstata. Esto puede provocar hinchazón, dolor al orinar, fiebre y dolor en la parte baja de la espalda.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir otra infección por clamidia?

Conozca a las personas con las que tiene contacto sexual. Limite la cantidad de personas con las cuales tiene contacto sexual. Use siempre un condón. Si está pensando en usar un espermicida, tenga en cuenta que los espermicidas que contienen nonoxinol-9 pueden provocar irritación genital y pueden aumentar, de hecho, su riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (STI). Sin embargo, usar un condón con nonoxinol-9 es mejor que directamente no usar condón.

Las mujeres de 25 años o menos que tienen o han tenido relaciones sexuales de cualquier tipo (sexo oral, vaginal o anal) deben consultar a su médico de manera periódica para realizarse exámenes de detección de la clamidia y de otras STI. Las mujeres deben también evitar el lavado vaginal debido a que reducir la cantidad de bacterias buenas presentes en la vagina y podría aumentar el riesgo de tener una infección.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Qué tratamiento es mejor para mí?

  • ¿Cuánto durará mi tratamiento?

  • ¿Hay alguna forma de evitar que le transmita la clamidia a mi novio/novia?

  • Estoy embarazada. ¿Corre mi bebé algún peligro?

  • ¿Estoy en riesgo de contraer alguna otra infección de transmisión sexual?

  • ¿Hay algo que pueda hacer en el hogar para ayudar a aliviar mis síntomas hasta que los medicamentos empiecen a actuar?

  • ¿Debe mi pareja realizarse la prueba para detectar la clamidia?